jueves, 1 de octubre de 2015

El camino del anillo: parte II - Libro I, capítulos 1 y 2

Puedes encontrar la introducción a este proyecto aquí.

La edición que voy a utilizar para esta lectura es la 2ª edición 3ª reimpresión de Minotauro. Para aclarar conceptos desde un principio, El señor de los anillos está dividido en seis libros que, a su vez (como comentamos en el artículo anterior), se publicaron en tres volúmenes. La división que voy a utilizar es la originalmente pensada por Tolkien y, de este modo, encontraréis en el título de cada artículo el libro, no el volumen, al que pertenecen los capítulos.

Puede que para algunas notaciones utilice el magnífico sistema que los estudiosos de Tolkien han ideado como estándar de referencia para las obras de Tolkien, la Notación Arda, el Ardarathorn. Podéis encontrar todos los detalles sobre este sistema de notación, y los cuadros para poder usarla vosotros también, en este enlace que nos ofrece la Sociedad Tolkien Española.

Y ahora, vamos a meter las manos en harina para lembas...


EL CAMINO DEL ANILLO

PARTE II - LIBRO I, CAPÍTULOS 1 Y 2

Una reunión muy esperada y La sombra del pasado



La primera página manuscrita de El señor de los anillos. Bueno, del primer comienzo escrito...
El señor Tolkien tenía una letra bien bonita, ¿no creéis?
El señor de los anillos es un libro que se comenzó varias veces. Arrastraba consigo el 'lastre' de ser 'la continuación de El hobbit', aunque Tolkien se empeñó (sin lograrlo) en que las editoriales publicasen primero material sobre su mitología. Básicamente, no lo consiguió en vida, más allá de los apéndices que acompañan a esta novela. El Silmarillion, El libro de los cuentos perdidos, los Cuentos inconclusos y demás leyendas de la Tierra Media vieron la luz cuando el autor ya había partido hacia las costas de Valinor.

(Dramatización de hechos que pudieron ser reales)

Señor Tolkien - ¿Cómo voy a escribir una continuación de El hobbit si se titula Historia de una ida y una vuelta?
Señor editor - Ah, tú sabrás, Tolkien, pero es lo que pide el público.
ST - Mira, que tengo aquí material más chachi y con más gancho. Seguro que al público le mola más este tochaco, que me ha costado décadas. Si lo peto con un libro que escribí en unos pocos años, esto será la repanocha. Lee, lee.
SE - (leyendo) Finwë era Rey de los Noldor. Los hijos de Finwë frieron Fëanor y Fingolfin y Finarfin; pero la madre de Fëanor fue Míriel Serindë, mientras que Indis, de los Vanyar, fue la madre de Fingolfin y Finarfin... Los siete hijos de Fëanor fueron Maedhros el Alto; Maglor el poderoso cantor, Celegorm el Hermoso, y Caranthir el Oscuro; Curufin el Hábil... ¿Está usted hablando en serio, Señor Tolkien? Esto es infumable...

(fin de la dramatización)

Con este pequeño 'lastre' de ser la continuación de 'El hobbit' Tolkien se puso manos a la obra. Hay manuscritos y mecanografiados de sus inicios (repetidos inicios más bien) en El retorno de la sombra, donde podéis divertiros un rato con los cambios respecto a sus intentos tempranos. Algunos detalles curiosos sobre estos primeros manuscritos, en lo que atañe a los dos primeros capítulos, son por ejemplo que Bilbo iba a ser el protagonista de nuevo, o que en su cumpleaños iba a cumplir setenta y un años, o que otros nombres barajados para Lobelia Sacovilla-Bolsón fueron Griselda, Amalda o Lonicera.

COSTUMBRES SOCIALES DE LOS HOBBITS

CUMPLEAÑOS


Lo que Bilbo celebra al principio de la novela es nada más y nada menos que su centésimo decimoprimer cumpleaños, así como los treinta y tres años de su sobrino, Frodo. Los cumpleaños son un evento social muy importante entre los hobbits, y los celebran con gran alegría y boato.


