viernes, 13 de noviembre de 2009

Una mirada general a las festividades judías (I)

Bueno, amiguitos, como estoy inmersa en este tema ya que tengo nuevo curro (en el Centro Didáctico de la Judería de Segovia), os voy a ir informando sobre las cosas que aprendo leyendo sobre el pueblo hebreo. Y lo primero va a ser una mirada sobre algo tan hermoso (a veces alegre y a veces triste) como las festividades en el mundo judío.

La primera aclaración a hacer es que los judíos no se rigen por el mismo calendario que nosotros. Su calendario es lunisolar, luego sus meses son diferentes a los nuestros, e incluso los años, ya que según la tradición judía se comienzan a contar los años desde el Génesis. Para ellos, el mundo comenzó un 7 de Octubre de hace 5769 años, y ese día corresponde al primer día de su año, el 1 de Tishrei. En los años bisiestos, los hebreos tienen 13 meses.
Es curioso que el mundo naciera en octubre, y que incluso un estudioso digan que nació un 22 de Octubre, como una servidora.
En fin, que me disperso. Además del hecho de los días y los meses, debemos tener en cuenta que 'los días' para los hebreos comienzan a la salida de tres estrellas, y no a la salida del sol. Por eso, las festividades se comienzan al anochecer del 'día anterior'. Cuando sale la tercera estrella, se enciende la luz de la januquia, por ejemplo.
Además, debéis prestar especial atención a la relación que tienen las festividades con la comida, siempre presente como símbolo de el espíritu y la religión. Y algo muy hermoso también es que no siempre las festividades son para alegrarse, sino también para reflexionar, estudiar e incluso sentir dolor por hechos pasados.

Dicho esto, voy a entrar en materia con las tres primeras fechas señaladas para la cultura judía, comenzando, cómo no, con el Año Nuevo.

ROSH HASHANÁ

Es el año nuevo judío (uno de los cuatro, pues los hebreos tienen cuatro años nuevos para diferentes propósitos, hablaré más adelante de ello).
Lo más característico de este día es el toque del shofar, que es un cuerno cuyo sonido llama a arrepentimiento, recogimiento y contrición. Podéis escuchar una muestra de toque de shofar aquí. El shofar debe ser de cabra, venado o similares, preferentemente rizado, y nunca de vaca o toro (pues el cuerno de los vacunos recibe el nombre de keren, luego no es un shofar). También se dice que los cuernos de bovino no son adecuados porque recuerdan el incidente del becerro de oro.
Por el sonido de este cuerno, que se toca 100 veces en esta festividad, también se llama al día Día de Teruá.


En este día, YHWH juzga a los hombres usando tres libros: el de los buenos (inscritos para permanecer en la tierra y tener buena ventura), el de los malos (que quedan registrados para recibir el fruto de sus acciones) y el de los que serán juzgados en el Iom Kippur.

Junto con el Iom Kippur, forman los Yamim Norahim (días terribles).
El saludo habitual es Shana torá (feliz año), y se comen ‘símbolos’ de lo que quieren que sea el año siguiente, normalmente cosas dulces y hermosas. Antiguamente, se tomaban manzanas con miel para celebrar el día y llamar a la buena ventura.

IOM KIPPUR

Es el día del Perdón para los judíos. Se celebra el 10 de tishrei. Es el día en que todos nos presentamos ante YHWH y nos perdona.
Si los males que hemos hecho ha sido a prójimos, debemos disculparnos ante ellos (más adelante hablaré del concepto de Teshuva).
En este día, por ser santo, no se puede trabajar ni llevar a cabo labores creativas. Es uno de los días del año en que se ayuna. El día anterior al ayuno se busca la perfección mediante la ingesta de comida ‘perfecta’, un ejemplo de ello son los panes redondos típicos de esta fiesta, semejando la perfección.

Se viste ropa blanca, incluso a veces un Kitel (similar a una mortaja), y también se toca el shofar.


Al igual que en el día de duelo de Tishá Be Av, se somete el cuerpo a las "cuatro aflicciones". A saber;
1. No se puede comer ni beber, ni humedecer la boca, ni lavar los dientes.
2. No se puede lavar el cuerpo. Cuando se lavan las manos, sólo deben lavarse los dedos.
3. No se pueden usar ungüentos ni jabones.
4. No se pueden usar zapatos de piel. No se pueden siquiera rozar hombres y mujeres.

En el rezo de la Sinagoga se lee una sección llamada el Yzkor, en homenaje a los antepasados y ascendientes fallecidos, durante la cual los que tengan padres vivos deben salir del edificio. El poder de la palabra es muy grande, y si por descuido pronunciaran una mínima parte de la oración, podrían llamar a la tragedia para con sus padres.

