viernes, 30 de noviembre de 2007

Soldado Universal

Si alguien supo leer en los soldados, fueran del signo que fueran, defendieran la bandera que defendieran, fue Buffy Sainte-Marie. Hoy he debido oír esta canción unas diez veces, porque la verdad es que es impresionante. No me extraña que la llamen El himno del pacifismo...
Esta canción se llama Universal Soldier, y seguramente más de uno la conocéis por la versión de Donovan. Sin desmerecerla, me quedo con la versión original de esta cantautora a la que adoro.

He's five feet two and he's six feet four - He fights with missiles and with spears
Mide cinco pies con dos, y seis pies con cuatro - lucha con misiles y lanzas
He's all of 31 and he's only 17 - He's been a soldier for a thousand years

Tiene ya 31, y aún tiene sólo 17 - Ha sido soldado durante mil años

He's a Catholic, a Hindu, an atheist, a Jain, - a Buddhist and a Baptist and a Jew

Es católico, hindú, ateo, jainista - budista, baptista y judío
and he knows he shouldn't kill and he knows he always will

y sabe que no debería matar, y sabe que siempre lo hará
kill you for me my friend and me for you

Matarte por mí, amigo mío, y matarme por ti

And he's fighting for Canada, he's fighting for France, - he's fighting for the USA,

Y lucha por Canadá, lucha por Francia - Lucha por los EEUU
and he's fighting for the Russians, and he's fighting for Japan,

Y lucha por los rusos, y lucha por Japón
and he thinks we'll put an end to war this way

Y piensa que así terminaremos con la guerra

And he's fighting for Democracy or fighting for the Reds - He says it's for the peace of all

Y lucha por la democracia o lucha por los rojos - dice que es por la paz de todos
He's the one who must decide who's to live and who's to die

Es él quien debe decidir quién vive y quién muere
and he never sees the writing on the wall

Y nunca presta atención a la frase en la pared

But without him how would Hitler have condemned him at Dachau

Pero sin él como podría Hitler haberles condenado en Dachau
Without him Caesar would have stood alone

Sin él César hubiera estado solo
He's the one who gives his body as a weapon in a war - and without him all this killing can't go on

Él es quien da su cuerpo como arma en la guerra - y sin él no podríamos seguir con los asesinatos

He's the universal soldier and he really is to blame

Él es el soldado universal y es a él a quien culpamos
His orders come from far away no more

Sus órdenes ya no vienen de alguien remoto
They come from him, and you, and me - and brothers can't you see

Vienen de él, de ti y de mí - y, hermanos, ¿acaso no veis
this is not the way we put an end to war...

que este no es el camino para acabar con la guerra?...

Hay un dato curioso. He encontrado que hay una versión en euskera de esta canción titulada Ekaitza, por parte de Benito Lertxundi, en cuyo disco NO aparece el nombre de Buffy Sainte-Marie como autora. Curioso y punible, por cierto.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Heavy de elfos oscuros

¡Esos Angwen!


La pedazo de cantante Celébnar nos dejó haciendo los cuernos una hora después. Había que vernos cantando el lamento sindar mientras nos forzábamos el brazo hacia abajo, como Peter Sellers en Teléfono Rojo...


Y como todo buen grupo que se precie, tenéis a vuestras groupies y fans. Yo colgaré en el cabecero de mi cama al jodidamente sexy Tindomeréndil... Me he quedado sin saber si tus ojos son así de espectaculares cuando no llevas lentillas. ¡Eres la Liz Taylor del heavy!


Besos a los ithilienses, en especial a Celébnar por sus fotos de mathom (nenaaaaaaaa) y a aquellos que aguantaron la Atemporal y le pusieron ofrendas a Cúrumo... ¡Sé que existen fotos de nuestro ídolo rodeado de bolsitas de té! ¡Las quiero ya!

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Baboso

Pero qué grima, por Eru...

