sábado, 28 de agosto de 2010

Libelos de sangre (II)

Recomiendo, para entrar en materia, la lectura de la primera parte de este artículo. Sin ella, la comprensión de este segundo fragmento quedaría sesgada.

Las referencias más antiguas a casos de 'judíos asesinos de niños' o 'judíos ejecutando parodias de la Pasión' en España se las debemos a las Cantigas de Alfonso X 'El sabio'.


- Cantiga número VI. En ella, se nos relata el caso de un niño que poseía una voz prodigiosa. Con ella, honraba a la Vírgen entonando el Gaude Virgo María, para placer y gozo de los que lo escuchaban. Un 'malvado judío' se irrita por tal talento y lo rapta, matándolo de un hachazo y enterrándolo en la bodega de su casa.
La familia nota la ausencia del infante, buscándolo por toda la ciudad, incluso (casualmente) en la casa del judío. Al entrar, escuchan una dulce voz proveniente del sótano, donde el niño 'es despertado' por la Vírgen entonando el Gaude. A esto prosigue, siguiendo la costumbre, una matanza de judíos.

- Cantiga número XII: En esta se nos relata el milagro acaecido en Toledo, en el que la Vírgen habla, como una voz misteriosa que resuena en la catedral, contando que los judíos mataron a su hijo y que aún siguen haciendo mofa de ello en sus casas, donde crucifican imágenes de cera. Los toledanos irrumpen en la judería, hallando tal sacrilegio en los hogares, y matando a los responsables. La imagen de cera representada en las Cantigas es una miniatura, de tamaño de un niño, y con los rasgos suavizados.

Me da mucha rabia no encontrar las iluminaciones concretas de estas cantigas, pero seguramente en cualquier biblioteca tendrán la edición con ilustraciones :)

Comenzamos entonces este primer fragmento de la segunda parte, dedicada a los libelos españoles, con uno de los sucesos más famosos:

- 1250, Zaragoza. Las malas lenguas comentan que los judíos andan difundiendo una exención de impuestos en la aljama para quien se hiciera con un niño, con quien iban a renovar por Semana Santa la Pasión de Cristo. Mossé Albayhuzeto se fija en Dominguito del Val, cantor del coro de la vírgen, y consigue raptarlo para llevárselo a las autoridades de la judería.

Este niño, según la Passio Beate Dominici de Jerónimo de Blancas (1588), incluida en su Aragonensium Rerum Comentarii, estaba predestinado al sacrificio por las marcas divinas de santidad que mostró al nacer a modo de angioma: una corona en la cabeza (cum corona in capite) y una cruz en el brazo derecho (cruce in animo destro). Así, Albayhuzeto se convertiría en un instrumento de la Providencia. Por ello, se libraría de la condena.
Naturalmente, esta 'primera fuente' que nos habla de la leyenda es trescientos años más antigua que la 'historia de Dominguito', y no existe ninguna fuente anterior... Las actas de su Pasión datan del siglo XV, la iconografía de su sacrificio es del XVII, y su cofradía también es contemporánea. De hecho, el relato popular de esta pasión coincide con el clima inestable debido al asesinato de Pedro de Arbués (1485) a manos de sectores conversos radicales. 'Casualmente' también, se descubren tras un muro de la capilla de San Vicente de la Seo las reliquias del niño mártir, aunque no existen indicios escritos de cómo se identificaron.
A Pedro de Arbués y Dominguito se los representará juntos en el trascoro de la Seo, en los relieves de principios del XVIII (tercera fase), relatando en los mismos el martirio del niño y el papel de Inquisidor de Pedro de Arbués. Podemos encontrarlos también en una pechina de la iglesia de Sta Magdalena de Lécera (finales del XVII) y en un grupo escultórico de la segunda década del XVIII integrado en el retablo mayor de la Basílica del Pilar.

A Dominguito, siempre según el Aragonensium, se le somete a una parodia de juicio. Después de esta, se le flagelaría y crucificaría en una pared para posteriormente tirar el cuerpo al Pozo de San Lázaro, un remanso del Ebro. Como hemos visto en casos anteriores por Europa, no se hallaría el cuerpo... hasta el suceso de la capilla de San Vicente relatado más arriba. Hay versiones de la historia que comentan que antes de tirar el cadáver, los judíos lo mutilaron cortándole los pies y las manos (o la cabeza y los pies), que éstos fueron los restos arrojados al río (mientras sepultaban en secreto el resto) y que fueron unos aldeanos los que vieron luces sobre el pozo. La presencia de las reliquias en la propia Seo, en fuentes del XVIII, nos hablan de que sacaron el cuerpo de sus escondites y lo trasladaron allí, quedando 'accidentalmente emparedadas' las reliquias en una obra.

Se lo consideraría desde entonces el protector y patrón de los niños de la escolanía.

