sábado, 2 de junio de 2007

I Noche de luna llena

Anoche volví a casa tarde. Estuve cazando la luna llena.

De las 20:16 a las 2:16 teníamos esa misión, todos los segovianos. La ciudad temblaba, pintada en colores, estremecida en la música, complacida en los olores.

Si te acercas al Acueducto, la música hip-hop te juega en los tímpanos (llegué a ver gente bailando la versión hiphopera de ¡"David el Gnomo"! Ten cuidado no me pises si es que estás cogiendo setas, no sea que cometas una barbaridad...). Los ojos se te pierden en los enormes cubos, antes blancos, que se cubren con cuidado de gigantescos graffitis. La verdad es que hicieron un trabajo excelente, hasta los más viejos del lugar se quedaban asombrados. Y, en lo alto del cubo, el pincha. La Oficina de Información, abierta y dispuesta con programas del evento, originales y compactos.

Subes por la Calle Real, y en la Casa de los Picos te topas con la Ronda Segoviana. Llevan toda la noche recorriendo las calles, cantando, pidiendo, y bebiendo vino. Hay quien se asombra de cuán osadas pueden ser las coplillas, que les arrancan carcajadas como cantares de olla en ebullición. Si entras en la Casa, verás multitud de niños pintando (¡y pintándose!) un mural con el que convertir el patio en una explosión de colores. Hay una niñita que se ha pintado los vaqueros y mira el color extenderse, plácidamente, como un pequeño milagro nocturno. Miras el programa. Las actividades de serigrafía se están haciendo en el aula de Volumen, no en el patio...

Sigues caminando, y en la Alhóndiga hay una verdadera multitud. Un grupo de Senegal está haciendo a la gente cantar a la vez, mientras azotan sus djembés sin piedad. Dentro del edificio, exposiciones de Manos Unidas sobre África, y actividades solidarias. La escalera que baja al silo bota y levanta las manos, vivificada con la percusión y las voces.

En San Martín, descubres en las ventanas tipos ataviados con los trajes típicos, puertas de los palacios abiertas, la Ronda que baila y canta, el Museo de Arte Contemporáneo con una visita narrada más que atípica por un narrador y una actriz segovianos, y dentro del Torreón de Lozoya, blues y más blues. Primero, un trío de percusión, piano y batería. Después, piano y una voz prodigiosa. Puedes quedarte en el patio, envolviéndote con las notas hermosas y los ritmos pausados, o puedes ver la exposición Cabaret, con figuras y objetos del París de los años 20, mientras escuchas la música traspasar los corredores.

La escuela de dulzainas Agapito Marazuela te recibe al pie de la estatua de Juan Bravo, llenando la noche con sus cantos claros. Bailoteas en el suelo mientras el corazón te da brincos.

Pasas de largo del Salón, aunque oyes música y palmas. En la Plaza Mayor hay luces de discoteca, y tres DJ pinchando simultáneamente. Alternativa a las discotecas llenas de humo, no?

Pero es en el Alcázar donde mejor se ve la luna llena, el Alcázar abierto de par en par para recorrerlo de noche, como sólo lo vieran los reyes de antaño. Siempre se cierra al caer el sol, pero hoy es una noche distinta. Si subes a la torre, arriba te esperan los telescopios para mirar las estrellas, y la luna, que hoy brilla más. Te sientes Alfonso X por unos segundos, mirando las estrellas como él lo hiciera desde la fortaleza.

El vino de las doce bodegas que se ofrece en el patio ayuda a recuperar "la color". Ofrecen copas del evento, preciosas, por dos euros. Y, si quieres, puedes echarte unos cantes castellanos con Eliseo Parra, en el patio de Artillería, oyendo reverberar el claro almirez en la quilla del navío.

Vuelves, con el ánimo jubiloso, al Salón. Te topas por el camino con los participantes de la I Maratón de Libros, que vuelven, tras sus 42 kilómetros, sudorosos y satisfechos, y te preguntas si alguno ha llevado El Señor de los Anillos... En el parque hay música brasileña, y los chicos cantan y danzan por todo el parque. Te sientas un momento, respiras. Cantas bajito, se te mueven los pies. Y por la Puerta de la Luna desciende La Ronda, mientras que por la del Sol baja el grupo de folklore La Esteva. "Estos se van a encontrar en el centro y van a armar la de dios" te dices, y caminas con la Ronda hacia el encuentro. De hecho, los retos y las invitaciones dan lugar a una escena que bien pudiera haberse llevado a cabo en aquel lugar unos doscientos años antes. Segovia se mantiene joven y sin arrugas desde entonces, sabes que eso es lo que más gusta de ella. Danzando alrededor de los parterres, entonas La Cigüeña, hay quien levanta las faldas de las mozas, quien se grita y se chascarrillea, quien bebe en la bota de vino.
Y te golpea de súbito la música desde el escenario, una voz que arrastra las palabras, y el inconfundible scent de Tonino Carotone.

Sabes que ha habido muchas cosas más, pero tiempo, tiempo hay poco. Sabes que la Luna ha sido la misma para todo el mundo, estuviera en el pase de cortos, en la pista de baile o en el concierto flamenco de San Lorenzo. Y todo... por cero euros, y en una noche espléndida, para todas las edades y todos los gustos.

Segovia 2016. No Segovia, No Moon. Yo sólo quiero lunas como las de Segovia...

4 comentarios:

Marta dijo...

¡Qué buena pinta! Si llego a saberlo, me autoinvito ;)

Findûriel dijo...

Ayayay... he estado tan ocupada la última semana que incluso pensé que se me había pasado, que había sido la semana pasada... me enteré de que era ayer, pues AYER! Y menos mal...
Pero no te preocupes: este fin de semana hay Mercado Barroco en San Ildefonso, y durante todo el año hay cosas muy muy interesantes (como siempre, qué leches), pero estas para impulsar la candidatura Segovia 2016.
Ya os avisaré, si me entero, con tiempo, jijijiji...
Findus. A ver, la varianza se halla con los cuadrados de la diferencia del valor mínimo a la media aritmética... no, no era así...

Anónimo dijo...

Apoyad la candidatura de Segovia 2016 con vuestras opiniones, comentarios, sugerencias en este nuevo blog, exclusivamente diseñado para apoyar la candidatura:

http://todosconsegovia2016.blogspot.com

grupo b dijo...

Buenas.
La razón hace que el apoyo que anonimamente podamos realizar para promover que Segovia sea en 2016 capital cultural europea hace que aportemos todos nuestro granito de arena.
Saludos.
www.segovia2016.blogspot.com