Para disfrutar más de los cumpleaños, los hobbits acostumbraban a regalar pequeños juguetes y recuerdos a los asistentes. Así, a cuantos más cumpleaños asistieras, más regalitos te llevabas a casa... es una filosofía muy buena, ¿no creéis? ya que sólo se ven obligados a regalar a los invitados a su propia fiesta de cumpleaños, y el resto del año se lo pasaban recibiendo regalos de los demás. También los cabeza de familia de casas grandes solían regalar estos pequeños obsequios a los miembros de la familia y el servicio de la casa.
En la fiesta de Bilbo, como habréis visto, hay enanos que traen estos regalitos desde Erebor o desde Valle. Son piezas de artesanía muy especiales aunque, como comentamos en el prólogo, las relaciones comerciales con los enanos no eran infrecuentes en La Comarca (sobre todo en la Cuaderna del Norte, por donde pasaba una de las rutas comerciales principales). Al hobbit que celebraba su cumpleaños se lo llamaba ribadyan en oestron, lo que podría significar "naciente, el que nace". Cuando cumplían tres años de edad y se convertían en lo que los hobbits llamaban faunt, era costumbre que le hicieran un regalo a sus padres, generalmente hecho con sus propias manos, encontrado o cultivado por sus propios medios.


Bilbo y Frodo de pequeño, obra de la artista estadounidense Kallie titulada 'Autumn'


¿Entonces, el ribadyan no recibía nada? No es del todo cierto. El homenajeado podía recibir regalos de sus parientes más allegados: sus hermanos, tíos y primos de doce millas. Este nombre lo reciben los parientes en segundo grado que vivieren en un radio de doce millas del domicilio del ribadyan. No era costumbre que los padres les regalasen nada (exceptuando en los escasos casos de adopción), pero el cabeza de familia sí solía regalarle algo, aunque fuese sólo un objeto simbólico. Era una forma de reconocimiento al nuevo miembro del 'clan'.

En la recepción de regalos por parte del ribadyan debían observarse ciertas normas de etiqueta. Los regalos debían ser entregados en persona al cumpleañero, preferiblemente en los dos días anteriores al cumpleaños. En casos de fuerza mayor, como lejanía geográfica, se podrían entregar el mismo día, siempre antes de la comida del mediodía, pero en cualquier caso se entregaban y abrían en privado. Era de muy mala educación mostrarlos en público o hacer alarde de ellos (así se evitaba el agravio comparativo con los demás regalos, aunque según Tolkien los regalos tampoco se exigía que fuesen caros). Las flores no eran un regalo adecuado, pues se limitaban sólo a las bodas.

Sobre los regalos de cumpleaños hay algo más que decir. Seguramente todos conocéis el regalo de cumpleaños más famoso de toda la historia de la Tierra Media... sí, me refiero al Anillo Único. Las costumbres entre los Fuertes que se quedaron a vivir en las tierras salvajes, como es el caso de la familia de Sméagol, parecían ser ligeramente diferentes. Estos hobbits habían perdido todo contacto con los de La Comarca, y además el lapso de tiempo es muy grande entre el cumpleaños de Sméagol y el 111 cumpleaños de Bilbo: ¡nada más y nada menos que 1.100 años!
Sin embargo, de estas costumbres entre los Fuertes salvajes nada más se dice, Tolkien afirma que sólo pueden hacerse conjeturas.

Hablando de la gran fiesta de cumpleaños de Bilbo, ¿recordáis una de las preguntas que os formulaba en el artículo anterior?

¿Qué hobbit no asistió como invitada a la fiesta de cumpleaños de Bilbo y por qué?

La gran Laila Tuk no asistió como invitada a la fiesta de Bilbo (aunque sí se la invitó al cumpleaños formalmente) debido a su avanzada edad y también a su estado físico, ya que era famosa la circunferencia de su cintura. La 'matriarca' de los Tuk era excepcionalmente obesa, tanto que debía desplazarse a todos lados con su silla de ruedas.

Su carácter era especialmente insoportable. Tomó el mando de Grandes Smials (la enorme casa familiar de los Tuk) tras la muerte de su esposo Fortinbras, y a pesar de tener un hijo, Ferumbras. Se rumorea que Ferumbras nunca logró casarse porque ninguna mujer hobbit quería compartir casa con Laila.
La persona a su cargo era una de las hermanas de nuestro conocido Peregrin Tuk, Perla Tuk. Se dice y comenta en los mentideros de La Comarca que cierto día, teniendo la matriarca 119 años, la persona que la cuidaba torpemente hizo caer su silla en el dintel de la Gran Puerta, lo que mandó volando a Laila escaleras abajo por el jardín. Se supone que era Perla, porque fue excluida de las celebraciones del nombramiento de su tío segundo Ferumbras como Thain... y porque días después de la muerte de Laila lució en su cuello un precioso collar de perlas, conocido tesoro de los Tuk, que quizá su familia le regaló por cierta buena obra...

