viernes, 18 de agosto de 2017

Robert Hardy y J.R.R. Tolkien

El pasado 3 de agosto falleció el actor británico Robert Hardy. Muchos de vosotros le conoceréis por uno de los últimos papeles que interpretó, el Ministro de Magia Cornelius Fudge, en las adaptaciones cinematográficas de Harry Potter. Su dilatada carrera se remonta a los años 50, aunque glosar la magnífica carrera de este actor no es el propósito de este artículo.



Robert Hardy estudió en Oxford, una carrera truncada por la Segunda Guerra Mundial (en la que fue piloto de guerra) pero retomada a posteriori, y logró graduarse con honores en Lengua Inglesa. De hecho, formaba parte del Magdalen College. Seguramente este nombre les suena a muchos de los lectores de esta página...

En un dulce relato de sus vivencias como estudiante, en concreto entrevistado por Vivian Hughbanks, nos ofrece estas cálidas anécdotas que no me resisto a traducir.

V. Hughbanks - Tengo entendido que usted estuvo en Oxford al mismo tiempo que C.S. Lewis.

R. Hardy - Fue mi tutor. Fue fantástico, porque yo ya me había hecho a la idea de que tendría un rostro estilo El Greco, de gran severidad y terrible lógica.  Y cuando llegué a saludar por primera vez al Magdalen College me dijeron en la recepción exactamente cómo llegar al apartamento de Lewis. Creo que era el Profesor Lewis, pero para mí fue 'El señor Lewis' o nada más. Así que atravesé los magníficos claustros, después un túnel oscuro, y de repente el mundo cobra vida, lleno de luz. Había una enorme extensión de dos o tres acres de hierba podada y pulcra.

Caminando a través de ella venía hacia mí alguien que parecía un granjero. Pensé que sería un jardinero. Después me di cuenta de que llevaba puesta una corbata. Así que pensé que sería el jardinero jefe. Según nos cruzamos le dije 'buenos días', él respondió 'buenos días' y me pasó de largo. En ese mismo momento, una voz detrás de mí dijo 'Debes ser Hardy'. Yo respondí 'sí, soy yo'. Y entonces él me soltó 'yo soy Lewis'. Ese era Lewis. Y siempre tuvimos una relación muy buena y muy cordial y éramos capaces de discutir (lo que constituye la mitad de la batalla entre el tutor y el universitario, ¿verdad?).

Entonces me di cuenta de que mi tutor de Anglosajón e Inglés Medio iba a ser J.R.R. Tolkien. Nos llevamos espléndidamente. Lo admiraba muy profundamente. Era tan divertido y brillante... algo así como si fuese un mago.

Tuvimos una tutoría y él me anunció 'El miércoles que viene nos veremos en el Bird and Baby' (que es un pub llamado The Eagle and Child). Me comentó 'Nos sentaremos en la mesa bajo la ventana, y cuando llegues encontrarás que hemos pedido una pinta para cada uno, y entonces llevaremos a cabo un pequeño experimento'.
Y esto fue lo que pasó: se sentó de espaldas a la ventana y nos distribuyó frente a sí en forma de herradura. Entonces nos dijo 'quiero que os cambiéis de lugar, decidme cuándo estáis preparados y sentados, siempre y cuando yo no sepa quién está en qué lugar'. Una vez estuvimos preparados, nos pidió que 'comenzando por la izquierda, hablad y seguid hablando hasta que yo os diga "Gracias"'.

Así que los seis lo hicimos. Y, al final, él nos dijo 'Bueno, tú eras el número 1, ahora te diré de dónde vienes'. Y analizó los factores que hacían que nuestro acento sonase exactamente así.

Lo hizo con los seis, y a los seis nos dejó con la boca abierta. Cuando llegó a mí me dijo 'Ah, interesante. Una pizca de galés fronterizo salpicado por aquí, pero tristemente sobrepuesto por un hábil londinés'. Y yo le contesté 'Está usted acertando de pleno en todos los aspectos'.

Al final, nos comentó 'Quizá os preguntéis por qué he hecho todo esto. Todo esto trata sobre cómo despertar la fe en vosotros, cómo haceros comprender cómo sonaban los anglosajones. Sé cómo sonaba Chaucer. Así que tengo fe. Porque he demostrado que comprendo la manera en que el sonido me aporta conocimiento'.

Nos asustamos muchísimo. Pero al final del primer trimestre con él, uno podía hablar anglosajón y sonar anglosajón.

-------------------------------------

También en esta entrevista de la BBC podemos escuchar a Robert Hardy hablando de Tolkien, Lewis y sus ideas religiosas (desde el minuto 40:12)

3 comentarios:

Selerkála dijo...

Qué maravilla de historia. No tenía ni idea de esta relación. Gracias por compartirla.

Ester Cuenca dijo...

Joder, qué historia más chula. Mil gracias

Raquel dijo...

Qué historia tan bonita y entrañable. Muchas gracias por compartirla :)