sábado, 30 de enero de 2016

El camino del anillo: parte IV - Libro I, capítulo 4

Puedes encontrar el análisis del prólogo aquí.
Para el análisis de los capítulos 1 y 2, ve aquí.
Para el análisis del capítulo 3, ve aquí.

Ha habido un parón importante en la lectura guiada por motivos de salud, por lo cual os pido disculpas. Pero recuperamos el ritmo de nuevo, se hará lo que se pueda. Avanzamos un capítulo más.

EL CAMINO DEL ANILLO

PARTE IV - LIBRO I, CAPÍTULO 4

Un atajo hacia los hongos

Despertamos después de una noche de descubrimiento con la compañía de Gildor, para encontrarnos en una mullida cama de helechos y con un desayuno élfico esperándonos. No tan bueno como la comida de la noche anterior, pero aún muy bueno. Es la mañana del 25 de septiembre del 1418 C.C.

- ¡Déjame en paz! No tengo ganas de responder a una sarta de preguntas mientras estoy comiendo. Quiero pensar.
- ¡Cielos! - dijo Pippin -. ¿Durante el desayuno?
(SA,1,IV:13-14)

'Hobbits pescando', obra del ilustrador Luis Gans
Poco después de esta cita tan hobbítica, vemos a Frodo reflexionando sobre si poner en peligro a sus amigos. Y también somos espectadores de una de las generosas y osadas muestras de valor y lealtad de Sam Gamyi, quien se nos revela, ya a tan temprana etapa, como un amigo fiel y un firme compañero de fatigas. Quizá esta sea una de las tres grandes manifestaciones de coraje, lealtad y valor en Sam (junto con Las decisiones de Maese Samsagaz y la subida al Monte del Destino), pero no adelantemos acontecimientos...

Tolkien comentó en una ocasión que Sam "es en realidad un reflejo del soldado raso inglés de los asistentes y soldados rasos que conocí en la guerra de 1914, y que me parecieron tan superiores a mí mismo" (Humphrey Carpenter, J.R.R. Tolkien, una biografía). Tolkien nos habla en sus cartas de la relación de amistad e incluso protección para con Frodo, sobre todo después del incidente en la Cima de los Vientos que veremos más adelante.

Carta de J.R.R. Tolkien a H. Cotton Minchin donde relaciona a Sam con los soldados rasos. 16 de abril de 1956.
LOS LAMENTOS DE LOS ESPECTROS

Escuchamos, por primera vez, "un lamento prolongado, como el llanto de una criatura solitaria y diabólica. El grito subió y bajó, terminando en una nota muy aguda. Se quedaron como estaban, sentados o de pie, paralizados de pronto y oyeron otro grito más apagado y lejano, pero no menos estremecedor. Luego hubo un silencio, sólo quebrado por el sonido del viento en las hojas." (SA,1,IV:57) ¿Es esto una llamada entre los nazgûl? ¿Contradice esto lo expuesto en el artículo anterior, y las propias palabras de Tolkien sobre que los nazgûl no chillan? Primero hemos de decir que esto no es un chillido, no se utiliza esa palabra en ningún momento: la palabra para lamento utilizada en este pasaje es wail 'lamento', que viene del Noruego antiguo væla 'lamentarse', a su vez de'lamento'. Sobre los sonidos emitidos por los nazgûl, encontramos que Tolkien nos dice que 'clamaban con las voces de la muerte' (S,AP:14).

También debemos apuntar que la aparición de este 'lamento' se limita a la versión definitiva, ya que en las primeras versiones se oye 'un estornudo o un olfateo' y 'ruido de cascos'. No sabemos por qué optó después por este lamento (que no chillido), lo que sí sabemos es que Christopher Tolkien identifica estos ruidos como procedentes del nazgûl que había visitado a Maggot.

Nine, de la artista rusa Kimberly80
Antes de hablar de Maggot, hablemos un poco de Gamoburgo, dado que los hobbits divisan a lo lejos después de salir de los espinos y zarzas del río la colina de Los Gamos.

LOS GAMOS, GAMOBURGO, BRANDIGAMO...


Flanqueada en un lateral por La Cerca Alta, un seto con empalizada espeso e infranqueable que la separaba del Bosque Viejo y sus posibles males, la región de Los Gamos (Buckland) fue fundada por Gorhendad Gamoviejo. Los Gamoviejo (Oldbuck) eran una antigua familia hobbit en la que el cargo de Thain había sido siempre hereditario, hasta que Gorhendad decidió irse a la Cuaderna del Este cruzando el Brandivino desde la Cuaderna del Oeste y, en el año 740 C.C., fundó Los Gamos. Después de asentarse allí, cambió su nombre a Brandigamo.