NOMBRES

En la parte 1 de este Camino del Anillo comentamos que los hobbits hablaban, en la Tercera Edad, el oestron, y que desde esta lengua se tradujo El señor de los anillos. Los hobbits que conocemos como Bilbo Bolsón, Frodo, Meriadoc Brandigamo o Peregrin Tuk tenían otros nombres en su lengua original, y las formas  que nosotros conocemos son las traducciones que Tolkien hizo de esos nombres.

Al contrario de lo que se podría pensar, Tolkien estaba muy de acuerdo en que los nombres de sus hobbits y de algunos de sus personajes se tradujeran a la misma lengua que las distintas ediciones de sus libros en diferentes idiomas que pueblan el mundo. Ahora bien: atendiendo a unas reglas y directrices que él mismo detalló. Podemos encontrar numerosos documentos de Tolkien con indicaciones, consejos e incluso enfados de Tolkien respecto a estas traducciones.


'Collecting memories, Bilbo' de Arianna Banfi

Para poneros un ejemplo fácil, el apellido Baggins del original inglés se tradujo al castellano como Bolsón, al gallego como Bolseiro, al catalán como Saquet, al euskera como Zorrozabal o al asturiano como Bolsona.

Pero... ¿Cuáles son los nombres originales de los hobbits? y ¿cuáles son los nombres más normales entre los hobbits? Tenemos un buen puñado de nombres en los primeros manuscritos de Tolkien, junto con la explicación de sus traducciones.

- Bilbo Bolsón sería Bilba Labingi (oestron labin 'bolsa'), Frodo sería Maura (rohírrico maur- 'sabio' = Germánico frod).
- Meriadoc 'Merry' Brandigamo sería Cilimanzar Brandugamba. A los hobbits les encantaba usar nombres altisonantes para los varones (amén de nombres cortos y sencillos), y este es un gran ejemplo. Cilimanzar no tendría en sí traducción, ya que se trata de un nombre grandilocuente, pero Tolkien aclara que fue por su diminutivo, cilic (que en Lengua Común significa 'alegre') por lo que eligió Meriadoc - Merry (en inglés, 'alegre'). Además comenta que Los Gamos tenía una posición respecto a La Comarca parecida a la de Gales respecto a Inglaterra, y Meriadoc es un nombre de origen bretón (Galés moderno Meiriadog, Córnico Meriasec, Bretón moderno Meriadek).
Sobre Brandugamba, está claramente influenciado por el nombre del río Brandivino, Branduhim, así como lo está Brandigamo.
- Otro nombre altisonante sería el de Peregrin Tuk, que en oestron se llamaba Razanur (el apellido permaneció intacto). Razanur, según Tolkien, era el nombre de un viajero legendario (oestron raza, 'extraño' y razan, 'extranjero'), y su diminutivo Razar era el nombre que se le daban a las manzanas pequeñas y rojas. Por eso Tolkien elige el nombre Peregrin (latín peregrinus, 'el que viene de tierras extranjeras'), y Pippin (I.M. pipin 'semilla de manzana').
- Samsagaz Gamyi se llamaría Banzir Galbassi. Banazir vendría de ban- 'medio, casi' y zir(a) 'sabio'. Galbassi procede de un topónimo hobbítico, Galbas.

Entre las mujeres hobbit también eran frecuentes los nombres de plantas y flores, así como los de objetos preciosos o metales extraordinarios. A nombres conocidos como Pervinca, Pámpano y Lobelia vino a sumarse la Elanor por mediación de Sam, y también encontramos a Perlas o Adamantas.

LOS LÍMITES DE LA COMARCA

¿Qué criaturas fantásticas pueblan los límites de La Comarca?

Como quizá os haya llamado la atención en la conversación de taberna entre el huraño Ted Arenas y Sam, se menciona a ciertos 'hombres árbol' que el primo de Sam, Hal, ha visto en la Cuaderna del Norte.


Esta pregunta permanece de momento sin respuesta, pero seguro que más de uno puede aventurar alguna... ¿qué se os ocurre? Espero vuestra respuesta en los comentarios.