SUCCOT

En esta fiesta se recuerda la ‘cabaña de nubes’ en la que YHWH protegía a los hijos del pueblo de Israel después de que salieran de Egipto. Se celebra el 15 de Tishrei.

Se construyen cabañas en las que se desarrollará la vida familiar durante siete días. Las cabañas deben tener al menos tres paredes, y resistir el viento. Los niños son invitados a participar de la fiesta decorando las cabañas con adornos y pinturas. Se comerá, charlará y hará la vida familiar en las cabañas, que sólo se abandonarán una vez llegue el Shemini Hatzereb.

También se conforma el llamado Arba Minim (o Arat Minim), manojo ritual de frutos, con las cuatro especies:
- un fruto de citro (tiene forma de corazón, representa los pecados salidos del corazón)
- una rama de mirto (sus hojas tienen forma de ojos, representan los pecados que salen de los ojos)
- una rama de sauce de río (sus hojas tienen forma de labios, representan los pecados salidos de la boca)
- una rama de palmera (cuyas hojas comparten corazón, como las tribus del pueblo de Israel).

Este ramo se sacudirá en dirección a los cuatro puntos cardinales cerca del cofre de la Torá en la sinagoga.

Se saldrá de la cabaña en el Shemini Hatzereb, cuando se comienza a rezar por las lluvias. Un día después, en la fiesta llamada Simjá Torá, se sacarán los rollos de la Torá para bailar con ellos, celebrando la llegada de las lluvias. Es una fiesta muy divertida, e incluso se hacen cabalgatas, y es también gracioso ver a los rabbíes ya ancianos bailando con sus aprendices o abrazando los rollos de la Torá. Aquí tenéis un ejemplo.
Como están en presencia de rollos de la Torá, aunque les peguen unos achuchones y volteretas tremendos que hacen peligrar su integridad, los varones de más de ocho años deben llevar la cabeza cubierta por la kipá.

-------------------------------------------------------------------------------

Espero que os haya gustado el post, aunque está terriblemente resumido. Ya os iré contando más cositas hasta completar el calendario y más allá.

Findûriel

4 comentarios:

Estelwen Ancálimë dijo...

Me ha encantado esta entrada. La fiesta que más curiosa me ha parecido es la de Succot. Mira que ponerse a construir cabañas... desde luego, las fiestas judías son más divertida que las nuestras :-D Me pregunto si las familias modernas tendrán cabañas desmontables que plantar, porque hacer una cabaña nueva cada año debe ser un fastidio. Además, me pregunto qué harán con ellas una vez acaba la fiesta.
Espero con muchas ganas la continuación de esta entrada. ¡Muchas gracias por acercarnos un perdacito de Historia y de sabiduría! ^^

Findûriel dijo...

Eso me pregunto yo, si además en las grandes ciudades a los que no tienen jardín y viven en un piso les dejan alguna finca cerca de casa para hacerla (como hacemos por aquí con las peñas de las fiestas, o las casetas de las hermandades en Andalucía, por ejemplo). Supongo que serán modulares, y que esos módulos se podrán alquilar o comprar y almacenar. He visto que en los colegios hebreos de Madrid, Barcelona y Melilla lo celebran o en el patio del cole o yéndose al campo, pero dudo que hagan lo de las cabañas todos los días. Supongo que es más para comunidades ortodoxas.

Marta "Níniel" dijo...

Muy interesante la entrada, sí. Espero que continúes pronto con más datos, que son muy curiosos.

Una cosilla que he echado en falta es una traslación de la fecha a nuestro calendario, para orientarme un poco sobre cuándo cae cada una... por ejemplo, el día de año nuevo ¿cuándo es? O quizá es que no tenga una correspondencia directa y cada año corresponda a un día distinto, no sé :? Si el calendario es lunisolar, como el chino, pues tendría sentido sí.

De todos modos, esto daría para otra entrada. Me resultan super curiosos los calendarios que van con la luna y no con el sol, supongo que es la falta de costumbre.

En fin, ya nos irás contando más cosillas :D

Findûriel dijo...

El problema es ese, Nini, que cada año corresponde a una fecha distinta. Pero sí os voy a dar las fechas de 2009, para que os hagáis una idea:

ROSH HASHANÁ: comenzó al atardecer del 18, y abarcó el día 19 de septiembre.

IOM KIPPUR: 28 de Septiembre

SUCOT: comenzó el 3 de Octubre y se prolongó hasta el 9. Sheminí Hatzereb fue el 10, y la Simjá Torá el 11.

Hoy estamos a 21 de Jeshván, y hasta el 12 de Diciembre (25 de Kislev) no hay otra festividad, Hannukah...
...
...
No me resisto... ¡EL ARMADILLO DE HANNUKAH!

Findûriel, haciendo un armadillo de fieltro mentalmente para traerlo los días de Hannukah