lunes, 14 de mayo de 2007

El Diccionario del Diablo

¡Por fin mío! ¡Muchas gracias, Haldir!

Es una obra que hacía tiempo quería poseer, pero que nunca me acordaba de comprar cuando tenía dinero. Descubrí a Ambrose Bierce en la carrera, a través de The Mocking Bird, y me encantó este diccionario. Hay gente que cree por el título que se trata de un texto satánico, pero para nada.

Bierce escribía en un periódico, y la sección de definiciones del Diccionario del Diablo era esperadísima por los lectores. A continuación, para mostraros una pequeña pieza de su genio, os dejo unas cuantas definiciones elegidas a dedo. Por cierto, podéis consultar el diccionario completo online aquí (aunque en inglés, por supuesto).

Anormal, adj. Que no se ajusta a los criterios habituales. En cuestiones de pensamiento y comportamiento ser independiente equivale a ser anormal, y ser anormal, a verse detestado. Por eso el lexicógrafo aconseja que todos hagan cuanto esté en sus manos por parecerse más al hombre medio que a sí mismos. Quien lo consiga, disfrutará de la paz, de una muerte segura en el futuro y de la esperanza de ir al infierno.

Natillas, s. Sustancia repugnante producto de una maliciosa conspiración entre la vaca, la gallina y el cocinero.

Noviazgo, s. Tímidos sorbos que dan dos almas sedientas a una copa de vino que ambas pueden vaciar fácilmente pero ninguna está en condiciones de rellenar.

Poema, s. Amor; dicha; paloma; beso. Y demás cosas por el estilo; una basura tan repugnante que nos hace exclamar a voz en grito: "¡Alto! ¡Basta!", y soltar con demasiada frecuencia un sonoro "a la m..."

Realismo, s. Arte de representar la naturaleza tal como la ven los sapos. El encanto que destila un paisaje pintado por un topo o un relato escrito por una oruga geómetra.

Historia, s. Relato, casi siempre falso, de las hazañas, casi siempre carentes de la menor importancia, que realizan gobernantes, casi siempre deshonestos, y soldados, casi siempre necios.

4 comentarios:

keleb-dûr dijo...

XXDDDDDDD qué bueno por Dior!!!!

Findûriel dijo...

¿Conocías a Bierce? Te recomiendo encarecidamente este libro, porque es la leche!

Tomás Hijo dijo...

Vaya, vaya, pues yo que te tenía preparada la edición de Cátedra con cienes de cuentos... No te pierdas “Un incidente en el puente Owl Creek”, que es como el rollo "Sexto Sentido" pero 150 años antes. Un tío majo, majo.

Findûriel dijo...

Wehehe... que pedazo de cuentos! La verdad es que lo primero que leí de Bierce fue "An occurence at Owl Creek Bridge", ese mismo cuento que me mencionas... el final da bastante miedito, me encanta cómo está construído por eso mismo... es verdad que es El Sexto Sentido del dieciocho!
Que me tenías preparada la edición de Cátedra??