viernes, 22 de junio de 2007

A una Segovia hendida por el rayo

Bueno, robando con alevosía un semiverso de Antonio Machado (cuya estancia en Segovia celebramos este año, así como su pertenencia a la Universidad Popular de Segovia, su profesorado en el Mariano Quintanilla, y su ausencia de versos sobre mi ciudad), os hablaré de un fenómeno que parece plagar la historia de los edificios de la ciudad.

Me refiero a los rayos. En mi corta vida nunca he sabido de rayos asesinos en Segovia, ni de edificios dañados por su acción. Nunca les hemos tenido un especial miedo. Pero en siglos pasados causaron unos estragos curiosos en edificios históricos. Quizá la naturaleza quiso recordar su poder sobre pretensiones demasiado orgullosas sobre su orden. O a lo mejor nos castigaba por querer anteponer nuestras pretensiones a su poder... Porque el cielo es el cielo.

La Iglesia de San Esteban, románica del siglo XIII, una de las treinta iglesias románicas que llegó a tener la ciudad en aquel siglo, alza orgullosa la torre más alta de las iglesias románicas. Fue financiada por Carlos Falconi, hijo natural del Rey de Francia, a la vuelta de su peregrinación a Santiago de Compostela. En la actualidad la llamada por los segovianos 'torre del gallo' mide 53 metros de alto, pero fue más alta. Lo que pasa es que le cayó un rayo, con lo que hubo de ser rebajada. Aun así, sigue siendo la más alta, y es llamada 'La Reina de las torres bizantinas'

No es una reina, sino una Dama, la que sufrió también un percance con un rayo. La 'Dama de las Catedrales', así llamada por ser la más tardía de las catedrales góticas (y por su belleza y claridad): la Catedral de Segovia. Comenzó a construirse en 1525 (aunque conserva un atrio de 1470 de la antigua catedral), fue sufragada por los segovianos y su construcción abarcó más de cincuenta años. Es la catedral más alta de España, aunque hay truco: no es la más alta en estructura (es la de Sevilla) que, en la nave central, supera los 30 metros; es la más alta porque es la que más alto llega al estar construida por encima de los 1000 metros. Su torre, elevada como el orgullo de sus constructores, también fue alcanzada por un rayo, y rebajada después. Mide ahora 88 metros, pero la original, con chapitel de madera de haya americana, fue la más alta de España (más que la Giralda).

El tercero de los 'fritos' que os presento no es un edificio religioso, ni una torre. Se trata del Alcázar. Si nos situamos en el siglo XIII, nos encontraremos con el rey gallego Alfonso X 'El Sabio'. Este rey amó mucho la ciudad de Segovia y celebraba cortes en el Alcázar, en cuya fachada este situó su Gabinete de Astronomía. Una noche, observando el caótico firmamento y harto de anotar tantas proporciones matemáticas y tantas irregularidades asimétricas, se dice que exclamó algo como 'Si yo hubiera creado el firmamento, lo hubiera hecho más ordenado' (no sabemos si soltó '¡Carallo!' en esta frase). Se dice que el firmamento se enfadó, y aquella misma noche cayó un rayo en la habitación de su gabinete, con el consiguiente incendio. El Rey, atemorizado, cubrió la sala con techos policromados como el firmamento, y su esposa Violante colocó un cordón franciscano en las paredes, a modo de expiación. Otro rayo se cuenta que cayó en el Alcázar, sin consecuencias de daño estructural, cuando Don Álvaro de Luna fue ejecutado en Valladolid. El Rey Juan II, que estaba en el edificio, escuchó la severa voz del condestable en el estruendo del rayo...

Por lo visto, además del inigualable color del cielo de Segovia, tenemos que recordar sus rayos... ¡Y bien que los recuerdan en Guadalajara (México)! Por una extraña casualidad de la vida, la Vírgen de la Concepción donada a la ciudad de Zapopan (Tzapopantl) por fray Antonio de Segovia (fabricada en la ciudad) fue a parar a Guadalajara para salvar la ciudad de una epidemia. Pero al quedarse en aquella ciudad más de lo que debería, envió un rayo que mató al campanero y a un cura de la Iglesia de San Juan. Así que se apresuraron a devolverla a Zapopan...
Por cierto, tiene el mismo nombre que el Fray Antonio de Segovia que aconsejó a Alfonso X que se confesara y arrepintiera después de oír su famosa frase desde la capilla del Alcázar...