Lo que sí sabemos es que hay enanos huyendo del norte, elfos marchándose de la Tierra Media y dúnedain protegiendo las fronteras de La Comarca...

MATRIMONIOS

Os preguntaréis por qué Findûriel menciona aquí los matrimonios hobbit... pues por una razón muy sencilla. En el primer manuscrito de El señor de los anillos justo antes de desaparecer, Bilbo anuncia 'voy a casarme'... y desaparece.

La costumbre que Tolkien relata sobre muchos matrimonios hobbit era mantener un largo noviazgo secreto, una boda repentina y una desaparición de un par de semanas, o incluso más tiempo, en las que nadie sabía dónde se marchaban los novios. Incluso algunas veces la boda se celebraba en secreto, con los novios desaparecidos, y un buen día ambos regresaban a la vida social del pueblo.
Esta extraña costumbre sería, en ese caso, una estratagema muy bien calculada: desapareciendo así, Bilbo estaba completamente seguro de que nadie saldría a buscarlo.


The One Ring, del artista Teemu Juhani
En la tercera versión del comienzo Tolkien efectivamente casa a Bilbo, quien desaparece también repentinamente poco después de su 111 cumpleaños con su esposa Prímula Brandigamo, que proviene del 'otro lado de La Comarca'... dejando en casa a su hijo Bingo, quien asume el protagonismo de la novela. Como os podéis imaginar, Bingo terminaría convirtiéndose primero en su sobrino Bingo Bolger-Bolsón (versión cuarta del comienzo), y llamándose más tarde Frodo.

LA APARICIÓN DE EL ANILLO

Un punto de inflexión muy importante para la narración fue que Tolkien se diera cuenta de que el anillo que Bilbo encontró en la caverna de Gollum era nada más y nada menos que El Anillo. El Único. De repente, brotó en la historia casi sin esperarlo, dio sentido al Nigromante de El hobbit... pero también entró en conflicto con lo escrito anteriormente.

Resulta que en la primera edición de El hobbit Bilbo encuentra el anillo... pero Gollum no se enfurece al darse cuenta de que lo ha perdido. Acepta su derrota y conduce amablemente a Bilbo a la salida. Así que Tolkien debió reescribir partes de El hobbit para las ediciones posteriores, para poder adecuarlas al libro que saldría a posteriori. La influencia del Anillo se extendió también hacia el pasado de ese modo.
Si lo pensáis un ratito, os daréis cuenta de que el anillo de El hobbit (lo pondremos en minúsculas, y así los distinguimos) y el Anillo de El señor de los anillos tienen efectos muy distintos en ambas novelas. Bilbo se vuelve invisible con el anillo, es cierto, pero no lo sume en un mundo espectral cuando se lo pone, como sí ocurre con el Anillo. Bilbo lo pasa francamente mal para salir de la cueva del Rey Trasgo porque aún puede ver su sombra con el anillo puesto, pero Frodo desaparece por completo... y todo esto sin hablar de la corrupción y longevidad que el Anillo causa, y de las que nada se nos cuenta sobre el anillo.
Tolkien no tenía demasiado claro que Gollum fuese un hobbit (cuya vida se había prolongado antinaturalmente por efecto del Anillo), así que hubo de reflexionar sobre este mismo hecho cuando (de nuevo) reescribió el principio de El señor de los anillos para adecuarlo a la información recién descubierta. Entonces fue cuando surgió la vuelta de Sauron, que hacía que el Anillo multiplicara exponencialmente su poder.


'The Ring', de Jian Guo. Tengo el enorme placer de tener un original de este artistazo en casa.
En algunas cartas de Tolkien (sobre todo en las dirigidas a su hijo Christopher) vemos cómo se desarrolla la escritura de El señor de los anillos de este curioso modo; Tolkien afirmaba encontrarse con sus personajes, que a lo mejor estaban en el camino, o hallaban un objeto en concreto, que de repente daba sentido a todo lo anterior pero hacía precisa una reescritura y una ingente cantidad de trabajo. Así, las historias se fundían la una con la otra, conformando una potente y vasta cosmogonía. Como si ya vivieran escondidas y dormidas en el corazón del escritor y sólo necesitasen que él las extrajera suavemente de su pecho, tirando con cuidado, y las entretejiera, cual laboriosa moira, en el entramado de su gran obra global.

¿Cuánto tiempo transcurre hasta la partida de Frodo y quién lo acompaña?


