lunes, 1 de septiembre de 2008

Maus

Hace un par de días que lo vengo observando.

El primer día fue tan sólo un rumor, unos pasitos y un relámpago pardo. El segundo, la intuición de unas uñas diminutas. El tercero, la conformación de una sospecha en unos descuidados zigzagueos vacilantes de quien ha comido demasiado.

He comprobado que no estoy sola en la iglesia en los largos ratos de espera que suceden a veces en horas de despertarse o de hacer la digestión.

El otro día lo vi. Caminando casi a saltitos entre las patas de las sillas del presbiterio. El caso es que no pude decir nada, ni siquiera un tímido 'Eureka', porque estaba explicando los capiteles bestiales de la cabecera. Pero mis hipótesis eran ciertas.

En las excavaciones del siglo XI vive un ratoncito.

Un ratoncito de campo, diminuto, marrón, con el morro chatito y las patas rosadas. Un ratoncito que merodea por las sombras escalonadas tras el altar. Anteayer estuve contemplándolo, después de que decorasen la iglesia para la boda, cómo devoraba con fruición los restos de cera que habían pelado del borde del cirio pascual, abandonados a su suerte como pétalos marchitos en el suelo, pero sin duda una importante fuente de sebo para quien vive entre las piedras heladas de una iglesia.

Después de aquello, remoloneó un rato entre los lilium del centro floral frente a la mesa de altar, se acomodó entre las margaritas y se quedó inmóvil. Creo que se merecía una siesta después del atracón.

Lo he llamado Ignatz, a sugerencia de Nightmary. Espero que, si se enamora de mí, no lo demuestre tirándome un ladrillo.


Hoy he dejado unas miguitas de galleta frente a la rejilla por la que pasa de las excavaciones a la iglesia. Creí que las Nicolasas, que hoy han sido muchas, lo asustarían. Pero al volver para recolocar el cordón rojo junto al presbiterio, el banquete había desaparecido.

A ver si se deja fotografiar un día para que lo veais. Yo y mi debilidad por los roedores...

Findûriel

10 comentarios:

Selerkála dijo...

¡qué bien acompañada!
A lo mejor resulta todo un Stuard Little del románico, jajajajaa!

Cuidalo bien, eh? que seguro que es una monada de ratoncillo...

Un besico!

Celebnár dijo...

¡Pero qué monada!

Jo, a mi casa las únicas "mascotas" no invitadas que entran son hormigas... aunque una vez creo que se coló un ratón de campo (no llegó a dejarse ver) y por la reacción materna creo que fue un bicho sensato largándose en silencio :'(

:***

La loka Bruja del Este dijo...

Yo en los últimos meses ke estuve en casa de mi madre tenia uno suelto por la habitación muy chikitillo de color gris. XD no te asustes, mi madre vive en una plata baja con jardín y no es difícil ke te entre algún ratoncillo o cuqui alguna vez( hombre raro es porke teníamos 4 gatos).
Mi madre keria traer una de esas trampas ke los manda al otro barrio, pero le dije ke no, y me monte una trampa para poder cazarlo sin matarlo ni hacerle daño alguno, lo malo fue que una vez mas la fauna demuestra ser mas lista ke el humano, o por lo menos mas listo ke yo si lo fue el pequeñajo.
Nunca conseguí cazarlo, y encima antes de irme lo vi gordito y lozano(se comía la comida de mis trampas, y no me preguntéis como, porke todavía me lo pregunto) pasearse entre mis cajas de mudanza.

Taluekkkkkkk
Baya

flordesombra dijo...

mira que a mí los roedores no me molan, pero si están en estado agreste, como tu Ignatz... Bueno, son más tolerables.

Lo que he descubierto que me da mucho asco son las chinchillas. Son repugnantes!!!

PD: Será Ignatz un ratón piadoso?

Elphaba dijo...

Pobre gata loca.... ¿Sabías que el tatuaje que tiene Michael Stipe en la mano es el ladrillo que le tira Ignatz o Ignacio a la gata loca?

Findûriel dijo...

No, no lo sabía... juer... qué frikiiiiii
Por cierto: Krazy no tiene género, no se sabe si es gata o gato ^^

Elphaba dijo...

Bueno, yo me remito a los dibujitos animados, que tenían voz de mujer y que decían "gata", jejeje.

nightmarié dijo...

OH MY DOG!, esos dibujos eran un sacrilegio! Es como intentar hacer una versión Disney de Twin Peaks... je, je, pensándolo bien, esto sí que estaría gracioso...Siesquenopuedodejardetenergrandesideas. O como diría Juanjo Sáez: "No puedo parar de triunfar" (me encanta esta frase...)

Altáriel dijo...

So lovely...

Capitán Tindo Sparrow dijo...

Ignatz no!! Steve McQueen!!! Creo que fue la mayor aportación de House a la humanidad. Y mira que me gusta House xDD