miércoles, 16 de abril de 2008

Heaven to Stairway

El río agita mi piel. Ella se hincha, crece con nuestro patetismo ¿Ha de acabar mi vida por Él? Se nos han acabado las señales, estoy algo aturdido por haber escuchado a mi Señor, ¡mi Dios me salvará ahora!

Ayer hablábamos de Stairway to Heaven, una canción prodigiosa y llena de matices, que casi es imposible de explicar, de abarcar, o hartarse de ella. Pues bien, ahora emerge la amante de la subcultura, y os cuenta la leyenda urbana que rodea a esta canción. Quedáos por un momento con una palabra: Backmasking.

Oh, nunca seré salvado, porque vivo con Satán. Sólo tengo un deseo para hoy: que todos recéis por aquel que vendrá tarde o temprano. Reza ahora y verás cómo el Señor me encendió, pero, oh, yo era un tonto desaliñado. Vestido en agonía, perdido en las alturas, no hay forma de escapar ¡ay de mí!

El guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page, era admirador como antes hemos visto del mundo fantástico. De todo lo que significase explorar más allá, mirar con el ojo del espíritu, desafiar las reglas impuestas en las creencias y en la experiencia espiritual.
De esta guisa, compró una casa que perteneció a Aleister Crowley, Boleskine House, sita a orillas del Lago Ness. Este gesto de excentricidad le pareció a la sociedad una seña de horror, una prueba de que Page era hereje, como Aleister, fundador de la corriente del Iluminismo Científico.

Aquí está mi dulce Satán. Aquel cuyo discreto camino me hará desfallecer, cuyo poder es Satán. Marcará a sus elegidos con el 666. Había un cobertizo donde solía hacernos sufrir, amargo Satán...

Una vez demonizado Page, los periódicos sensacionalistas no tardaron en decir multitud de barbaridades. Que si los miembros de Led Zeppelin practicaban ritos satánicos, que si sacrificaban a fans jóvenes o hacían orgías con menores, que si Stairway to Heaven había sido compuesta en la antigua casa de Aleister Crowley (derecha)... en fin... y ahora es cuando llega el backmasking.

La familia no escapará, pues me han ofrecido. Siempre será como hemos visto hasta ahora. "Veo ruinas" dijo él "¿Acaso me han ofrecido el mundo? ¿Quién deseó que mi Señor cayera?... Si pierdo mis plumas, ¡jura que me salvarás!"

La teoría de que algunas canciones esconden mensajes secretos, mensajes que nos animan a ser promíscuos, o a practicar el satanismo, o a comprar más discos... existe desde los años 70. Al fenómeno de 'codificar', como al de 'buscar y hallar' esos mensajes se lo denomina backmasking.
Muchos han querido ver mensajes de todo tipo en las canciones puestas al revés. Algunos grupos, incluso, han usado esta técnica para sorprender a sus fans, colando mensajes estilo '¡Enhorabuena! Has encontrado el mensaje secreto'.
Y, curiosamente, el supuesto backmasking más famoso de la historia del rock es el que pertenece a esta canción.

Y los débiles no pueden violar las leyes... Los débiles no pueden...

Pues toda la letra que estáis leyendo entre párrafos son las 'transcripciones' que los locos del backmasking hacen del Stairway to Heaven escuchado al revés. Como todas estas cosas, como todas las leyendas urbanas, están terriblemente cogidas con pinzas. Pero el pasaje más famoso (el tercer párrafo de esta transcripción, el que comienza con 'Aquí está mi dulce Satán' y he marcado en negrita) es el ejemplo mítico que se pone siempre al hablar de backmasking.

Caza cerca de la orilla, pues todos pueden verte desde aquí. Mira, estas son las noticias: a quien camina con silencioso abatimiento quizá no lo encuentren jamás. Soy pesado, elévame... Escucha por qué canto esto, aquí, opositor... oh...