De vez en cuando te cruzas con uno. Parecen una raza aparte. Desde el primer momento en que intercambias una palabra con él, sabes que es uno de ellos. Lo peor es cuando no puedes huír, por mucho que lo desees, porque el deber te ata temporalmente a aguantarlo.

El primer comentario suele llevar palabras como 'morenaaa' o 'preciosaaa' acompañadas de repugnantes caídas de ojos. Y eso que voy tapada como una puñetera seglar, que si llevase menos ropa, no sé qué sería de mí. Si es que me falta el rosario para parecer una monja, leñe.
Más tarde intenta tocarte, aunque sea con el hombro, o rozarte al pasar por las puertas... kimochiwarui... si es que se me ponen los pelos como escarpias sólo de recordarlo... yo, que no aguanto que nadie desconocido y menos de esa calaña se me refrote en las puertas y los pasillos...

Y lo peor es cuando te lo encuentras día tras día en el autobús urbano, y parece que entra detrás de ti aposta, para sentarse a tu lado, porque casualmente no hay nadie sentado solo para que su silenciosa compañía te libere del baboso. Y ni hablar de quedarte de pie, porque parece que está esperando los baches, el muy anormal, con los ojos fijos en ti.
Bueno, suspiras y te sientas, hoy no está en la parada. Pero está en la siguiente. Me cago en la leche que mamó Beethoven... sube y se sienta a tu lado. Piensas en comprarte un maniquí, como Bukowski, y sentártelo al lado en el bus. Te calzas el MP3 y te aíslas del mundo.

Pero lo que no aguanto, lo que me hace escalar la náusea por el esófago, es cuando se hace el dormido y te apoya la cabeza en el hombro aprovechando una curva. ¡WAAAAAAGH! ¡NO PUEDO CON ESO! Cualquiera que lo haya intentado de mis conocidos habrá sufrido mi famoso gruñido borde '¡no te me acurruques!' con los dedos y el ánimo crispados. Sólo permito a muy contadísimas personas, casi todas familia y mis mejores amigas, a quedarse recostadas en mi hombro. Me da una grima que te pasas. Por Eru, que alguien se lo lleve y le dé unos electroshocks...

Findûriel, hartita del pesado de las nueve y media de la mañana.

martes, 27 de noviembre de 2007

Regreso desde el puerto

Te busqué cuando llegué a Pelargir y allí estabas. Me recibiste con un abrazo, un apretón fuerte de los brazos amigos que siempre me habían hablado de calor.

Compartimos risas, comida, achuchones y canciones. Te reíste conmigo, me reí contigo y, por qué no decirlo, de ti. Es que hicimos el payaso una barbaridad. Hacía bueno, aunque te empeñabas en encogerte contra las brisillas de Pelargir.

Vi el lago al día siguiente, porque al llegar estaba tan oscuro que no se sabía qué secretos guardaban las sombras del puerto. Deshice la maleta ese mismo día, porque necesitaba sacar las galas. No recuerdo si tú las llevabas aquella noche, porque todos resplandecimos juntos bajo la luz de esas lámparas tan hermosas. Además nos reímos tanto que los ojos nos chispeaban. Quizá cuando mire las fotos, los vídeos, pueda comprobarlo.

Se hacía de noche sin notarlo. Me veías correr cuesta arriba, cuesta abajo, y no decías nada, aunque te vi vigilar mis pasos vacilantes mientras me olvidaba de la llave una y otra vez. Bebimos juntos, no sé si brindamos alguna vez, pero sí te vi muy cerca, entonando los mismos sones que yo. Algunos heroicos, otros absurdos, y otros (por qué no decirlo) completamente embriagados. Fuera del tiempo, a mucha distancia del mundo conocido, rodeados de unas fronteras de caminos angostos y gigantescas vacas Pelargirenses, nos volvimos hacia nosotros mismos y te vi. Por primera vez, por segunda vez, por decimocuarta. Pero te vi.