Rayos acompañaron la construcción legendaria del Acueducto, y el estruendo de las piedras se confundía con los truenos de tan terrible construcción por parte de la cohorte de diablillos del Demonio...
Y los antiguos pobladores del Neolítico de la provincia se colgaban al cuello las llamadas 'piedras del rayo', que se cree eran pulimentadas por la acción de los rayos, amuletos protectores...

Bueno, espero que no se descubra que Storm, de los X-Men, es realmente de Segovia. ¿Que no puede ser, porque pertenece a la raza negra, y por aquel entonces no había gente de esta raza en la ciudad? Hombre, todo el mundo que ha visto 'El Exorcista: el comienzo' sabe que Segovia es 'en realidad' Nairobi...

4 comentarios:

Narquelië dijo...

juass, cuanta culturaaa!!!!

Aqui también ha habido maravillas con los edificios históricos,con la diferencia de que, mientras a los vuestros los ataca el cielo, a los nuestros la tierra. La catedral de Murcia tiene tres fachadas, en tres estilos distintos (gótica, renacentista y barroca) pero inicialmente eran dos renacentistas, sólo que con nuestro cambiante nivel freático una se vino abajo (lo cual vino bien porque ahora tenemos la mejor fachada retablo de Europa ^^).

La torre de la catedral también sufrió los efectos del nivel freático y durante su construcción comenzo a hundirse, asique tuvieron que corregir la curvatura, por lo cual nuestra torre no es recta,no se nota demasiado pero ahí está. Lo mismo pasó con otra iglesia en Murcia, pero la correción se nota demasiado.

Y para terminar con la catedral, en la fachada barroca había antes una escultura ecuestre en lo más alto, que tuvieron que quitar porque, al estar en zona sísmica corría especial peligro de que se cayera pudiendo matar a alguien.

Me imagino que habrá más cositas, pero no estoy tan documentada como tu ^^

Besoss

Findûriel dijo...

Ya sólo nos falta una ciudad azotada por las aguas para completar la Trinidad de Lugares malditos por mami Naturaleza... porque tornados en España no, ¿no?
Gracias por los datos, Narquë. Ciudades hermanadas en la ira natural... jijiji...

Nimmidiel dijo...

Finduski!!!! Mucha suerte con tu entrevista, que lo que se necesita es gente que sepa hablar bien inglés y otros idiomas, por Eru bendito, que cada vez que salgo a la calle me encuentro a guías explicando las catedrales como el Príncipe Gitano cantando In the Ghetto (An de snou frai
and de colei grei Chicago
mun beby beibi Charlis morlis
de In the guetooo
An de jar mama crai
Cosinifi guan sido sido ni modrili
yian grin monfi
in de gueeeetooooooo...) xDDD

Y cómo que no tienes experiencia? Y la de veces que nos has hecho el Tolkien Tour por Segovia? Pero si estás ya curtida en el tema, encima de hablar genial y expresarte mejor, se nota que te gusta y lo haces bien ;););)

Besotes besotes besotes :*

Findûriel dijo...

Ay que la quiero yo a la Nimmi... muchas gracias, y cruza los dedos por mí. Eso no entraba como experiencia laboral en el currículum, pero espero que se note cuando vaya a hablar con la entrevistadora, que me pongo meganerviosa!!
Ya os conseguiré una exclusiva foto en el puente de Rivendel a los Bardos... ¿Por qué no hacéis una megaquedada aunque sea en Mandril? así os venís un día con los trajes y los instrumentos (los llevamos aunque sea entre todos!) y os hacéis unos vídeos y unas fotos? Puedo enmarronar a alguna fan de la fotografía que otra...
Ejem, ejem... esto va también por Narquë...