domingo, 10 de agosto de 2008

Haz Turismo

A veces el trabajo cara al público no es tan gratificante. Algunas veces te encuentras con gente que no desea mantener un clima de interés y respeto o bien con el lugar que visitan, o con la persona que está allí para ofrecerles un servicio de guía gratuita.
Creedme que el hecho de que se pongan guías gratuítos en monumentos de toda una señora ciudad Patrimonio de la Humanidad no es ni por asomo normal. La gente está acostumbrada a pagar por las visitas guiadas en todos los sitios, y se sorprenden cuando topan con un servicio personal y gratuíto de guía para un monumento para el que ni siquiera pagan entrada. Ese es el fenómeno normal.
El fenómeno que no es tan normal es el hecho de que se crean que estás allí para entretener a sus críos, o para aguantarles que te miren con cara de acelga mientras tratas de ponerle salsa a la explicación, sólo para contradecirte constantemente. O el hecho de que crean que como en la iglesia se está fresquito, pueden sacar el paquete de jamón de York y dar de merendar a los niños, que no dejan de sumergir las manos en las pilas de agua bendita o de corretear entre los bancos o, a veces, tras el altar. O que se pongan a tocar (A TOCAR) unos capiteles que tienen 800 años, personas adultas, hechas y derechas.

Además de vez en cuando el mundo te pone a prueba con devenires extravagantes. Como hoy.

Pareja de personas mayores, evidentemente jubiladas, y claramente con pasta para viajar donde quieran. A los cinco minutos se nota a la legua que son estadounidenses. Escuchan la explicación al principio con interés, interactuan con la guía, asienten y respetan el tiempo que se les dedica.
Pero al poco rato, la situación cambia.
Pasan de admirar una obra de arte a preguntarte si la Santa Catalina del cuadro es una representación de Isabel la Católica quien, como todo el mundo sabe, provocó un genocidio lleno de torturas y esclavismo en América (única ocasión en que los verás usar América para todo el continente, no te malacostumbres porque no volverán a hacerlo) simplemente porque a los pies tiene a Maximiliano I. Se niegan a entender que San Sebastián salga vestido en las pinturas del XVI debido al recato de la época, porque el desnudo es algo natural. Arrugan la nariz ante la pila bautismal de 800 años porque está oscurecida por humo y aceite de las lámparas de ocho siglos, y cómo es que no la limpian.

Hoy, en concreto, la matraca ha sido la de las corridas de toros. La mujer, profundamente indignada, ha sacado el tema cuando he mencionado a una mujer parte del grupo que bordaba que el manto de la Vírgen de las Candelas tiene un trabajo parecido al de los trajes de torero, ya que se hizo en un taller de estos menesteres. Se ha lanzado inmediatamente a decir que los españoles no teníamos vergüenza porque dejábamos sufrir a los animales para divertirnos, los torturábamos sobre la arena escudándonos en la tradición. De nada ha servido decirle que es una fiesta en franca decadencia de público, y que hay mucha gente tratando de abolirla.
Claro, ella nunca se comía el pescado con cabeza porque le daba pena el pobre animal. Por eso los americanos (amén Jesús) comen la carne mayoritariamente picada, porque son piadosos con el aspecto de los animales sacrificados, tienen una sensibilidad especial hacia la vida. Los corderos asados, para ellos, representan la barbarie de un pueblo que se niega a evolucionar en su sensibilidad hacia la vida.
Después de esta cadena de despropósitos se ha lanzado de cabeza contra el boxeo (¿? qué tendrá que ver el culo con las témporas), que también es la demostración de que nos gusta la violencia, a los europeos, nos gusta ver cómo la gente se pega y sangra, nos gusta ver cómo incluso se mueren, porque es el deporte más mortal del mundo.

Después de esta perorata y de algo más de sinsentido (después de intentar hablar con calma de las diferencias culturales tras lo de los toros, he desistido por completo de intentar razonar o dialogar) a una le dan ganas de... de enumerar los incontables crímenes que estos sinvergüenzas están cometiendo cada segundo de cada día contra la humanidad, la libertad, la cultura, la naturaleza, el pensamiento... contra la vida en general cuando les sale de las bowlings. Y me hubiera encantado contestarle con poesía.

Pero una trabaja cara al público, y ciertas cosas no se pueden cantar...



Y así además aprovecho y saco a pasear a mis amantísimos Celtas Cortos, de los que os tengo que hablar un día de estos... de los conciertos a los que he asistido, de la púa de Jose Sendino, de mi portada en el periódico con su camiseta, de la gorra-holograma de Carlos Soto, del autógrafo de Oscar... en fins...