Eso es lo grande de las merith. Que estamos juntos, muy juntos, casi casi hasta que podemos contarnos las pestañas. Y eso fue lo grande de Pelargir, que fuimos una familia, una tribu, un mundo en miniatura, constantemente asombrados por el devenir de la historia a nuestro alrededor. Por el desarrollo de nuestra propia eternidad.

Del mismo modo me despediste, con una presa sincera y llena de atenciones hasta el final. Aunque es un 'hasta luego', ¿verdad?

Gracias por compartirlo conmigo. Sí, tú, sabes quién eres.

¿O no? ;)

Findûriel, incapaz en este momento de escribir una crónica. Post literario para quien quiera.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Juarrillos o Guiomar

Puede que no escriba en unos cuantos días, porque me voy de Mereth a Sevilla, concretamente a esta mereth (yokatta!!), pero no podía dejar de hablar de este tema.

El 22 de diciembre se abrirá definitivamente la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona. El tramo que recorre Madrid-Segovia-Valladolid, que irá más tarde a lugares como Bilbao, Gijón o Santander, se ha inaugurado esta semana pasada, con aspavientos, celebraciones y confusiones.

La estación está situada en un paraje segoviano, a unos 3 km de mi casa, que se llama Juarrillos. La carretera no está preparada, así como tampoco prepararon cuando hicieron la AP61 un puente para los romeros de la ermita de Juarrillos, advocada a San Antonio de Padua. Tuvieron que hacer (mal) este puente unos meses después debido al peso de la tradición que tiene la Romería de Juarrillos el día de San Juan. Pero es una auténtica vergüenza cómo lo dejaron todo, el puente es estrechísimo y el camino lo revolvieron y se llena de barros a la mínima.

Como en todas las romerías, se camina. Se va al alba a la misa de San Antonio, con posterior comida y procesión a las cinco de la tarde, donde se canta su popular romance de los pajaritos. Algo muy peculiar de esta celebración es que en ella se bailan la Rueda y las Seguidillas (baile muy famoso porque con la vigorosidad de la danza y sus saltos era cuando los mozos podían ver los picos de las enaguas a las mozas) y que, seguidamente, tras una noche de celebración, el sol sale dando vueltas.

¿Habíais oído algo parecido? ;)

La historia de Juarrillos es bastante triste. Durante la Guerra Civil española al pueblo que ostentaba el nombre de Juarrillos desapareció debido a los constantes y cruentos bombardeos. Tanto, tanto, que no queda ni una mísera pared en pie. Sus habitantes fueron o aniquilados o emigrados a otros lugares. Tan sólo resiste la ermita, incólume y con sus leyendas mágicas y humildes, a la que nos acercamos de vez en cuando, bien de romería, bien a coger moras y perifollos.

Pero parece que Juarrillos, con toda su tradición y toda su triste historia, no es un nombre apropiado para una cochina estación de tren.


A alguien, no sabría decir quién, se le ha ocurrido que la estación se llame Guiomar, en recuerdo de una amante madrileña de Machado. Muchos segovianos nos preguntamos el por qué de esta decisión. Machado vivió en Segovia, y dio clases de francés, pero ¿Qué tenían de malo, por ejemplo: Blas Zambrano, Lecea, Colmenares, el Arcipreste o Quevedo, que al menos dedicaron unos sus vidas, otros sus líneas, a Segovia? ¿Qué tiene que ver una señora madrileña, por cierto bastante soberbia, prepotente y narcisista, con la tierra de Segovia, que ni vivía en esta ciudad?

¿Qué tiene de malo el humilde nombre de Juarrillos, el paraje donde se enclava la estación?

