sábado, 26 de mayo de 2007

Sweeney Todd

Hace cosa de una semana lo comentaba con alguien. La próxima película de Tim Burton será Sweeney Todd, basada en un musical de Broadway. Entre el reparto figurarán gente como Johnny Depp, Alan Rickman, Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen, entre otros.

Sweeney Todd es un personaje bastante interesante, ya que aparece como recurrente en algunas obras de teatro desde el siglo XIX.

Se dice que existió de veras (nacido en 1748), y que asesinó a muchos, por lo que fue (y es) llamado The Demon Barber of Fleet Street. Por lo visto Sweeney, hijo único de padres alcohólicos (en 1748, ocho millones de galones de ginebra se consumieron en Inglaterra, los habitantes de Londres bebieron unos catorce galones por cabeza), tuvo que abrirse camino en un mundo lleno de crimen, perversión, crueldad y miedo completamente solo, pues a los doce años sus padres lo abandonaron en el invierno más frío de la historia de Inglaterra.

Se convertiría en cuchillero, con lo que aprendió mucho sobre instrumentos cortantes. Como aprendiz también las pasó canutas, ya que además era considerado huérfano y, por lo tanto, podían cometerse con él las atrocidades más grandes sin temor a quejas paternas. Lo detuvieron por robar a los catorce años (cosa que hacía para su amo), pero el juez lo condenó a cinco años en la prisión de Newgate, en vez de lo que se solía hacer con los niños ladrones: colgarlos.

Allí se haría aprendiz del barbero de la prisión, lo que además de librarle del tedio de la celda, le hacía muy a menudo afeitar a los condenados a muerte, de los que aprendería mucho sobre el crimen. Al salir de la cárcel se hizo barbero sin establecimiento, y se dice que mató a los 19 años a su primera víctima. Un caballero requirió de sus servicios, y relató con palabras vulgares que había recibido favores de cierta muchacha, cuya descripción coincidía con la prostituta que Sweeney frecuentaba. Así que lo encontraron al día siguiente, con la garganta abierta de oreja a oreja.

En Fleet Street se establecería, montando su negocio. Estaba construido, casualmente, sobre unas catacumbas sin uso de una iglesia cercana, y Todd sabía de la existencia de estos túneles. El cartel de entrada de su barbería anunciama una rima ingeniosa:

Easy shaving for a penny — As good as you will find any

En el escaparate, dientes que había arrancado (ya sabéis que era menester de los barberos), sanguijuelas, y pelucas hechas con pelo humano. Pero lo más curioso de su método asesino era el modo de disponer de los cuerpos.

Cavó en el suelo de su barbería hasta fabricar un cuadrado, cubierto con maderas, sobre el que colocó una silla de barbero. El mecanismo estaba sujeto por los extremos, con lo que cuando el cliente se recostaba de golpe en el respaldo (normalmente después de que Todd le hubiese rebanado el pescuezo), la trampilla giraba y daba con el cuerpo en el suelo de la catacumba.

Otro dato interesante es que no actuó solo: Mrs Lovett, una viuda con los mismos gustos retorcidos que él, fue su cómplice en muchos de los asesinatos. Era famosa por sus pasteles de carne, de un sabor y una exquisitez peculiares... aunque supongo que ya sabéis qué tipo de carne usó, durante años, para sus renombrados pasteles...

El olor que desprendían los restos acumulados en las catacumbas fue lo que llevó a Sweeney y a Mrs Lovett a manos de la justicia, además de la multitud de joyas encontradas en su apartamento. En el momento de entrar en la casa, estaban dando de cenar una de sus "comidas especiales" a unos invitados.

La película de Burton se basará en el musical de Stephen Sondheim, así que no tendremos, por desgracia, a Danny Elfman correteando por la música del film. He encontrado en Youtube un vídeo del comienzo del musical (de 1982, donde actuaron George Hearn y Angela Lansbury). ¡¡Disfrutadlo, y esperad conmigo el momento de ver a Johhny y a Alan juntos en esta película!!