Findûriel, el Túnel de las Delicias

PD: Ah, bueno, para el trato ético que se dispensa a los animales en los EEUU, recomiendo ver el documental en defensa de los derechos animales Earthlings. Aunque, la verdad, es la peor película gore que he visto en mi vida, así que sólo le deseo la tortura a esta señora que come carne picada y pescado sin cabeza :)

13 comentarios:

Silmaril dijo...

Vivir para ver ... y para escuchar sandeces. ¿Con qué derecho se cree investida esta señora para juzgar a un pueblo con la historia del nuestro? Y lo que me parece más gracioso es la "santidad" que recubre a los estadounidenses, mientras que el resto del mundo somos demonizados. ¿Genocidio? Será que no se ha dado cuenta de que esta semana se conmemora el aniversario de la bomba atómica sobre Nagasaki ... O que no está enterada de una guerra que hay en un país de nombre Irak, o de otras más lejanas como la del Golfo, o Vietnam ... Eso por no hablar de lo de los nativos americanos, claro ... Y lo de la "sensibilidad especial hacia la vida" con los pobres pescaditos y los pobres animalitos ya me ha epatado del todo ... No les gusta la violencia, ni la sangre, ni la muerte, y sin embargo son el país con más número de armas de fuego por habitante (y por tanto de muertos debido a ellas), sin hablar de algo tan BÁRBARO y RETRÓGADO como la vigencia de la pena de muerte ... ¿Y se atreve a juzgar así? Ésto es lo que realmente me cabrea de los estadounidenses (o al menos de parte de ellos, que generalizar no es bueno) esa prepotencia, esa chulería, esa autosuficiencia y ese sentir que son lo más mejor del mundo mundial, qué digo del mundo mundial, del universo universal, y que el resto del mundo somos una puta mierda, escoria anclada en el paleolítico, que necesitamos ser educados y salvados por ellos, los todopoderosos estadounidenses, y que deberíamos dar gracias a todos los poderes celestiales por haberlos puesto en el mundo para guiarnos y salvarnos. ¡¡PUAJ!!

Altáriel dijo...

Qué vergüenza, pero no intentes razonar con gente demasiado cerrada en las suyas.

No te van a escuchar. Si te pillo conectada, te cuento la aventura que he tenido este finde. No veas qué escándalos me han montado, de vergüenza.

Y los culos tienen que ver con las témporas y con todo. Los ojetes y los culos son el no va más a día de hoy. Haberle dicho a la tía "Fuera de la iglesia, ojete ya..." xDDD

Mil besacos morena!!!

Narya-Mithrandir dijo...

Desde luego es de vergüenza, si tan mal les parece todo ¿para qué puñetas vienen?
Me ha resultado curioso lo del maltrato animal cuando cualquiera que haya visto la manera que tienen de tratar a las vacas, pollos etc. en algunos de los documentales sobre las granjas y mataderos en EEUU, que como bien has dicho parecen una película gore. Personalmente no estoy a favor de las corridas de toros, estoy totalmente en contra pero por lo menos he de reconocer que a diferencia de los animalitos que los americanos convierten en carne picada los toros bravos el tiempo que viven lo hacen a cuerpo de rey.

En fin, supongo que donde no hay no se puede pedir más ^^
Ánimo con los plastas y a disfrutar de la gente que agradece (seguro que los hay muchos) todas tus interesantes explicaciones.

Besos.

La loka Bruja del Este dijo...

Se les tendría ke caer la cara de vergüenza, cuando tanto ellos como otros guiris viajaban a España y México por la década de los 60 precisamente para ver estos actos taurinos (ke personalmente detesto), y no era raro ver a algún payaso con chanclas y calcetines y un excesivo color rojo en su piel(eso no ha cambiado muxo)saltar al ruedo para envestir a una pobre vaquilla.
Sin ir mas lejos ara cosa de dos años vi un reportaje de unos americanos ke viajaban a un país oriental(no recuerdo cual), y se divertían con nuevas experiencias, darle con un martillo a un inocente monito vivo, lo tenían en una especie e mesa cepo de la época medieval, una vez conseguido el objetivo, es decir abrirle la cabeza entre gritos y sangre, como si nada cogian el tenedor y ponían los sesos en una plancha, y lo sorprendente era ver a los hijos de pu.. reírse durante toda esta barbarie.

No hagas caso de esta gente, no tienen unas raíces firmes, no tienen tradición arraigada, son unos inmigrantes ke no supieron adaptarse al nuevo mundo ke estaban usurpando, fueron, destruyeron, mataron y construyeron, eso es lo ke hicieron desde el principio, eso es lo ke hacen ahora y eso es lo ke aran hasta ke la propia naturaleza diga basta.