Ea, al final pasará lo que pasa muchas veces (y ojalá, pero qué pena): que los segovianos la seguiremos llamando la Estación de Juarrillos. Y a mucha honra, por cierto. A mucha honra.

lunes, 19 de noviembre de 2007

Hoy el mundo es bueno

Estoy sentada viendo cómo llueve, mientras devoro a mordiscos un trozaco de fuet así, despreocupadamente. He bailado el Kung foo fighting con mi hermano menor en el pasillo y a oscuras, y ahora una pizza está en camino a mi casa (a.k.a. a mi estómago).

He caminado bajo esa lluvia con los pies congelados. He encontrado una preciosa moneda coreana entre cientos de céntimos roñosos de euro. He presenciado una genial discusión entre dos empollones (como lo era yo a su edad) a la salida del conservatorio, donde se peleaban por la manejabilidad de la trompeta y el fagot, por sus escalas y sus boquillas. He comido coca-colas de gominola mientras el cielo se volvía Azul Segovia entre los arcos del Acueducto.

He entregado un trabajo de bordado que la madre que lo parió. Ayer me regalaron Mr Bliss y un libro epistolar de Bukowski (gracias, Nightmary!) después de que mis padres vinieran a verme al Alcázar y me invitasen a un Normando y un helado de choco-chocolate para merendar.

He ayudado a una niña a ponerse la mochila en el autobús y no me ha llamado señora a pesar de llevar el uniforme de urraca. He visto a mi prima Irene después de un montón de tiempo. He visto Akihabara @ Deep y me ha encantado. Naruto Shipuuden anime ha llegado a Shino. He achuchado el peluche de Hitsugaya. Estoy planeando qué meter en la maleta para el viernes. He encontrado el regalo perfecto para un compromiso pendiente.

Pero, como dice Rimbaud:
Hay, al fin, cuando se tiene hambre y sed, alguien que nos echa.

Mañana veremos. Mientras tanto hoy démosle alas a la euforia.

sábado, 17 de noviembre de 2007

De Rían y Húor (fragmento)


¡Lacho calad!¡Drego morn!1

Oscura es la hora en que los gritos comienzan. Al menos la esperanza, al ver marchar aun desconfiado a Turgon, alienta el ánimo cansado de Huor. Rechaza un par de oleadas más, luego escucha con ansia el estruendo del otro flanco.
Su hermano se seca la mejilla, aprovechando el breve receso. Las tropas en derredor parecen aguantar bastante bien. La sangre le molesta, siempre lo hace. El menor lo observa en silencio mientras el mayor se mancha aún más al restregarse con la manga. Le escala por la garganta una sonrisa, pero los nervios y el furor de la batalla que los rodean se la ahogan en la lengua. Los ojos le bailan hacia la espesura.


Húrin mira a Huor, que exhala violentas columnas de vaho desde el rostro ennegrecido de sangre y barro, y siente que las fuerzas le flaquean por un instante. Las palabras que dirigiera a Turgon2 le dan miedo aun ahora, porque no las comprende. A veces la sabiduría de su hermano le asusta. Respira hondo y mira al frente de nuevo, no quiere sembrar la duda en el menor por su súbita tristeza.
Los sonidos de batalla se acercan cada vez más. Son fuego y roca los que avanzan. Los Edain repelen una oleada, después la siguiente. Huor ha visto al replegarse los puentes sobre el Sirion, los cadáveres apilados sobre los que los malditos cruzan la corriente hacia ellos. Piensa en el cuerpo menudo de su mujer, y la espada le pesa como si fueran ciento. Alza el filo y golpea, una, dos, cien veces. Febril, desesperado, junta la espalda con la de su hermano, que lucha como siempre a su lado.
Caen aquel que ensillara su caballo, aquel que llevara el estandarte a la salida de Dor-Lómin, también aquel que le ofreciera agua a su cansada garganta, y aquel que se asombrara con la llegada de Turgon… Huor los ve gemir, retorcerse, perder aliento, quedarse quietos. Hunde los pies en el barro, repele otro filo sucio. No sabe si la tierra está empapada de lluvia o de sangre.

