martes, 4 de marzo de 2008

Fotocrónica de la Reunión de Junta Directiva (primera parte)

Este fin de semana, como os dije, estuve fuera. Más concretamente en el albergue 'Fuente las Tablas' de Cuenca, un sitio precioso y aislado del mundanal ruido.

Fui en coche con Níniel (que demostró mucha mano al volante, y un gran coraje al conducir de noche cerca de los precipicios sin quitamiedos) y Balin. Al llegar al albergue, el número que alcanzaríamos de asistentes sería veintiuno.

El yogur de 500 gramos dio fuerzas al secretario Arathorn II para traer la leña y encendernos un magnífico fuego en torno al cual conversar y reírnos

Desde Lórien llegó el vicio, porque muchas lembas y muchas cosas pero luego bien que le dan al limpë y al miruvor...


'Por mucho tiempo cada uno de ellos cantó solo, o junto con unos pocos, mientras el resto escuchaba, porque cada uno sólo entendía aquella parte de la mente de Ilúvatar de la que provenía él mismo, y eran muy lentos en comprender el canto de sus hermanos. Pero cada vez que escuchaban, alcanzaban una comprensión más profunda, y crecían en unisonancia y armonía'


Gimli nos mostró el trabajo minucioso de digitalización de la ESTEL (nuestra revista), un verdadero trabajo de orfebrería enana. El albergue visto desde fuera, y una foto de lo cansadísimos que estábamos después de la aprobación del acta (ejem)...


Nos llevaron de paseíto, pero la CP se puso a hacer estampas por el bosque (a la izquierda, la Flagelación). Nos hicimos la primera foto grupal, y a la vuelta descubrimos la Ciénaga de los Muertos. Ylmir se negó a sumergirse y aguantar la respiración para sacarle una foto chula. Dice que es que no se había traído la armadura a la excursión :)


Mascahierbas en el banco de los Picapiedra. Elfhelm, Ylmir y Elanor Peucansat.