Posted by Findûriel in , , , | 9.12.07 5 comments
Este fin de semana he disfrutado como una enana de la celebración de los diez años del smial de Númenor de la Sociedad Tolkien Española. Nos reunimos un montón, como una tropa de orcos, para comer y beber como hobbits y recordar viejos tiempos como edain.

Nos reunimos a las ocho y media de la (gélida) tarde en la parada de Metro de Aluche. Entre pitos y flautas, númenóreanos, embajadores y hammelgos, agregados, viejos amigos y nuevos miembros nos juntamos unos 50 en el restaurante. Muchos más de los esperados por la organización, ya que la convocatoria tuvo un atractivo especial esta vez.

En el restaurante nos pusimos gochos de comida (¡diez menús de cinco personas!), y hablamos hasta que las gargantas necesitaron de bebida fresquita. Pero todo esto, claro está, después del obligado brindis hacia el oeste por Númenor y los amigos ausentes.

El postre nos esperaba en el centro cultural Trece Rosas, donde fuimos andandito a bajar la comida. Tuvimos té, bizcocho, cosas inclasificables de chocolate, y mucho humor y buen rollo. Comenzamos entonces el reparto del Mathom Invisible. Yo llevé a Ka-Phârazon, el fastitocalon del oeste, que lleva en su concha la isla de Númenor; recibí a cambio de manos de Meneldil (¡guapo!) un libro de historias de La Rosa de los Vientos, programa de Onda Cero al que uno de mis hermanos ha sido muy asíduo, libro que he comenzado hace un rato en el bus. Los mathom, de todo tipo, pero muchos muy currados y algunos verdaderamente impresionantes (como los póster de Alda y Ranandil, con el mapa de Númenor y el rostro de Tolkien hechos con fotos de los diez años del smial; o la lámpara que Míriel le entregó a Balin, que al encenderse deja pasar la luz por las Puertas de Moria).

Después de que todo el mundo se hubiera enseñado mutuamente los regalos y hubiera departido un rato, nos mostraron un mini-avance del DVD de la EstelCon de Himring, que sirvió para que volviéramos por un momento a aquellos días. Distinguieron a Ranandil con un título nobiliario por su talento artesano en este evento, y después perpetraron un pase de cortos con Las aventuras del Capitán Anadûnê y el más reciente Amigo Trancos, sólo tú encuentras leña.

Una servidora paseó un poco más saludando amigos, compartiendo visiones, pero ya era tarde. Me despedí de mi prima Silmaril, que había hecho el esfuerzo de acercarse al evento e incluso de disfrazarse y que también disfrutó una barbaridad; recogí el mathom del evento (un candelero muy bonito de cristal con 'Númenor' escrito en brillante alrededor, y que estuve a punto de mangar antes de saber que era el mathom); achuché a gentecilla como Arthedain, Drau, Erendis o Meneldil (que os quiero, figuras!) y se marchó para casita porque hacía un frío que pelaba.

(¡Ah! Gracias, Tharkas y Míriel por ofreceros a acercarnos a por el taxi. Y gracias a Ranandil por estar atento a la repentina descarga del coche de Tharkas y acercarnos a su vez)

Así que hoy, con muy poquitas horas de sueño, guardo la hojita que me dieron, el candelero, el libro (no muy lejos) y deshago la bolsa de equipaje con un poco de nostalgia. Todo esto sumado a que Hammo aportó un nutrido grupo, y que Yami y Nini no pararon de darme la brasa... ¡Gracias, chicas y costillas!

Findûriel, bostezando, desperezándose y escuchando una canción de Dylan que necesitaba ahora mismo.

5 comentarios:

Marta dijo...

¡Oshe! Que creo que la lámpara-puertas de Moria fue el mathom de Míriel! Al menos, eso creo recordar...

Y bueno, que ya sabes, encantadas de tenerte por aquí. Para cuando quieras repetir ;)

Un besote

Narquelië dijo...

enhorabuena!!! y ohhh, los cortos del capitán anadune!! los recuerdo de Uclés 2002, que buenossss

Findûriel dijo...

Gracias, Nini, ya estña corregido... es que ayer tenía muchísimo sueño, y casi ni sabía lo que estaba escribiendo. CLARO QUE FUE MÍRIEL!!
Y repetiré, al menos cuando sea la cena de navidul de Hammo, of course.
Narquëeeeeeee!!
Findûriel

Erendis dijo...

gracias por venir!!! fue genial y me hizo muchísima ilusión verte!!!! me alegro de que te lo pasaras bien y te gustaran los mathom

cuidate un montón preciosa que te quiero un huevo!!!

muaaaaaaaaaaaks

Silmaril dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Fue una noche increíble, me alegro enormemente de haberme decidido a ir al final. Hacía mucho que no disfrutaba tantísimo (desde la EC, casualmente)... Además de que estuvo todo supercurrado, de los mathom que nos dieron (que son preciosos, lo pondré en la cena de navidad!), y del ambiente, yo me quedo con los reencuentros que viví ... Sois todos estupendos y habéis conseguido que me decida a formar parte de la STE en enero, si Eru quiere.
Besossssss

Bookmark Us

Facebook Favorites Twitter