Húrin gruñe, la espada hundida hasta la empuñadura. Da un fuerte tirón para liberarla. No le gusta la espada, ni aun ahora. Mira en derredor, se abalanza, despedaza, grita. Su presencia es terrible. Sus hombres se abaten como espigas maduras, con los pies cercenados, con las gargantas abiertas. Sabe que no saldrá de allí, pero la luz le brilla en la frente. Aún está en pie, aún está en pie. Se asienta con firmeza sobre los tobillos, balancea el cuerpo robusto. Aún no le han vencido.


[1] ¡Resplandezca el día! ¡Huya la noche!: recuerdan el grito de batalla lanzado por los Edain del Norte en el Narn I Chîn Húrin (Cuentos Inconclusos, p. 89 / UT 1 II La infancia de Túrin:65)
[2] Húrin y Huor hacen retirarse y salvarse a las tropas de Turgon mientras les aseguran la retaguardia. Antes de despedirse, y para convencerlo de que abandone la batalla, Huor le dice a Turgon “Esto os digo, señor, con la mirada de la muerte: aunque nos separemos aquí para siempre y yo no vuelva a ver vuestros muros blancos, de vos y de mí se levantará una nueva estrella. ¡Adiós!”. La nueva estrella sería Eärendil, hijo de Tuor e Idril (hija de Turgon) (S,QS,XX:22)

jueves, 15 de noviembre de 2007

Presencia hobbit en Segovia

Escudo nobiliario de los Sacovilla, en Torres de Abajo.

martes, 13 de noviembre de 2007

Un cuento medieval - Anathea -

Lazlo Feher robó un semental, lo robó de la Montaña Nublada
Y lo buscaron y lo cogieron, y en cadenas de hierro lo ataron.

A Anathea llegó la noticia d
e que su hermano estaba en prisión.
"Traedme oro y seis buenos caballos, compraré la libertad de mi hermano".

"Juez, oh juez, libere a mi hermano, le daré el oro y la plata."
"Yo no quiero tu oro y plata, quiero tus dulces favores."

"Anathea, oh, mi hermana, ¿Te has vuelto loca de pena?
él te robará tu honor, y me colgará de la horca."

Anathea no lo escuchó, derecha se fue hacia el juez.
A medianoche en sus brazos escuchó gruñir la horca.

"Maldito seas, cruel juez, trece años pases sangrando.
Trece doctores no puedan curarte, trece drogas no alivien tu dolor."

"Anathea, Anathea, no salgas hacia la fronda.
Allá entre los pinos verdes tu hermano cuelga en la horca."


Canción de Neil Roth y Lydia Wood. Es la inspiración principal para el 'Curses' de Bob Dylan, y en este caso se trata de una actuación en Hootenanny de la maravillosa voz soprano del folk Judy Collins.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Tolkien, la muerte y las flores.

Porque hoy tengo tres temas, tres...


El primero de ellos se trata de una noticia triste para el mundo del folklore en general, y de la Jota Castellana en particular. Ayer falleció, a la edad nada desdeñable de 93 años, Mariano San Romualdo, el Silverio mayor vivo de la estirpe de músicos y danzantes. Si hace poquito os contaba que le habían puesto una calle en su barrio, ahora lamentamos su muerte. Desde los once años tocaba la dulzaina, y yo bailé a sus sones muchas veces.
Seguro que ahora está en el cielo del folklore tocando con Agapito...

El periódico traía también una noticia extremadamente emocionante. Enmarcado en la celebración del Mercado Barroco de San Ildefonso, se va a celebrar un festival de cine en La Granja. Y vendrá... tatatachán... ¡¡¡Alan Lee!!! (ovaciones y pañuelitos al aire)
Es una gran oportunidad para conocerlo, para apretarle en las manos los ejemplares ilustrados y pedirle pleeeeaaase una firma y si eso un bosquejillo... Yo ya estoy averiguando fechas y haciendo cábalas. A ver si me sirve de algo conocer a la gente del ayuntamiento y a algunos del Parador...