En la Colina de Los Gamos (Buck Hill)comenzó a excavar su morada, y su familia creció con rapidez. Esta morada de los Brandigamo se llamó Casa Brandi (Brandy Hall). La próspera población que crecería alrededor de su morada sería conocida como Gamoburgo (Bucklebury), asentada entre el Bosque Viejo y el río Brandivino. Los Brandigamo tomaron el título de 'Señores de Los Gamos'. Pronto se fundaron también otras poblaciones en Los Gamos, como Burgonuevo (Newbury), Cricava (Crickhollow, hacia donde se dirigen nuestros amigos) o El Puesto (Standelf). En la Cuaderna del Este pronto la autoridad del Señor de Los Gamos fue reconocida en otras poblaciones como Marjala (The Marish), lugar donde vivieron los Gamoviejo después de la fundación de Gamoburgo, Cepeda (Rushey) o Junquera (Stock).

Casa Brandi en el juego online LOTRO
Los habitantes de Los Gamos saben lo que es pasarlas canutas: a la 'amenaza' del temible y extraño Bosque Viejo (ante el que construyeron la Cerca Alta desde el Gran Camino del Este hasta el Tornasauce, de unas seis horas de camino, unas cuarenta millas de longitud) se sumó en el 1158 C.C. el Largo Invierno, cuando el Brandivino se congeló y tuvieron que enfrentarse a las manadas de lobos.
Frodo se crió en Los Gamos, dado que su madre Prímula era una Brandigamo (de hecho, la hija más joven de los siete vástagos del Señor de Los Gamos Gorbadoc Brandigamo y su esposa Mirabella Tuk) y los familiares de su madre lo recogieron en Casa Brandi cuando sus padres se ahogaron en el Brandivino.

Como curiosidad, comentar que 'Gorhendad' significa 'bisabuelo' en galés; que Bucklebury es un lugar que realmente existe en Berkshire (Inglaterra) y que en Casa Brandi se guardan algunos de los libros más importantes de La Comarca: el Herbario de La Comarca (con su capítulo especial sobre la Hierba para Pipa), Palabras y nombres antiguos de La Comarca o la Cuenta de los Años.

MAGGOT, EL GRANJERO DE BAM

El granjero Maggot es un personaje peculiar que esconde más historia de lo que puede parecer. Su presencia en El señor de los anillos se limita a quizá un par de páginas, aunque se trata de una ayuda importante en el camino de los hobbits.

Maggot en su hobbit de la rama de los Fuertes que vive en Marjala, una de las zonas de la Cuaderna del Este. Conoce muchas cosas de la tierra y lo que sucede, y no se arredra ante nada ni nadie. Sabemos que, por ejemplo, resistió a la presencia de uno de los nazgûl y que es amigo de Tom Bombadil (beben juntos en un poema de Las aventuras de Tom Bombadil). Viviendo cerca de Bree, y relativamente cerca del Gran Camino del Este, podemos hacernos quizá una idea de lo receloso de su carácter (más que nada, como método de defensa de sus tierras y su pacífica vida), aunque con los hobbits de nuestra historia se porta bien e incluso les ayuda en un momento de gran necesidad.
Vive en la granja de Bam (Bamfurlong en la versión original) con su esposa, tres hijas y al menos dos de sus hijos. Bamfurlong significa 'campo de habas', con lo que es posible que la encontremos traducida en algunas ediciones como El Habar.

'La granja de Maggot', de Tim Kirk
Para explicar por qué Maggot vive en una casa, y no en un agujero, debemos remitirnos de nuevo al prólogo, aunque originariamente Tolkien incluyó al principio de su primera versión del capítulo un largo diálogo entre Odo, Frodo y Bingo donde ambos discuten sobre si una casa de varios sitios es un lugar adecuado para vivir. Hallamos allí expresiones tan graciosas como '¡Imagínense tener que subir a acostarse!', '¡Qué fastidio si necesitas un pañuelo cuando estás abajo y descubres que están arriba!' con su correspondiente 'Podrías tener los pañuelos abajo, si quisieras' o este hilarante intercambio de opiniones:

'-(...) Si viviera en una casa, tendría todo lo que necesitara en la planta baja y sólo subiría cuando no necesitara nada; o tal vez comería una cena fría arriba en la oscuridad en una noche estrellada.
- Y tendrías que bajar los platos y todo lo demás, siempre que no te cayeras - rió Odo.
- ¡No! - dijo Bingo -. Tendría platos y cuencos de madera, y los tiraría por la ventana. Mi casa estaría rodeada de un grueso manto de hierba.'
(RS IV, p. 120-121)

En estas primeras versiones del capítulo, el personaje que después sería Frodo también está aterrorizado con la perspectiva de visitar la granja de Maggot. Pero no por una pillería de joven, en la que Maggot le echase la bronca por robar unas cuantas setas, no: en ambas versiones previas Frodo (o Bilbo) después de mangar setas o meterse en la granja terminaban matando a uno de los perros de Maggot, aplastándole la cabeza con una piedra o con una vara. Me alegro de que Tolkien decidiera no seguir con esa idea en su versión definitiva.
También en las versiones previas, el personaje que después sería Frodo se pone el anillo antes de entrar en la granja, tanto es el miedo que siente ante Maggot, y termina haciendo una broma al granjero quitándole de las manos su píchel de cerveza o incluso robándole el sombrero mientras es invisible. Cuando el anillo de Frodo se revela como el Anillo Único en la imaginación de Tolkien y éste reescribe las partes que ya llevaba redactadas, ponerse el anillo como broma se revela como peligroso ante la cercanía de los nazgûl y estas bromas serán descartadas.

