viernes, 7 de marzo de 2008

Divina

Hoy hace veinte años que murió Harris Glenn Milstead o, lo que es lo mismo, la genial Divine. Un pionero, una oda al trash, una figura de primera clase salida de los suburbios de Baltimore.

Quizá la gente siempre recurre a la escena final de Pink Flamingos, pero lo que a lo mejor no saben es que llegó a ser un icono tal que fue el modelo para Úrsula, la bruja de La Sirenita. O que ya estaba contratado para la serie Matrimonio con hijos en el momento de su muerte. Tal era su humor y tanto lo conocía el equipo de esta serie que mandaron al funeral un gran ramo de flores con una tarjeta en la que ponía 'Si no quisiste hacer el show, podías haberlo dicho antes'. Y tampoco sabrían que fue toda una novedad su estilo musical.

Todo un símbolo del cambio, de la revolución estética y de conducta, toda una reivindicación encarnada en un cuerpo hecho para el humor y el pecado.

Descansa en Baltimore, pero seguro que allá donde esté no descansa nadie. Ya fuera en drag o no, era un ingenio constante. A hooray for the queen of filth!! desde este blog.

1 comentario:

Selerkála dijo...

Vaya! No tenía ni idea...
Y menudo humor los del equipo de la serie, jejeje!

Razorblade kisses, muñeca! Te veo proooontoooo!!

(Por cierto, más te vale que estés escribiendo algo de los merodeadores, o te tendré que dar un tirón de orejas cuando te pesque! ;P)