martes, 17 de abril de 2012

First Steps

Puede decirse que he llegado, aunque aún no esté del todo aquí. Hoy han llegado mi maleta grande y las tres cajas de cosas que mandé con SEUR la semana pasada. Una sorpresa agradable ha sido que mi Folde, como regalo, se ha hecho cargo de los gastos de envío. Estos chicos son de lo que no hay.

Y es que, a pesar de lo que nos cuenta Hollywood, la HBO, la ABC, la Paramount y la madre que los parió a todos, las fiestas de despedida y los amigos que te reciben en el aeropuerto con pancartas NO EXISTEN. Son embustes inventados por estos mangurrianes de las series y películas de ficción. Pero siempre hay gestos como el del Folde que te ayudan a comenzar, desde 0.5, en un sitio nuevo y con los sentimientos en blanco.

Ayer compramos electrodomésticos, y hoy nos ha llegado la lavadora. Completamente enamorada de ella desde YA.




Las madres creo que no nos preparan a sus hijos para el protocolo en estos casos. No sabes si dar conversación a los técnicos, si dejarlos que trabajen en silencio, si ofrecerles una bebida, si irte de la cocina... en fin, que los técnicos que han venido han sido muy majetes, y uno de ellos cantaba a Barry White mientras instalaba la toma de agua.
Nos regalaron una plancha, y en unos días vamos a recibir un lavavajillas de sobremesa. Tenemos que ir a la caza y captura de una tabla de la plancha, y también quisiera que nos hiciéramos con una batidora de brazo. Sólo tenemos una de vaso y para montar claras o hacer mayonesa no vale. Los purés pequeños, o las cremas de poca cantidad, es un engorro hacerlas en esa batidora tan grande, es mejor meter la de brazo y a tirar millas.

Ayer fuimos a ver el capítulo tres de Juego de Tronos a casa de unos amigos, charlamos y cenamos con ellos. Es una de las cosas que tenía unas tremendas ganas de hacer. Tengo dos baldas en una estantería, y las cosas de mis muñecos y las manualidades esperan a que un escritorio se despeje para que pueda tener mi espacio de trabajo. A los libros los acompañan las manualidades que Silver Berry me ha hecho, maravillosas esculturas fantásticas, y algún objeto muy escogido. Creo que me va a venir de perlas tener una mesa para mí, en el salón con la mesita de plástico de la teletienda una no se puede inspirar para darle caña a la conferencia de la Pompeu ni para escribir el libro. Y además así podré sacar a los muñecos, que llevan días apretujados en una bolsa...



Aún queda el tema de la ropa, que no he traído demasiada, pero hay que buscarle sitio. Me han desaparecido productos de limpieza que había comprado en viajes anteriores, misteriosamente. Al menos sé lo que ha sido del limpiacristales, y es que un novio friki te trae sorpresas. Disolvente para las pinturas de warhammer, ni se me hubiera ocurrido.

Tengo ganas de salir a hacer fotos, de ponerme a desarrollar la confe, de dejar cerrado el cinefórum de la mereth y de que nos organicemos del todo. Me he comprado unos guantes para que las pobres uñas no me sufran este agua tan horrenda. Son morados.

Así que poco a poco trato de hacerme un hueco. Cosas que pasan. Espero pronto poder poneros más fotos para que vayáis viendo lo bonito que está Sóller en esta época del año, con una mezcla de árboles floridos y árboles rebosantes de frutos. El limonero del vecino parece a punto de colapsar, con la cantidad de limones gordos que tiene en las ramas.


viernes, 13 de abril de 2012

Mudanza

Ahora ya sí es definitivo. Después de varias salidas en falso, provocadas por desavenencias laborales, ha llegado el momento en que me mudo definitivamente a Mallorca.

Puerto de Sóller, hogar natal de mi chico y lugar de residencia de mis suegros.

En septiembre, he de reconocerlo, estaba más mentalizada. La empresa me comentó que me extinguirían el contrato (lo que resultó ser falso el día antes de que me marchara, reunión en la que intentaron obligarme a firmar una baja voluntaria y se formó un escándalo cuando me negué), con lo que estuve todo el mes despidiéndome de mi casa, de los míos, del aire y el agua, de los monumentos, de mi hogar. Luego para que fuera que no, y de la peor manera.Y acostumbrada a negativas reiteradas y a palos en las costillas, pues me he ido negando a la idea, mientras no saltara la liebre de una oferta en Mallorca.

Al final no ha sido necesario, ya que antes que llegar a juicio, mi empresa ha decidido despedirme. Como reacción, he decidido dar el salto e irme.