- 1294, Zaragoza. De nuevo se habla en la capital aragonesa de la desaparición de un niño cristiano, corriendo inmediatamente el rumor de que había sido asesinado por los judíos, quienes le habrían arrancado corazón e hígado para usarlos en rituales de magia. Los propios judíos investigan el caso, pero la población se impacienta. Cuando el clima de desasosiego ha llegado al punto de casi incendiar la aljama, se halla al niño en Calatayud [Baer, 1929]
Ese mismo año, en Biel, desaparece una niña pequeña. Los judíos de la localidad son encarcelados y se abre una investigación por parte de la corona [Baer, 1998]

- 1301, Barcelona. En la noche del 7 de febrero es descubierto el cadáver de un niño pequeño oculto en un puesto de una carnicería del call. Se convoca esa misma noche en la sinagoga un concejo extraordinario de notables, pues la comunidad judía percibe el hallazgo como una gran amenaza. Los responsables no levantan el cadáver, pero llaman al batlle y al veguer, como representantes del Rey en la ciudad. Éstos intervienen inmediatamente y ordenan la rápida inhumación del cuerpo, evitando así los rumores que podrían haberse extendido, dando lugar a la revuelta violenta de los cristianos. [Lourie 1986-1987]
Para quien no lo sepa, el batlle real era el juez en asuntos de estado, y el veguer era el juez departamental, amén de recaudador de impuestos del feudo.

- 1309, Palma de Mallorca. Se extiende un rumor contra los moradores del call, en el que se habla de que habían asesinado a un niño cristiano y lo habían arrojado a un pozo. En el mismo documento (fechado en Colliure el 27 de junio de ese año), el Rey Jaime II pide explicaciones acerca de los acontecimientos y solicita al obispo que castigue al sacerdote promotor de los rumores, haciendo referencia a unos sucesos similares que tuvieron lugar en Girona: similem ocasionem fecerant judei Gerunde de quodam puero cristiano et simila verba excitativa corda gentium adversos judeos [Pons, 1984]

- 1330, Valencia. Hallazgo de un niño muerto en una acequia de riego cerca del palacio real. Se acusa a los judíos de esta muerte, y los oficiales reales deben proteger la aljama para evitar ataques a la misma.

- 1435, Palma de Mallorca. Denuncia presentada por el converso Astruch Schilly en la que los acusados habrían llevado a cabo una parodia de la Pasión con un esclavo musulmán. No habían llegado a matarlo. El obispo Gil Sancho Muñoz hizo detener a los implicados, los puso a disposición de la autoridad civil y allí fueron sometidos a tormentos y condenados cuatro de ellos a la hoguera. El acusado de instigador estaba entre ellos, era rabino.
Debido a este hecho, hubo un impresionante cúmulo de conversiones repentinas, entre ellas las de los condenados que salvaron la vida. [Dameto et al. 1841]

- 1454, Valladolid. En una localidad próxima a la capital, los habitantes judíos fueron acusados de matar a un niño cristiano y quemar su corazón, mezclando las cenizas con vino y beber la poción. Espina nos relata este ritual asegurando que la finalidad del bebedizo era 'ponerse a salvo de las autoridades cristianas'. El cronista se lamenta también de lo dilatado del juicio del caso, y lo achaca a la naturaleza conversa de los jueces.

- 1468, Sepúlveda, Segovia. Se acusa a un grupo de judíos de, a instancias del rabino Salomón Pico, asesinar un niño cristiano. La intervención del obispo Juan Arias Dávila (descendiente de conversos) se saldó con 16 judíos arrestados, muchos de los cuales murieron ahorcados en Segovia. Los judíos que restaban en Sepúlveda fueron expulsados violentamente, pues sus vecinos, mal assegurados de los judíos que allá quedaban, mataron algunos, forçando a los restantes a salir de aquella tierra, arrancando de cuajo tan mala semilla (Diego de Colmenares, 'Historia de la insigne cibdad de Segovia).
En Sepúlveda también se crearía un culto al Santo niño de Sepúlveda.

---------------------------

El segundo caso más famoso de los Libelos de Sangre españoles es el del Santo niño de La Guardia, acaecido en 1490. Pero es el caso del que más documentación poseo, y da para un artículo en sí, así que la próxima entrega estará dedicada a este famoso caso.

Findûriel

5 comentarios:

Nicasia dijo...

Pues como siempre me quito el sombrero. Muy interesante, conozco bastante bien la historia del Santo niño de la Guardia. Pero seguro qe contigo me entero de algo que no conocía. Así que espero impaciente

Selerkála dijo...

Al igual que la primera parte, un post súuuper interesante.
da gusto leerte, hijamia! Y aprender cosas nuevas.^^

.

Alberto Zeal dijo...

Alucinante el trabajo que estás realizando con este serial de entradas, Findûriel. Por cierto, leyendo esta última, me he percatado de que varios de los sucesos que narras tienen lugar durante la denominada crisis de la Baja Edad Media, en la que se produjeron varios pogromos contra las aljamas judías. ¿He de suponer que algunos de esos asesinatos de niños pudieron producirse con la intención de incriminar a los judíos y provocar las sublevaciones populares contra ellos?

Findûriel dijo...

Of course, my horse. Nada más tienes que fijarte en los sucesos de Sepúlveda, y en otros narrados anteriormente en Europa donde los 'libelos' terminaban con juderías arrasadas por el fuego y matanzas indiscriminadas...
No olvidemos que la razón más poderosa para la expulsión de los judíos de Castilla fueron las fuertes prédicas que se sucedieron durante el anterior siglo, atemorizadas las masas porque los 'malvados judíos' habían escalado muchos puestos de poder...

Nicasia dijo...

Estas malvados judíos y su pasión por la escalada social y económica...