El granjero Maggot, visto por el artista canadiense Jason Perino
Maggot es un personaje que resuena con ecos ancestrales en la propia biografía de Tolkien, sobre todo relacionado con el Ogro Blanco y el Ogro Negro.

Hilary Tolkien, hermano del escritor, escribió en Black and White Ogre Country algunos de los cuentos que los dos hermanos solían inventarse durante su infancia en Sarehole, ese edén campesino que Tolkien evocaba a veces hablando de La Comarca.
En la historia de Hilary Tolkien, el molinero del Molino de Sarehole y su hijo son transformados en el Ogro Negro y el Ogro Blanco. Este último, que daba menos miedo que el primero, parece haberse convertido en el eco que más tarde Tolkien convertiría en Maggot.
El ogro blanco (el hijo del molinero, blanco por la harina de la molienda) les había pillado en algunas ocasiones robando zarzamoras en sus maizales y les había echado una buena reprimenda, amenazándolos con toda suerte de cosas terribles que les sucederían si se volvían a cruzar en su camino.
El ogro negro de la historia, de intenciones mucho más aviesas y taimadas, nos recordaría más al Ted Arenas de La Comarca, del que aún nos queda mucho por descubrir...

Quizá lo más positivo que podemos extraer de esta unión entre la realidad y la fantasía es que el Molino de Sarehole corrió un grave peligro de ruina no hace demasiados años. Pero la colaboración de varios colectivos, entre ellos los aficionados a la obra de Tolkien, han logrado que hoy en día se haya restaurado el edificio convirtiéndolo en un museo, donde además de contar su propia historia se sigue recreando su conexión con los Tolkien. Este mismo plan también ha impulsado la limpieza de los bosques circundantes e incluso la creación de rutas específicamente tolkinianas para caminar por Birmingham, y la celebración de eventos tolkinianos en sus inmediaciones, como el pasado Middle Earth Festival 2015.

El molino de Sarehole

------------------------------
Espero que os haya gustado esta nueva entrega aunque, de nuevo, se haya hecho de rogar. Para la siguiente nos esperan Cricava, el toque del cuerno, las amenazas, la Cerca, el Bosque Viejo...

La siguiente entrega versará sobre el capítulo 5, Conspiración desenmascarada. Como siempre, podéis seguirme en mi cuenta de twitter donde anunciaré cuándo estará publicada y detalles sobre la siguiente entrega. Espero vuestros comentarios aquí, en el blog.

------------------------------

Para profundizar más sobre los temas tratados en este artículo, os recomendaría la lectura de las Cartas, de J.R.R. Tolkien (editadas por Humphrey Carpenter y Christopher Tolkien), así como los capítulos IV y XVII de El retorno de la sombra.
Para más información sobre la influencia de Sarehole en Tolkien os recomendaría leer alguna de sus biografías, como por ejemplo 
There and Back Again: J R R Tolkien and the Origins of The Hobbit, de Mark Atherton o El mago de las palabras, de Eduardo Segura.

Podéis echar un vistazo al homenaje a Maggot que se ha currado un agricultor que vive en Bamfurlong (Gloucestershire, Inglaterra) aquí, o comprobar las iniciativas relacionadas con Tolkien en Birmingham para visitantes aquí. Incluso podéis ver cómo era el molino en tiempos de la infancia de Tolkien en este artículo con fotos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El Maggot ahí con dos huevers plantando cara a un nazgûl XDDD ¿tendrían órdenes de buscar a Frodo sin matar a nadie? porque uno piensa en los nazgûl más adelante en la historia y no se andan con tantos miramientos XDD

La escena de la niebla mientras se acercan al Brandivino en carreta siempre me ha puesto los pelos de punta. Imagínate estar en la granja, de noche, sabiendo que rondan los jinetes negros (que aunque aún no conozcan lo chungos que son, buen rollito precisamente no dan)y que tienes que salir sí o sí.

Una cosa que me ha hecho dudar, dices que Gorhendad fue hacia la Cuaderna del Oeste, desde la Cuaderna del Este y que fundó Los Gamos, pero Los Gamos está en la Cuaderna del Este ¿no sería al revés la trayectoria?

Por cierto, finalmente me compré la edición de ESdlA con la Guía de lectura que vimos en Palma *^^*

Olatz

Findûriel dijo...

Toda la razón del mundo, ahí me hice un lío. Ya está corregido.

Luis García Castro dijo...

Acabo de leer el capítulo, ¡soy de los que siguen el ritmo y me resisto a leer más de lo que toca!!

Un capítulo corto pero mucho más importante de lo que parece cuando lees la obra por primera vez...