Ca n'Oso, patio de la casa de un amigo en Sóller

Han sido unos días complicados, de todas formas. Antes de que terminara marzo, sufrí un desafortunado accidente cuando iba a trabajar. Como resultado, estuve de baja el tiempo que me restaba en la empresa, convaleciente de la espalda, sin poder leer, sin poder escribir, sin poder bordar... Después me ha pillado por banda una gripe primaveral muy fuerte, de la que aún me estoy desprendiendo. Y papeles por todos lados. Conseguir los papeles del trabajo, reclamar el dinero de la aseguradora, recobrar los documentos que tenía mi abogado, pagar por fin el título de la universidad, ir al SEPE... Muchas veces caminando como un robot, con mucha fatiga y con 'asistentes' por todos lados.

Después resultó que, a efectos del SEPE, he estado de vacaciones hasta hoy. Que, aunque te liquiden las vacaciones pendientes en dinero, tiene que transcurrir el tiempo en sí. Así que hasta la semana que viene no puedo pedir la prestación. Y ya voy a hacerlo en Mallorca.

 Vista nocturna desde el balcón de la cocina. La niebla, reptando por la Tramuntana.

De día, desde el mismo balcón. Sóller.

Se acaban de llevar mis cajas (3) y una maleta grande. En las cajas básicamente van tonterías con valor sentimental, muchos libros (sobre todo mis libros de Tolkien, algunos de documentación para mi libro, y mi colección de Hobbits en idiomas) y las cosas de los muñecos. La maleta lleva ropa. Poca, para lo que voy a necesitar, pero tengo en proyecto volver a no mucho tardar, a por más.

 Desde la ventana de la habitación del ordenador. Sóller.

Creo que cuanto antes me plante en Mallorca, antes se me pasará el shock inicial. Antes se me irá la primera morriña, esa que te hace llorar sin sentido y de repente, y que llega a asustar a los que te rodean. Esa que da mareos, cosquilleos, y te deja aplastada para todo el día. Para lo que resta de mes, tengo muchas cosas que hacer, de todos modos.
El día 25 Guillem y yo nos vamos de mereth, a la Mereth de Annatar, en Lórien. Volamos a Barcelona juntos, aunque de vuelta volvemos con una hora de diferencia. Es una de esas cosas a las que tuve que decir que no cuando me pasaron el cuadrante anual en el trabajo. No puedo ir a la mereth de Lórien. No puedo dar la conferencia en la Pompeu. No puedo ir a la EstelCon. Ni a la Tolkien Conference de Londres. No puedo celebrar mi cumpleaños con mi familia. Ni acudir al estreno de El Hobbit. Pero bueno... ahora podré al menos hacer algunas de esas cosas.
El día 2 voy a dar la conferencia en la Pompeu. Entre la mereth y la conferencia vamos a estar alojados con mi prima Gema y su novio Joan. Tengo muchas ganas de conocer la casa de Joan y de compartir con ellos unos días de frikadas y diversión (aunque seguramente esté con la nariz metida en el ordenador, ultimando detalles)

 Iglesia de San Bartomeu, en la plaza mayor de Sóller.

Antes de todo esto, tengo que arreglar los papeles de la prestación (Palma, 20 de abril), apuntarme a algún curso de catalán y al carnet de conducir, repartir currículum y, sobre todo, dedicarme al libro. No he podido hacerlo los últimos meses debido a la tristeza, los líos legales y laborales que me comían la cabeza y el espíritu, y las diversas y molestas dolencias.

 A desayunar ensaimadas...

Así que aquí me tenéis... in the verge of moving. Con las cajas recién enviadas, la maleta para el domingo aún vacía ("la maleta de los flecos"), los muñecos empaquetados, las baterías (cámara, portátiles...) cargándose, y esperando el día, la hora, el momento. Estoy demasiado cansada como para decidir si las cosas me dan pena o emoción. Me alegra haberme podido despedir de mis compañeros de trabajo, aunque me apena no haberme despedido de un montón de amigos. Ya no estaré a un tiro de tren de mis amigos de Madrid, ni a un tiro de bus de mi smial. Ya no me podré encontrar con un simple viaje por tierra de 23 minutos con mi prima Gema, ni podré comprar en mis tiendas, ir a mi biblioteca (ay, cómo la voy a echar de menos) o quedar con las segovianiñas a comer sándwiches y tomar fotos de nuestros muñecos. Al menos, hasta que algún viaje me devuelva a mi tierra, a mi amor eterno, a mi Segovia.