¿Es real? Nada lo es, o todo lo es. Hay que ser escépticos con este tipo de cosas hasta el límite. Led Zeppelin se rió de lo absurdo del backmask de esta canción. Es más, ni siquiera el apunte de que fue escrita en la casa de Crowley es cierto. Fue compuesta en Headley Grange, Hampshire, el lugar elegido para retirarse de la banda, y para componer el conocido como Led Zeppelin IV o álbum sin título, lleno además de símbolos de tarot y de mística celta.
Hay que tener en cuenta que en aquellos años la revolución de la música era algo arrollador; los padres ultraconservadores no sabían cómo manejar a sus hijos rebeldes, que se dejaban las melenas largas y llevaban ropa desgastada tanto como ponían en entredicho la autoridad de los cánones obsoletos e incluso del gobierno opresor. Veían demonios por todas partes...

Aquel que debería enseñarnos, también debería hacer digno su espectáculo para que nosotros lo contemplemos. Los extraños, los enfermizos. Hay una oportunidad: asistir a su show. Sostén tu cabeza y escucha por qué cantamos esto, opositor...

Pero, como todas las teorías absurdas, también tiene un puntito de divertido. Y en este caso, de macabro o escalofriante. El párrafo en cuestión que invertido da aquella fórmula satánica es el más irregular de toda la canción, y muchos de sus versos están cantados con calzador. Incluso los conspiranoicos dicen que Plant nos advierte de este mensaje satánico al adelantarnos en la letra (al derecho, eso sí) que 'las palabras pueden tener más de un sentido'. Y la extraña muerte de John Bonham fue la guinda del pastel para toda esta 'leyenda negra'.

¿A quién pertenece esta tierra, construida en lo profundo?

Me quedo con lo curioso de escuchar un backmasking con la voz tan clara. Seguro que a los Led no les pareció gracioso en su momento, y menos cuando además les empezaron a encasquetar suicidios 'provocados por la canción'. Pero yo me reiría, ya con los años que tienen, e incluso cambiaría juguetonamente el 'Makes me wonder' por el 'And no wimp can do' XD

Os dejo con un vídeo del fragmento backmasked mítico, ¡a pasarlo bien! y a sentir un poco el yuyu que da oír una grabación al revés. Y hay otros muchos por la red, pero os pido que dejéis los de los Beatles para luego, que también pienso hacer un post sobre ellos...


Findûriel. La canción escuchada al revés sigue teniendo una mística preciosa en sus sonidos.
Otro día os hablaré de esta, que también es muy graciosa...

6 comentarios:

Narquelië dijo...

q bueno!!!!!!!1
aunque como ya te dije yo soy partidaria de que todo ha sido puro azar

Un besazoooo pesiosaaaaa

Celebnár dijo...

Un post muy interesante ^^ eso sí, no sé si soy yo, si es que eso va así y no lo he entendido (el inglés y yo, yo y el inglés) pero en el video no sonaba nada :'(

Mira que se aburre la gente. ¿y si nos ponemos a leer al revés todas las canciones de la STE? XDDDD ¡premio para el que encuentre un mal rollo de esos de palabro inglés que no se me queda! :P

:*******

Elphaba dijo...

Justamente estaba pensando eso, en lo que se aburren algunas personas, jejeje. Pero gracias a eso nos divertimos una barbaridad los demás.

Selerkála dijo...

Sí, sí, pero qué yuyu...

Si ya es jodido componer una canción buena, no imagino componer una canción buena del derecho qcon mensaje satánico del revés...¡joer, qué taleeeento!

3BU 4 ever!!

Namiau!

Altáriel dijo...

Robert Plant es un puñetero elfo.

Me han encantado la chanson y los dos posts. Eres una artistaza. Ahora nos queda ver Paul is Dead xDDDDD.

Mil besacos!!

(Ya sabes lo que toca este finde, ¿no? xDDDD)

Tindo Néodspearuwa dijo...

Plaaaaant ^¬^ Quién fuera como ese tío...

Tienes que hacer un post acerca de todo lo que es la presentación del disco en sí, sin título ni pistas acerca de los autores. ¿Has hecho la famosa prueba del espejo, con la imagen del Gandolfo de la linterna? Voto por "dragón" ;)

Gracias por esta entrada! ^3^