Un saludote y un bexote
Posd: me ha dixo un pajarillo Bardo ke te veré muxo antes simpaticona.
^^ Nos vemossssssssssss!!!!!!!!

Finduilas dijo...

Lo que hay que escuchar...se creen con derecho a todo los tíos :S:S

Un besazo y paciencia, semitwin!!

Elphaba dijo...

Mujer, es que no los has sabido comprender. Tienen una sensibilidad especial para SU vida. A la de los demás que le den por saco, jejeje.
En fin, que te puedo comprender, porque yo también trabajo la mayor parte del tiempo cara al público (en mi caso autóctono) y a veces tiene una que escuchar todo tipo de estupideces sin posibilidad (sin que te abran un expediente, claro) de contestar lo que se merecen. Y también algún insulto que otro cae.

Voltorine dijo...

Oye! se que no viene a cuento. Pero... ¿Como puedo poner el play list este en mi blog? Se lo pregunto a Boro?

Voltorine dijo...

Oye! se que no viene a cuento. Pero... ¿Como puedo poner el play list este en mi blog? Se lo pregunto a Boro?

Nienna dijo...

Ja,ja,te veo "tope yankee"!!!!
Déjales y no te ralles,que ellos viven en su galaxia particular,y todo lo demás les parece raro,(cuando son ellos los raros...)
Lo de sacar el jamón de York en medio de una Iglesia y ponerse a dar la merienda a los hijos es demencial,como lo de tocar las columnas,aunque reconozco que yo si puedo tocar,toco,pero eso me permite sentir las vibraciones del cantero que talló la piedra y me pongo muy moñas.
Paciencia,que es la madre de la Ciencia.
Besotes!!!

Selerkála dijo...

No veas como te entiendo con eso de intentar razonar y no conseguirlo y tener que morderte la lengua porque trabajas cara al público...¡más de un día he estado a punto de cometer "cliente-cidio" en mi bar!

Como dice Niennita, pacieeeeencia...!

Be Bárbol, darling! XDDDD

Pepe dijo...

Hablando de perjuicios y generalizaciones absurdas que esa pareja de personas que podían haber sido de cualquier sitio estaban emitiendo... me vienen a la mente los comentarios de este post. Y del post mismo. No veo la diferencia entre una cosa y la otra, entre lo que dijeron y lo que decis, entre sus perjuicios y su forma de ver el mundo y la vuestra. Una lástima responder a un ladrido con un rebuzno.

Findûriel dijo...

Contestando al comentario de Pepe:

Las opiniones vertidas en el post son contestaciones a una generalización que la propia mujer expresó en sus comentarios. Llamó a toda su nación compasiva, generalización tan válida como la contraria. No se puede intentar decir que la historia de EEUU haya sido demasiado compasiva con el resto de naciones, como ella trataba de dar a entender.
Es más, defender el sistema de comida 'Mc Donalds' sólo es perpetuar la máxima que ella dejó bien clara: mientras no lo vea, no me dará pena.

Es más, en concreto en el post no digo nada de los estadounidenses respecto al comentario final. Recuerda que pone 'estos sinvergüenzas'. Podría referirme (como así quise) a 'aquellos sinvergüenzas' que pueblan su nación y amparan los crímenes varios y horripilantes que menciono. No a todo el mundo que lo puebla. Creo que cuido bastante mi forma de expresarme a estos respectos...

Gracias por tu comentario. Respeto la libertad de expresión.

Telchar dijo...

Lo que han dicho estos "señores" de muestra una vez más su incultura y que una gran parte de la sociedad estadounidense piensa que son unos santos que no hacen nada y que todo lo que ellos realizan es por el bien común, que está bien el hacerlo y demás. Presumen de ser un país con las mayores libertades del mundo cuando no es así y cuando en EEUU las libertades con las que tanto se llenan la boca son violadas una y otra y otra vez.

Afortunadamente no todo el pueblo estadounidense es así y en ellos reside la esperanza de cambio en el modo de hacer las cosas en el futuro.

Pepe, tanto el post como los comentarios te pareceran un rebuzno, pero sinceramente, hemos de callarnos cuando nos insultan llegando a tratarnos de asesinos?, me parece que no, demasiado calladitos hemos estado y en estas como en otras cosas va siendo hora de decir BASTA, que el derecho a la réplica es lo único que nos queda a la gente de a pie por el momento y conviene que lo usemos cuantas veces sean necesarias.