miércoles, 9 de abril de 2008

Fotocrónica de la Mereth E-Daur (I)

Aquí tamos al sol la menda, su southern whore Tindo, el irreductible Dwalin y el welo Elessar, que somos como un poco entre cansinos y flemáticos, oye tú.

Acababan de llegar los de Ithilien y estábamos haciendo tiempo para el taller de tiro con arco. Tirarían los que saben y Tindo, que se atreve a todo. Los demás pondríamos la cara de póker que requiere el protocolo y comenzaríamos el proceso de requemado cangrejero que muchos se llevaron para casa después de la mereth.

Entre los expertos arqueros, Fiondil. Parece que hay gente que ha sido fabricada por la naturaleza para empuñar un arco, y uno de ellos es Fion, o por ejemplo Lelldorian o Elro. La figura filiforme y fibrosa es la que mejor estampa hace con un arco en la mano.

Bueno, no podemos olvidar a Mablung, pero es que este chico vale para todo. Me acuerdo que nos dijeron que siempre nos mantuviéramos detrás del arquero, y cuando vimos tirar a Mablung (qué máquina), luego estuvimos de coña corriendo en la mereth para ponernos detrás de él hasta a la hora de la comida.

Esta foto muestra cómo las arañucas (algunas de ellas están en esta instantánea) intentamos aplacar nuestro hambre comiéndonos el jugoso cerebro de Tulkas el hobbit. Después de ponérselo dificilísimo a los participantes en las arañas del bosque, los muy malosos se supieron la respuesta final, así que no nos los pudimos servir de cena aquella noche.

Con lo apetecibles que parecían algunos... con esos cerebros jugosos y frikis... con esos brazacos de espadachín o esas piernacas de montaraz... ays...

Una foto divina, como no podía ser de otra manera. Al final nos juntamos para hacer un grupo en los orko kirolak, y nos llamamos, cómo no, las Arañas del Bosque. En esta foto sólo nos falta Alt, que seguro que estaba con la cámara en ese momento. Tindo, que pone ojitos; Celébnar con sus dos coletitas inocentes; una servidora mirando a Graceland, con ojos de corderita; y Seler con sus gafas de espejo toa mona toa arrebatadora. No ganamos en puntos, pero fuimos los mejores. La duda ofende.

Nuestro lema era PENALIZACIÓN. Por nosotros era penalizable hasta que el enemigo respirara. Ganamos en la carrera de cubos, que conste.


Tanto empeño le pusimos al remado en seco que acabé con una zapatilla de menos (en la foto a la izquierda, todos derrengaos y yo con la zapatilla en la mano). El orco borracho hubiera quedado deslucido por mi pobre actuación si no llega a ser por la glamourosa voltereta de Tindo. La carrera de relevos fue de todo menos seria, sobre todo por los comentarios constantes de PENALIZACIÓN que hicimos, y por hacer correr a Selerkála con las botas. Y la socatira... en fin, para mí fue un momento difícil, sobre todo por lo que se ve en la foto de la derecha... ¿a quién animar?

Pero cuando me enteré del nombre del equipo contrario lo tuve claro, los muy cochinos se llamaban Los Machacaarañas. Y se creían originales y todo. Panda de tarados XD XD XD

4 comentarios:

Narya-Mithrandir dijo...

XDDD

Ya me ha contado mi hermanita Nani lo bien que os lo pasasteis. Tíaaa, que pena que no hayan videos de las pruebas :-P molaría verte perder el zapato cual cenicienta XDDD

Besos.

Tindo Néodspearuwa dijo...

Y yo que ni me di cuenta del esfuerzo... xDDD tantas patas para nada, lo nuestro es apalancarnos en el sitio :P Eso sí, a estilosas no nos gana nadie (¡pero mira que Ángeles de Charlie! Somos la crema, sí señor ^^).

Bechiooos!! ^3^

Selerkála dijo...

¿Verad? Estilosas y guapérrimas, juaz!
A mi la fuerza bruta sólo me sale en según que ocasiones...Y aquel día prefería retozar, como se demostró después ;P

Elessar dijo...

Tarde llegando que es gerundio ^^U

Findus!!!!!!!!, por fin voy ubicando todos vuestros blogs ^^U

Que peacho mereth, madre de diox, con esas canciones y lecturas curiosas :P

Pa la próxima hay que preparar algo ^^

Pillín :P