Aunque esto varía en los diferentes comienzos, habréis notado que pasó sustancialmente más tiempo del que nos pudiere parecer en un principio desde la partida de Bilbo hasta la de Frodo.

Tolkien en un principio no tenía muy claro de hacia dónde llevaría esta 'escapada' a Bilbo. Así, anota cosas como:

"Bilbo se va con 3 sobrinos Tuk: Odo, Frodo y Drogo. Sólo lleva una pequeña bolsa con dinero. Caminan durante toda la noche, hacia el este. Aventuras: criatura parecida a un troll: casa de una bruja de camino a Rivendel. Elrond nuevamente (...) Elrond le habla de una isla ¿Bretaña? en el remoto oeste donde aún reinan los elfos. Viaje hacia isla peligrosa.
Quiero considerar nuevamente la posibilidad de un dragón vivo"
(RS 1, pag.59)

En la segunda etapa de reescritura lo acompañan tres enanos, que son los encargados de hacer el equipaje: Nar, Annar y Hannar.

En la versión definitiva, que es la que nos atañe, vemos que transcurren nada menos que diecisiete años hasta que Frodo recibe la visita de Gandalf que lo hace salir de Bolsón Cerrado. Durante ese tiempo, Gandalf visita a Frodo una vez cada ciertos años.
Gandalf nos habla de muchas cosas desconocidas para los hobbits aquí: de Gollum y los años que pasó vagando por ahí, de cómo los elfos lo hallaron y atraparon, de Saruman, de Elendil, Isildur, Gil-Galad... todo esto será mencionado en futuras entregas, y debidamente explicado.

Nos quedaremos con Gollum, por el momento, ya que hemos explicado algo de él y de su familia más arriba. De un tiempo a esta parte la gente identifica a Gollum con el personaje interpretado por Andy Serkis en las películas de Peter Jackson, pero leyendo pasajes tales como:

"Los Hombres del Bosque hablaban de un nuevo terror, un fantasma que bebía sangre, que se subía a los árboles en busca de nidos, que se arrastraba por las cuevas en busca de niños, que se deslizaba por las ventanas en busca de cunas" (SA,1,II:139)

... parece que ya no cae tan simpático como el personajillo que aceptó el premio palomitas de oro, ¿verdad?

Sobre Gollum se sucede la ya famosa cita de Gandalf que habla sobre administrar la muerte y la vida... que muchos situaréis mentalmente en Moria. Si gracias a esta lectura habéis devuelto a su sitio este pasaje, me doy por satisfecha.

Y, ¿quién acompaña a Frodo en su viaje? Pues eso es algo que descubriremos en la próxima entrega...

------------------------------

El siguiente paso es leer el tercer capítulo de El señor de los anillos, y os emplazo al artículo que publicaré seguramente el jueves 8 de octubre (aunque la Saga Realidad puede alterar esta fecha). Sólo os mando un capítulo esta vez porque vuestra querida articulista comienza turno intensivo en el trabajo y seguramente tenga poco tiempo para dedicarle. Comenzaremos a caminar hacia Cricava y pasaremos algo de miedo con ciertas figuras negras que nos siguen los talones... ¡Ah! y Sam se pondrá muy contento porque veremos elfos.

Seguidme en twitter para estar puntualmente informados de novedades, fechas de publicación y para cualquier pregunta. Espero vuestros comentarios aquí, en el blog. 


--------------------------------

Para profundizar más sobre los temas que hemos tratado, recomiendo la lectura de las fuentes: Cartas, de J.R.R. Tolkien (editadas por Humphrey Carpenter y Christopher Tolkien), El retorno de la sombra o Pueblos de la Tierra Media (volúmenes de La historia de El señor de los anillos, editados por Christopher Tolkien).

Respecto a los cumpleaños, hay una reflexión muy interesante aquí, así como la lectura de la carta 214 de las mencionadas Cartas.

Respecto a los nombres de los hobbits, recomiendo la sección correspondiente de An Introduction to Elvish, Other Tongues, Proper Names and Writing Systems of the Third Age of the Western Lands of Middle-Earth as Set Forth in the Published Writings of Professor John Ronald Reuel Tolkien, de Jim Allan.

Y si queréis tener una idea de cómo fue la persecución e interrogatorio de Gollum, no os perdáis el fanfilm 'The Hunt for Gollum'.

9 comentarios:

Elena Perez Sanchez dijo...