Y respecto a las flores... Respondiendo al post de Flordesombra sobre la lluvia de Malvina Reynolds, le dejo aquí las flores de Pete Seeger... Otra canción donde se refleja en lo sencillo y lo cotidiano el terrible salvajismo de la raza humana...
Es una de las canciones pacifistas más famosa del mundo, y una verdadera joya del folk americano. Incluso Marlene Dietrich hizo famosa una versión en alemán del tema (algo así como Sag Mir Wo Die Blumen Sind) y gente como Peter, Paul and Mary, The Kingston Trio o Joan Baez también la han cantado.

Where have all the flowers gone, long time passing?
¿Dónde fueron todas las flores? Tanto tiempo ha pasado
Where have all the flowers gone, long time ago?
¿Dónde fueron todas las flores? Hace tanto ya...
Where have all the flowers gone? Young girls have picked them everyone.
¿Dónde fueron todas las flores? Las muchachitas las cortaron todas
Oh, when will they ever learn? Oh, when will they ever learn?
Oh, ¿Cuándo aprenderán? Oh, ¿Cuándo aprenderán?
Where have all the young girls gone, long time passing?
¿Dónde fueron todas las muchachas? Tanto tiempo ha pasado...
Where have all the young girls gone, long time ago?
¿Dónde fueron todas las muchachas? Hace tanto ya...
Where have all the young girls gone? Gone for husbands everyone.
¿Dónde fueron todas las muchachas? Se casaron todas ya.
Oh, when will they ever learn? Oh, when will they ever learn?
Oh, ¿Cuándo aprenderán? Oh, ¿Cuándo aprenderán?
Where have all the husbands gone, long time passing?
¿Dónde han ido los maridos? Tanto tiempo ha pasado...
Where have all the husbands gone, long time ago?
¿Dónde han ido los maridos? Hace tanto tiempo ya...
Where have all the husbands gone? Gone for soldiers everyone
¿Dónde han ido los maridos? Se han hecho todos soldados.
Oh, when will they ever learn? Oh, when will they ever learn?
Oh, ¿Cuándo aprenderán? Oh, ¿Cuándo aprenderán?
Where have all the soldiers gone, long time passing?
¿Dónde han ido todos los soldados? Tanto tiempo ha pasado...
Where have all the soldiers gone, long time ago?
¿Dónde han ido los soldados? Hace tanto tiempo ya...
Where have all the soldiers gone? Gone to graveyards, everyone.
¿Dónde han ido los soldados? A la tumba han ido todos.
Oh, when will they ever learn? Oh, when will they ever learn?
Oh, ¿Cuándo aprenderán? Oh, ¿Cuándo aprenderán?
Where have all the graveyards gone, long time passing?
¿Qué ha sido de los cementerios? Tanto tiempo ha pasado...
Where have all the graveyards gone, long time ago?
¿Qué ha sido de los cementerios? Hace tanto tiempo ya...
Where have all the graveyards gone? Covered in flowers, everyone.
¿Qué ha sido de los cementerios? Están todos cubiertos de flores.
When will WE ever learn? When will WE ever learn?
¿Cuándo APRENDEREMOS? ¿Cuándo APRENDEREMOS?

Y el vídeo también tiene historia: es de 1993, de un concierto homenaje a Raimon que se dio en el Palau Sant Jordi. Ahí tenemos a Pete todo viejillo cantando con su nieto y también cantautor Tao Rodríguez Seeger. Pone los pelos como escarpias, a mí al menos.



domingo, 11 de noviembre de 2007

En la sombra

Trabajar en la sombra normalmente no conforta. Ser de los de la lista adjunta tampoco. A no ser que estés hecho de esa pasta especial que hace que te sientas orgulloso de los resultados por haber colaborado en ellos, no por el número de palmaditas que recibas en la espalda y de besos que te lleves en las mejillas.
Trabajar sin firma tampoco conforta. A no ser que el artículo no sea firmado por nadie. Más que nada porque el día de mañana te puedes topar con que alguien que no ha currado se puede llevr los laureles y aparecer en los rotativos. Sirva de ejemplo para aquellos que quieren compartir, esto: sobrellevar el peso de, un trabajo en equipo para el instituto o la universidad.

