martes, 12 de junio de 2007

We love Spider

(Spider Jerusalem) -En fin, que no se aprende periodismo en una escuela. Se aprende escribiendo, joder. Aprendes a convertir tu cerebro, pelotas y órganos reproductores en una máquina aterradora que apunte al planeta como una pistola de carne...

(Channon) - ¿Pistola de carne? ¿Y yo qué tengo? ¿Un útero de combate?

- Claro, ¿por qué no? (...)

- ¿Algún problema con las visitas? Tengo novio.

- Sí, claro, pero saca antes un bote de insonorizador del hacedor.

- ¿Crees que haremos tanto ruido por la noche?

- Cualquier ruido es malo.

- Oh, ¿por qué? Vamos...

- ¡Porque hace cuatro años que no follo! ¡Hace tanto que me da miedo! ¡Tengo tanta presión acumulada que a una mujer le haría un agujero tan grande como mi puño!

- No te cortas un pelo, ¿no? Además, piensa en la columna que podrías escribir. 'Mujer asesinada con lanzacohetes... expertos en balística desconcertados'(...)

- ¿Has oído a Dingo Baby Leclerc? Eso sí que es miseria.

- Mi padre me hablaba de él...

- ... Oh, Cristo... nunca me digas que soy viejo.

- ¿No desapareció hace quince años?

- Y un huevo desapareció. Fue encarcelado por entrar en residencias de ancianos y hacer exorcismos con los internos. Y resulta curioso, porque sé que su terapeuta se lo recomendó como alternativa a desenterrar muertos y follárselos...

(Warren Ellis-Darick Robertson, Transmetropolitan. ¡Te queremos, Spider!)

... Antes me encantaban los disturbios. Llevar ropa vieja de calle que pudiera resistir que te arrastraran por la acera, infectarme de algo bueno y contagioso, y salir a machacar polis. Era genial tener nueve años...

1 comentario:

Anónimo dijo...

ese spider, ese spider EH! EH!

que genial es este tipo... Me lo follaba (que burra me pongo con el american comic)

la mooooooo