miércoles, 2 de julio de 2008

Por fin llegó la oscuridad

Uno de los RPG más emocionantes a los que he jugado nunca llega a su tercera entrega. Se trata de la saga de Diablo, que nos asalta por fin con el Diablo III.

Devoré el Diablo II con fruición (junto con el disco de expansión, que contenía el famoso nivel de la vaca que se abre con la Pata de Wirt), y me supo a poco. Ahora de esta nueva entrega espero más control sobre el ayudante (estilo Baldur's Gate pero con un solo compañero, porque esos grupos de seis que controlabas tú sola eran desesperantes y destrozaban la barra espaciadora), más cofrecitos y objetos dorados, más bichos espeluznantes y más mazmorras que explorar hasta la última piedra.

Dos nuevas clases (Bárbaro y Médico Brujo), reinos nuevos, más escritos del sabio Deckard Caín (qué majete cuando identifica gratis el jodío) y nuevos bichos como Muertos Vivientes, Khazra, Caminantes Nudosos o Cultores Oscuros.

Mientras baja de precio lo suficiente como para disfrutarlo sin trabas, os dejo con el tráiler cinemático, como siempre superior.


1 comentario:

Voltorine dijo...

Nada como el final del DIablo 1.
Que grande era el Diablo 1 y que final. Aun lo estoy flipando, quien iba a esperar eso.
Con el 2 tuve que actualizar mi ordenador y aun asi jugaba a trompicones (pantallazos) al final tuve que jugar varias veces con un ordenador nuevo.
A ver que tal este Diablo 3.