Algunas veces te consuela pensar en que qué caray, si todo ha salido bien no sirve de nada quejarse en vano -en vanidad-. Más que nada pensando en que hubo y habrá tiempos peores en los que el dolor te paralice y te impida hacer sonreír, o en que la apatía reine en general -en führer- y no haya ni una onda en la laguna de los tesoros.
Ser anónimo en un mar de nombres es jodido en estos tiempos de números de serie y marcas distintivas, que lo único que acentúan es la soledad del individuo entre una masa de seres iguales. Porque incluso los números que te identifican son también la marca del pastor, un trámite que te convierte en una oveja. Al menos ahora las pintan, antes las aherrojaban.

Rellenas la hoja de las ideas tanto que estas se escapan, y sigues escribiendo en la mesa, en las paredes, en el suelo. Pero las palabras están hechas de agua y no tienen hogar, así que se volatilizan, yendo al lugar donde viven los caracteres borrados en un texto informático y los borradores de mail, junto con los proyectos inacabados que ocupan demasiada memoria. Entonces, aunque no gastas papel -más árboles para el norte, un árbol menos en la Amazonia- te dan pena las palabras que escribes para que mueran ¿Bellas por ser efímeras? Y un huevo. Las palabras que no llegan a su destino son feas.
Por eso acumulas hojas en sucio, agendas antiguas, etiquetas de cerveza -medio llena si ha habido conversación, vacía si ha habido miradas-, hasta que te salgan por las orejas o hasta que tengas que salir tú por la puerta.

Que me fastidia que usen mi trabajo para echarse flores, vaya, caray, cáspita, coño.

Findûriel, requemada como el caramelo cada vez que no la citan en un trabajo donde ha colaborado, y firman los artículos y estudios internáuticos con un solo nombre que no es el suyo. Mecagüen...

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Revisitando

Revisitando últimamente la parte de El señor de los anillos que concierne a la Batalla del Abismo de Helm...

There was a small postern-door that opened in an angle of the burg-wall on the west, where the cliff stretched out to meet it. On that side a narrow path ran round towards the great gate, between the wall and the sheer brink of the Rock. Together Éomer and Aragorn sprang through the door, their men close behind. The swords flashed from the sheath as one.

'Gúthwinë!' cried Éomer. 'Gúthwinë for the Mark!'

'Andúril!' cried Aragorn. 'Andúril for the Dúnedain!'

Charging from the side, they hurled themselves upon the wild men. Andúril rose and fell, gleaming with white fire.

A shout went up from wall and tower: 'Andúril! Andúril goes to war. The Blade that was Broken shines again!'

Dismayed the rammers let fall the trees and turned to fight; but the wall of their shields was broken as by a lightning-stroke, and they were swept away, hewn down, or cast over the Rock into the stony stream below. The orc-archers shot wildly and then fled.

En castellano viene a decir...

En un ángulo del muro de la fortaleza había una pequeña poterna que se abría al oeste, en un punto en el que el acantilado avanzaba hacia el castillo. Un sendero estrecho y sinuoso descendía hasta la puerta principal, entre el muro y el borde casi vertical del Peñón. Eomer y Aragorn franquearon la puerta de un salto, seguidos por sus hombres. En un solo relámpago las espadas salieron de las vainas.

-¡Gúthwinë! - exclamó Eomer -. ¡Gúthwinë por la Marca!

-¡Andúril! - exclamó Aragorn -. ¡Andúril por los Dúnedain!

Atacando de costado, se precipitaron sobre los salvajes. Andúril subía y bajaba, resplandeciendo con un fuego blanco.

