sábado, 5 de abril de 2014

Meme: ¿Qué vista tienes desde tu oficina?

He estado mirando en el histórico de entradas y me he dado cuenta de que no hice entrada para el trabajo anterior... así que este meme valdrá para dos 'oficinas'. Serán la quinta y sexta entradas de este meme en mi blog :)

El trabajo que desarrollé desde 2012 hasta noviembre de 2013 tenía estas vistas desde la terraza, que era lo que yo veía desde mi mesa.

Fuente: citrichotels.com
El hall era amplio y desde allí se veían los mástiles de los barcos, el amanecer (maldito sol que salía de frente) y la bahía. Sigo opinando que el hotel, de una estrella, tiene un patrimonio que ninguno de los hoteles de la playa posee: unas vistas impresionantes. Es una maravilla pararse en la terraza del Citric, en la subida del faro de Muleta, y dejarse hechizar por la belleza de las montañas en comunión con el mar. Este paisaje seguía la norma de los anteriores de mis 'oficinas': mirar directamente hacia Patrimonios de la Humanidad.

La vista actual desde mi oficina es muy diferente a las que he tenido hasta ahora.

Fuente: aimiahotel.com
 Esta es la recepción del hotel en el que trabajo actualmente. Para que os hagáis una idea, la foto estaría hecha desde la puerta principal, junto a la puerta del restaurante.

El hotel está en segunda línea de playa, lo que en realidad es una ventaja. Esta parte de la bahía, justo enfrente de donde está el Citric, es muy bulliciosa y está muy transitada. Los halls de los hoteles de primera línea de este lado seguramente sufren el ruido de las terrazas, las juergas nocturnas, la gente que entra a usar el baño y demás lindezas todo el día. La puerta da a una calle, con unas casas particulares y un restaurante grill. Como el hotel tiene cristaleras por todos lados, la luz natural entra a raudales. Los sillones que veis en primer plano son de la sala de lectura, una salita con flecajes blancos en las cristaleras que es muy agradable para esperar. Está aromatizada, tiene música ambiental relajante, hay multitud de libros e información para consultar y un ordenador de uso libre.


Al fondo (lo que sería mi derecha) está la cafetería, también acristalada. El panel que veis, como de color azul, de noche se enciende con luces de led que van cambiando suavemente de color. Da acceso al patio donde se encuentra la piscina, lleno de tumbonas y con mesas para disfrutar de la comida o desayuno fuera. En vez de gente bulliciosa, como tendría en primera línea, aquí se oyen los pájaros :)

No es un castillo, ni una iglesia gótica, ni románica, ni un edificio del medievo, ni un balcón al mar. Pero es luminoso, elegante, tranquilo y muy acogedor. Definitivamente, mi 'oficina' actual tiene muy buenas vistas. Y, bueno, como me muevo mucho para atender a las obligaciones de mi trabajo, también disfruto de estas vistas...

Imágenes: aimiahotel.com
 Los dos hoteles en los que he trabajado son una alegría a la vista.

Y vosotros, ¿qué vistas tenéis desde vuestra oficina?

1 comentario:

sem dijo...

Ufff, pues yo la pantalla del ordenador y la taza de café y ya.