Me ha gustado mucho, justamente ando en la lectura de los dos primeros capítulos y la verdad es que muchas partes de tu artículo, me hacen sonreír.

Yami dijo...

1100 años!! Un montonazo!!!
Muy txatxi el artículo, de nuevo. En inglés me encuentro expresiones curiosas como:
ere (before) o hitherto (hasta entonces).

Leer las canciones en inglés con su rima original es un gusto!

Voy a tener que buscarme una lectura alternativa para poder contenerme, estoy devorando los capítulos como si fuera la primera vez.

Seguimos!

Anónimo dijo...

Que interesante. Cuentas muchas muchas cosas que desconocía.
Durante la lectura me llamó la atención cuando Gandalf habla de los anillos de los Enanos, que inicialmente dice que tres fueron recuperados y el resto consumidos por el fuego de los dragones, y después dice que Sauron ha recuperado los Siete, salvo que hayan sido destruidos. Pero pensándolo con sosiego es posible que se trate de un lapsus del propio Gandalf que, aunque sea en una pequeña parte, también es humano.
El capítulo 1 es hermoso y el 2 maravilloso. Te atrapa irremisiblemente.
Escuché en un podcast como decían que el prologo de la película explicaba mejor toda la historia del Anillo. No estoy nada de acuerdo, porque en la película empiezas sabiendo que el anillo es el Anillo Único, mientras que en el libro no lo sabes hasta que no descubren el grabado.
Por cierto, que en ese momento tuve un subidón cuando Gandalf dice (en la versión en castellano): "Éste es el Dueño de los Anillos...", y pensé que en inglés podría estar escrito como: "This is the Lord of the Rings", lo que daría más fuerza a una teoría que me planteé una vez de que el Señor de los Anillos no era Sauron, sino el propio Anillo Único. Pero al mirar la versión en inglés comprobé que dice Master-Ring, con lo que mi teoría se ha derrumbado como Barad-Dûr. Lástima (¿Lástima?, eso fue lo que detuvo la mano de Bilbo)
Muy buen trabajo Mónica.

Un saludo
Neiko

keleb-dûr dijo...

Qué interesabte lo de los nombres en oestron. Aunque Maura Labingi me suena a actriz del neorrealismo italiano XDDD
No recuerdo si Tolkien llegó a desarrollar el oestron como oyras lenguas o apenas hay un puñado de nombres y palabras.

El fragmento en el que Gandalf habla a Frodo de la muerte y la vida es precioso y es una de las cosas que las películas me resaltaron. Aunque PJ lo sitúe en Moria. Esta conversación o el personaje de Boromir y alguna otra cosa debo reconocer que fueron las pelis las que hicieron que me diera cuenta de la profundidad que revisten o que los viera desde otro punto de vista.

En cuanto al hombre árbol que dicen que se ha visto en la Cuaderna del Norte creo que todos pensamos en las mujeres ent no? ^^

keleb-dûr dijo...

Por cierto me llamó la atención que cuando Bilbo va a partir tras su fiesta de cumpleaños. Después de hablar con Gandalf y dejarle el Anillo, salen tres enanos de la casa que le acompañan. No lo recordaba.

Luis García Castro dijo...

Yo me quedo con Cilimanzar Brandugamba, que le pega genial al personaje :-D

Es tremendo ver cómo las re-escrituras de este inicio llevaron a reescribir también parte de El Hobbit. Dudo que sea algo que haya sucedido muchas veces.

Carol García-Consuegra Madrid dijo...

Me ha gustado mucho el artículo y el tema de los nombres muy interesante.

Sito Varela dijo...

Me gusta esta lectura guiada, pero las continuas referencicas y comparaciones (con puntilla incluída)que hacéis con Peter Jackson me remueven, me encanta leer sobre la Tierra Media pero siempre hay que compararla con las películas? Separemos literatura y Cine..ais...

Findûriel dijo...

Hola Sito.

Las referencias a las películas están en el texto porque para mucha gente son el referente primero cuando se habla de Tolkien. Esta lectura no sólo está orientada a las personas que han leído el libro, sino a aquellas que han visto las pelis y después se están acercando al libro por primera vez.

Y creo que el 99,9% del texto ES sobre literatura. Como habrás visto, también se hace referencia a otras obras secundarias inspiradas en Tolkien, no sólo las pelis (por ejemplo, habrás visto por ahí "The Hunt for Gollum".

Gracias por comentar.