Me voy en busca de tierras rocosas, pulverizadas a base de tenacidad para agarrar las raíces de un olivo. A una tierra sin cigüeñas, sin azores, sin milanos. A monumentos por descubrir, a aguas que no se beben, a calles que huelen a madera y naranjo. A una casa que precisa de nuestra ayuda, conjunta, para completarse. A un lugar donde puedo moldear mi vida a pesar del vértigo que da pensarlo. Al lugar de los errores de los que se aprende.

No es un adiós, no es un hasta luego. Es un hasta la próxima. Echaré demasiado de menos a mi familia y a mi hogar como para no volver en cuanto pueda. Deseadme suerte en esta empresa, en todo a la vez. Comenzando por el viaje. Este mismo domingo.

Findûriel.

lunes, 2 de abril de 2012

Primeras impresiones de la segunda temporada de 'Juego de Tronos'


Tengo a mi disposición el primer capítulo de la segunda temporada de 'Juego de Tronos' (HBO), muy esperado, por cierto. Eso no os lo voy a negar. Hace casi un año que vimos la primera, y hay muchas ganas.

Para comenzar, contar que hay elecciones en el cásting que, en primera instancia, no me gustan mucho. Aún no los he visto en acción pero, por ejemplo, Melisandre me parece poco exhuberante, Margaery demasiado adulta y muy poco inocente, y Stannis un amargao de la vida pero de los delgados, no el hombre cuadrado y adusto de las novelas. Veremos si en acción mejoran...

También comentar que estoy convencida de que me volverá a pasar: ¿por qué pasa todo tan rápido? Yo creo que nos pasa con toda la ficción televisiva/cinematográfica basada en libros.

- Rocadragón en los títulos. Cool. Veremos qué tal en imágenes...
- Sangre. ¡Ser Dontos! Me gusta, pero me lo imaginaba más mayor. Sumisión de Sansa: perfecta. Decepción de Joffrey: genial. Primer movimientode la temporada del Perro para proteger a Sansa. Tyrion SFG.
- Llega el invierno. MAGISTRAL la frase de Tyrion 'It must be odd for you... to be the disappointing child'
- Bran como lord... rodeado de viejos. Qué bien le van a venir los Reed a este pobre niño, con una silla demasiado grande de la que no puede bajarse por su propio pie... Por fin sueños de lobo. Por fin el cometa. Por fin Osha libre de las cadenas.
- Dragones, pequeños. Una pena que La Plata muera en la serie sin recibir el simbolismo que merece. A mi padre le encantó Rakharo en la primera temporada, ahora lo vemos con más kohl :) Me encanta la apariencia deshidratada y andrajosa del pequeño khalasar.
- Craster ¿Tan pronto? yeah, tan pronto. Demasiado pronto, creo, pero bueno. Me gusta su 'torreón', él es menos asqueroso que en el libro, pero igual de jodidamente atemorizante. 'Then learn to follow'.
- Hogueras en Rocadragón, la Dueña de Luz ¿Tan pronto? Yeah, tan pronto. Melisandre mejor en el salón que en la playa. Davos me encanta, aunque lo imaginaba más moreno y huraño. La mesa de rocadragón FTW. Stannis aún me tiene que convencer, aunque la línea narrativa de la redacción de la carta me gusta mucho.
- Robb y Jaime. Blablablá... ¡¡¡Por fin huargos!!! ¡¡Huargos grandes!!
- Shae y Tyrion. Conversaciones chabacanas, cuando Shae en el libro juega el papel de la niña inocente y descarada, pero no chabacana.
- Petyr y Cersei. WHATTAFUCK? El desenlace es satisfactorio, pero no me gusta demasiado el desarrollo.
- Estrategias de guerra, Cat irá con Renly ¡eso significa que la semana que viene veremos a Brienne! El maldito Theon se va con los suyos, esperemos que no llegue en un solo capítulo xD
- Joffrey se enfrenta a su madre. Lo que no sé es cómo va a doblegarse ante su tío si es tan irreverente con Cersei.
- Tetas. Ya pensaba que íbamos a perdérnoslas en este capítulo (por favor... un capítulo sin tetas también lo veremos, señores de la HBO). La puta recurrente nos acompaña en esta temporada como segunda de Petyr en el burdel. La matanza de bastardos: creo que habrá gente a quien les espantará, pero está muy bien rodada, con el dramatismo suficiente.
- Gendry... ¿POR QUÉ LLEVAS KOHL?

En fin, primeras impresiones escena a escena. Un poco de todo, mucha precipitación en los acontecimientos pero tiene buena pinta.

Un saludo a mis lectores.

Findûriel