Un grito se elevó desde el muro y la torre. -¡Andúril! ¡Andúril va a la guerra! ¡La Espada que estuvo Rota brilla otra vez!

Aterrorizadas, las criaturas que manejaban los arietes los dejaron caer y se volvieron para combatir; pero el muro de escudos se quebró como atravesado por un rayo y los atacantes fueron barridos, abatidos o arrojados por encima del Peñón al torrente pedregoso. Los arqueros orcos dispararon sin tino todas sus flechas y luego huyeron.

Me parece magnífica y estremecedora la parte en que, como si de un solo movimiento se tratara, ambos 'reyes' desenvainan las espadas a la vez. Ellos solos, en la rampa de entrada repleta de orcos, con los nombres de sus espadas flameando casi tanto como los brillantes tajos... y con sólo el nombre de la que fue forjada de nuevo los orcos se estremecen y huyen...

wow...

Findûriel, detenida en la Tercera Edad del Sol.

martes, 6 de noviembre de 2007

Origami tolkiendili

Después del taller que impartimos en la última EC, parece que las ganas de origami tolkiendili se propagan por el mundo (jejejeje)... visto en elfenomeno:

De izquierda a derecha: Gimli, Aragorn (aunque este es realmente un 'bárbaro 2.0') y Legolas. Son obras de Eric Joisel, en cuya página podéis ver fotografías más al detalle de estas figuras.

Y si queréis ver un Gandalf chulo, chulo, y un Smaug de caerse para atrás, tenéis que acudir a mi sensei supremo Kamiya Satoshi.

Besos plegados y sin cortes
Findûriel

lunes, 5 de noviembre de 2007

Banquete en Cormallen

Porque nos quedó de lujo. Para quienes estuvísteis, un recuerdo. Para los que no, una dedicatoria. Y para quienes no sepáis de qué estoy hablando, una sorpresa y una curiosidad.

domingo, 4 de noviembre de 2007

Fantasma

Hace dos días que subí de nuevo a los desvanes del Alcázar, pero esta era la primera vez que al fin coincidían 'desvanes' y 'cámara de fotos'.

Me harté a hacer fotos a trastos, techos, escaleras que se escondían en los rincones, marcas extrañas y graciosas en el suelo... me dio pena que el efecto 'cámara oscura' que plagaba las paredes, pintándolas con imágenes increíblemente realistas del exterior, no pudiese ser fotografiado. Ya os las iré enseñando, porque hay cosas realmente curiosas.

El caso es que de vuelta en la sala de los guías se me ocurrió hurgar en las fotos, por diversión. Y recordé una pregunta que me hizo un turista la semana pasada: 'Aquí en el Alcázar ¿hay fantasmas?'

Busqué y rebusqué en las fotos, especialmente en aquellas en las que aparecen rocas caprichosas, para darle gusto a aquellos que quieren fantasmas en el Alcázar. Y curiosamente fue en el llamado Pasillo del verdugo donde lo encontré.

Concretamente aquí

Más de cerca, vemos que la roca hace esto:


Y encontramos entre los barrotes segundo y tercero contando por la izquierda esto:

No creo que sea un fantasma. Es más, estoy segura. Pero si le mando esta foto a Iker Jiménez pierde el culo para averiguar quién es este niño. Que prepara un reportaje en menos que canta un urogallo...

Que estoy casi por mandársela, amos, para echarnos unas risas.

Findûriel, con ganas de subir mañana again a los desvanes, esta vez con estudiantes de Arquitectura.

ACTUALIZADO

Me llega una foto desde el sitio oficial de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (sí, si existe la STE también puede existir esto), del mismo pasillo del verdugo, pero el fantasma en este caso sería el rostro de Don Álvaro de Luna...

Yo es que ya alucino pepinillos... ¡¡Vamos a montar la Mereth de los Muertos en el pasillo del Verdugo del Alcázar, come on!!!