martes, 8 de enero de 2008

¡Salven a las hormigas!

Para Boromir, que está masacrando a las pobres hormiguitas que le pueblan los muebles de cocina... pobre hormiga reina, condenada a vivir pariendo, y teniendo que alimentar tantas boquitas artrópodo-hexápodo-insecto-pterygótido-neóptero-endopertygoto-himenóptero-apocryto-vespoideas... y que venga algún desalmado con un CFC a matarte mientras das a luz una larvita que no llegará a la pubertad... qué pena, por Eru...


¡Ella nunca lo haría! ¡Sólo quería miguitas de pan! ¿Qué quieres que coma, tallarines?

Findûriel, defendiendo a los insectos buenos :)

7 comentarios:

Silmaril dijo...

Claro, claro, pobriñas, y las de Villovela sólo querían zamparse la paella de la comida y la tortilla de patatas de la abuela de la cena ... Y, como no les dejábamos ¡mordían! ¿Has olvidado esos "detalles"? jeje

Findûriel dijo...

Pero lo de Villovela eran hormigas mutantes de campo y purín... no las inocentes hormiguitas domésticas...
Por si acaso, no creo que camine nunca descalza en una cocina con hormigas, pero no por asco o miedo, sino por las cosquillas XD XD

Crisofilax dijo...

Pobre Polillita, quién sabe que anduvo haciendo la loca...
Jajajaja. I Love Les Luthiers y viven aquí!!!

Guillem dijo...

Incluso el gran Daniel Higienico me da la razón!!

Un ejercito de hormigas
Se ha instalado en mi cocina
Sé que son inofensivas
Pero se cuelan en la harina

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Yo intento ser amable
Y las invito a marcharse
Pero vuelven al ataque
Y las encuentro en todas partes

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Yo flipo con sus antenas
Ellas con mi barra de pan

Se reúnen en la alfombra
A mi gato no le importa
Y con un pelo de su cola
Juegan a saltar la comba

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Acampan en la basura
Se meten por las ranuras
Aparecen en la verdura
Siempre tan inoportunas

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Yo flipo con su fuerza
Ellas con mi barra de pan

Me suben por las piernas
En el fondo son muy tiernas
Se han metido en las galletas
Van a montar una fiesta

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Yo no quería hacerlo
Pero se han puesto de acuerdo
Han entrado en mi cuarto
Y eso si que no lo aguanto

Míralas, míralas, que tranquilas que están

Yo flipo con su empeño
Ellas con mi barra de pan

El dios de las hormigas
Espero me perdonará
Solo defiendo mi casa
Como cualquier animal


A ver si aún tendré que versionarla como un ejercito de Balrogs?

Narquelië dijo...

XDDD me parto con estos tíos. Boro tu cocina tiene que ser de los más apetecible porque no es mu y normal que las hormigas ataquen en esta época del año

Guillem dijo...

El problema ha sido un paquete de azucar. Esas pequeñas ladronas lo encontraron e hiciero fiesta. La culpa fue de mis amigos que trajeron azucar para el café. Yo no tomo azucar así que al final ha sido todo pa ellas!!!

Y otra cosa, el tio ese también se carga a la polilla

Celebnár dijo...

Las pobres polillitaaaaaaaas!!!

Los reyes han sido buenos conmigo, ¡me han regalado entradas para Les Luthiers en Granada! ^^
Me acordaré de ti allí, ¡y de todos los que sé que les gustan! :D