domingo, 12 de agosto de 2007

En desenchufado

La canción suena bien de todos modos, en su versión punk y en la desenchufada... qué pena que Mika Nakashima, cuando no hace temas de Nana, es una cantante de G-Pop, género que no me gusta para nada.

Merece la pena, sobre todo por el momento 'voz quebrada' antes del 'solo malo'. Los conciertos basicos, dsenchufados, tienen un encanto especial los días en que quieres todo crudo, hasta la carne. Te gusta que entre las notas de la guitarra suene el metal del que están hechas, prefieres que los tambores relajen sus parches y que el teclista se arranque con el coro femenino. Que alguien que ha venido a escuchar dé golpecitos en la mesa, lo suficientemente altos para que se escuchen en lo hondo de los oídos, pero lo suficientemente amortiguados para que sean el susurro de las plumas que caen de las alas del cantante.

Y aquí, un maravilloso choque de cometas, que nos deja las chispas prendidas en el pelo y las pestañas: la voz rota de Kurdt acariciando las palabras del gran perro viejo del folk Huddie Leadbetter. Acompañado de guitarra, batería, violoncelo... y las velas y los iris.

1 comentario:

keleb-dûr dijo...

los iris....una de las floraciones más rápidas, bonitas y fugaces....................