martes, 4 de enero de 2011

Hasta siempre, Pete


Hoy me he enterado, de una forma un tanto fortuita, de que ha muerto uno de mis actores favoritos, Pete Postlethwaite.

Este hombre versátil, camaleónico, calmo y desgarrador en sus interpretaciones, puede que sea una cara conocida, alguien que 'le suena' al gran público del cine. Para algunos no será ni siquiera eso. Pero para los amantes de este arte, seguramente sea muchísimo más.
Y es que aun en los papeles más secundarios, o más mediatizados, Pete siempre brilló con luz propia. La luz de un gigante silente, que brotaba de su seguridad interpretativa y de su fiabilidad como transmisor de emociones. Ese rostro historiado hasta la saciedad, con sus relieves y vanos, como la corteza de un gran olmo sabio, siempre me arrancaba una sonrisa. Lacrimosa muchas veces, porque este hombre sabía llegarnos al corazón como ningún otro.

Es imposible medir el impacto de su presencia en el mundo cinematográfico, así como en el mundo teatral. Miembro de la Royal Shakespeare, condecorado con la Order of the British Empire, definido por Spielberg como 'el mejor actor del mundo', respetado en el mundo interpretativo pero siempre un hombre sencillo, su profunda voz y su ceño adusto, así como su sonrisa, siempre hicieron brillar de un modo especial el celuloide.

Para la gran masa, se marcha el Giuseppe Conlon de 'En el nombre del padre'. Para mí, se marcha además el director de orquesta gruñón pero tierno de 'Tocando al viento', el capitán de 'El ultimo mohicano', el empresario de 'El beso de la serpiente', el fraile de 'Romeo+Juliet', el hombre que contaba verdades en 'The age of stupid', el Rey Lear...

Hasta siempre, Pete. Te echaré mucho de menos en este mundo, cada vez menos cabal, del séptimo arte.

3 comentarios:

Selerkála dijo...

Un actorazo, sin duda. A mi también me gustaba mucho. Recuerdo especialmente su papel en Romeo&Juliet, pero siempre lo admiraba con embeleso cuando aparecía en otras. Lo has descrito muy bien, era ese tipo de actor que realmente da vida a los personajes que interpreta, haciéndolos creíbles y llegando al espectador al que hace disfrutar.

En fin...Descanse en paz.

Alberto Zeal dijo...

Yo le recuerdo con especial cariño de Dragonheart. Siempre me gustó su fraile-poeta-guerrero y su hilarante manera de narrar la batalla entre Bowen y el dragón :P Sin duda alguna, era un actor que no pasaba nunca desapercibido, en buena medida gracias a su talento, su presencia y, como bien habéis dicho Seler y tú, por la facilidad que tenía de hacerte creer que él era el personaje que interpretaba. Descanse en paz.

Elphaba dijo...

Gran homenaje el tuyo al que me uno. Y muy propia la escena que has insertado de "Brassed off", pero que me encanta :)

Feliz año, por cierto!