sábado, 31 de octubre de 2009

La armónica de cristal

Hace unos días surgía por facebook la pregunta, por parte de Lothi, de si conocía la Armónica de Cristal (Glass Harmonica, Bowl Organ, Hidrocristalófono o Hidrodactulosiquicarmónica) debido a un vídeo de dos hermanas tocando el dulcimer (en castellano, como nos dijo Narquelië, la cítara)

Conocía el Arpa de Cristal, que no es más que la exótica música que hemos escuchado en espectáculos de variedades en la que alguien, con los dedos levemente humedecidos, frotaba copas en las que había diferente proporción de líquido y creaba música. Todos creo que hemos oído la pieza de 'El Cascanueces' de Tchaikowski titulada 'El hada de azúcar' donde en un principio se usaba este instrumento cristalino-acuático (más tarde mutado en celesta). Refresquemos la memoria...



Pues bien, ya en el siglo XVIII Benjamin Franklin inventó la Armónica de Cristal, instrumento compuesto por 37 discos de cristal montados horizontalmente sobre un eje rotable, que estaban pintados de diferentes colores según la escala, y que funcionaban al girar pisando un pedal y frotarlos con los dedos húmedos. Era un diseño novedoso que permitía tocar hasta diez cristales a la vez, impensable en el Arpa de Cristal.


Hay más de 100 composiciones clásicas que pueden tocarse en este instrumento, como por ejemplo esta. Esta versión más moderna, la de Franklin, tuvo mucho éxito en el siglo XVIII, pero también estuvo rodeada de misterio y cierta leyenda negra. Se decía que las personas melancólicas o de ánimo triste no debían escuchar esta música, ya que podía hundirles aún más en la melancolía e incluso llevarles al suicidio. Sus intérpretes también estuvieron rodeados de aquella leyenda, que decía que tocar aquel instrumento les conducía a la depresión, la infidelidad y el más absoluto pesimismo, incluso hasta llevarles a muertes misteriosas o al suicidio. El psicólogo Friedrich Rochlitz llegó a llamarlo 'instrumento de la auto aniquilación'. Se desaconsejaba que cualquiera escuchase las composiciones e interpretaciones de este instrumento 'maldito' hasta en las revistas de ciencia.

A partir de 1820, no se volvió a tocar la Armónica de Cristal, seguramente porque habían cambiado las modas, aunque también influyó esta 'leyenda negra'. Se ha hablado en épocas posteriores de una posible intoxicación por plomo en los intérpretes, pero a menos que las manos fuesen frecuentemente a la boca, es muy complicado que se intoxicasen con plomo sólo con tocarlo. Las intoxicaciones con plomo eran frecuentes en aquellos años... pero no por la armónica, sino por los métodos de conservación y cocción de alimentos.


Según he leído, el sonido de esta Armónica o del Arpa de Cristal es de un rango entre 1000-4000 hertzios, espectro en el cual nuestro oído y nuestro cerebro no logran localizar del todo el origen del sonido, no 'están seguros de dónde' nos viene la música. Por eso su tono y su melodía nos parecen como de otro mundo, quizá, del mundo que existe en el duermevela, como le dice Campanilla a Peter Pan.

Y para terminar, os dejo con un tema de una película reciente que está tocado con Arpa de Agua, a ver si os suena.



¡Dulces sueños y melancolías!

Findûriel

1 comentario:

Último Íbero dijo...

Estoy alucinando con el "camarero" del primer vídeo. Es impresionante... Desconocía que existiese este instrumento como tal, la "armónica de cristal", y me he levado una gratísima sorpresa.

Es una delicia escuchar esta música. Es casi... faérica.