sábado, 29 de diciembre de 2012

Navidades mallorquinas

Llegó el final del año, el remate, y aquí las cosas son iguales pero ligeramente diferentes.

Para comenzar diré que esto de tener un smial bastante numeroso en tu propia provincia es una maravilla. Aunque más o menos activos, se puede una embarcar en proyectos interesantes que llevar adelante con mucho entusiasmo.

El que nos ha ocupado en Navidades ha sido, indiscutiblemente, el estreno de "El hobbit: Un viaje inesperado". Asistimos al estreno el mismo día 14, en la última sesión del día, y todos sacamos algo que comentar del visionado. Es una pena que en Mallorca no haya llegado ninguna copia en V.O., ni tampoco se haya proyectado en 48fps, para poder verla tal y como se rodó. Pero sí comento que merece mucho la pena verla en 3D, aun con la sajada de precio, ya que se nota muchísimo que originariamente fue creada en ese sistema de imagen.

Los días 22 y 23 colaboramos en las Multijornadas Multifandom de Parabellum. Esta cafetería que se diversifica a través del warhammer, los juegos de cartas y los de tablero, es propiedad de unos amigos nuestros, y ha sido una maravilla poder invadirlos con nuestras propuestas. Hemos colaborado con gente tan interesante como nuestros amigos de Mallorca Fandom, una asociación de aficionados y profesionales de la fantasía y la ciencia ficción, o con la Asociación balear de amigos de las Bandas Sonoras (ABABS) que aprovecharon para descubrirnos todas las bandas sonoras que se han escrito sobre adaptaciones televisivas y cinematográficas de la obra de Tolkien.

Nosotros llevamos una mesa redonda, donde Xavier Real y yo hablamos de "El hobbit". La articulamos en dos partes pero colaboramos también entre nosotros, hablando primero sobre la génesis e historia de la novela (los Snergs, los hob-holes, los hobtrasgos, los exámenes en blanco...) y su repercusión en la cultura popular (literatura, arte, cine, música...). Esta segunda parte corrió a mi cargo y creo que se divirtieron bastante, con Xavi aprendieron un montón.

Tuvimos cena, quizshow (Guillem y yo nos llevamos el primer premio, compartido, el premio a la "mayor sagacidad"), música en vivo, danzas medievales, warhammer, presentación de libros... en fin, unas jornadas la mar de completas.


Sobre las fiestas en sí, ya hemos pasado Nochebuena y Navidad. La Nochebuena fue un poco bipolar, fue triste por ser la primera que paso lejos de mi familia, pero la verdad es que fue agradable pasarla en casa de mis cuñados.
Comenzamos cocinando algo que aportar a la cena, aunque luego nos encontráramos la mesa bien repleta. Hice unas empanadillas al horno (empiezan a ser ya marca de la casa) en dos variantes y, aunque hice más de treinta, ni una se volvió a casa. Fuimos a maitines, mi chico por devoción y yo por curiosidad. La Misa del Gallo en el pueblo de mi chico se celebra a las siete y media de la tarde, cosa que me pareció harto extraña, ya que siempre la vi en mi tierra a las doce de la noche. Me contaron un puñado de motivos, pero ninguno me convence por completo.

Al entrar, la iglesia estaba decorada con cientos de neules.


Y, ¿qué son les neules? Pues son unos círculos recortados en papel, muchos de ellos decorados en recorte con motivos religiosos o de la vida cotidiana. Parecía que en la iglesia estuviese nevando, o cayendo maná. Todos se hacen a mano, y los más elaborados se guardan de año en año en los canteros, para poder utilizarlos al siguiente.


 

Les neules están íntimamente relacionados con el Cant de la Sibil·la, manifestación folklórica y religiosa mallorquina que fue declarada recientemente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.
Se cuenta que, con la espada que porta la Sibil·la, cortaba las cuerdas que sujetan les neules al finalizar el canto. Estas neules estaban hechas de obleas, y los fieles asistentes podían entonces comérselas. Se piensa que, como se armaba tal revuelo en la iglesia por coger las obleas, se terminaron haciendo de papel.


El Cant de la Sibil·la era otra de las razones por las que quería asistir a la Misa del Gallo este año. Los documentos más antiguos sobre su celebración se remontan al siglo décimo. La Sibil·la, profetisa perteneciente a la mitología clásica, fue cristianizada en esta tradición. La vemos acudiendo al palacio de Herodes, donde pretende profetizar el fin del mundo. Como teme que Herodes la hiera o la mande matar en el proceso, se muestra temerosa al principio, con lo que el propio rey le ofrece su espada. Con la espada en alto, frente al rostro, se protege durante todo el canto.

"Al jorn del Judici / parrà el qui haurà feyt servici..."



Normalmente lo interpreta un niño de una escolanía, o una mujer sola. En el caso del pueblo de mi chico, el Port de Sóller, lo interpretaron una mujer y un hombre, con insertos musicales al órgano. Me gustó bastante, pero en años sucesivos quisiera escuchar el de Sóller o incluso el de Lluc.
Algo que me chocó bastante es que la gente aplaudiera después. En mi tierra no se aplaude en las iglesias.

Luego nos fuimos a cenar con la familia de mi chico. Una cena normal, divertida, tranquila y a la vez llena de anécdotas. Quedó clara la devoción de los mallorquines por la carne y el queso, y estuvimos viendo en Ib3 algunas piezas clásicas y típicas, como el propio Cant de la Sibil·la de la Catedral de Palma.


En Navidad descubrí que, además de encargarse de los arreglos florales de la iglesia, mi suegra también poseía una pequeña colección de neules que había colgados en casa. Normalmente se come lechona (cerdo asado) el día de Navidad, contrastando con nuestro cordero pascual o recental, pero en casa de mi suegra tienen la tradición trocada y la lechona es para Año Nuevo. Comimos opíparamente, de nuevo, y nos llevamos a los sobrinos al cine. Como no había podido desayunar esa mañana chocolate con churros, que es lo que desayunamos en mi tierra siempre, me consolé con un Laccao con fartons. Otra vez será.

En Nochevieja tenemos planes con los amigos y, en Año Nuevo, comida con la familia. Luego nos vamos a mi tierra, a ver la Cabalgata y a propiciar, de nuevo, las risas familiares a mi costa cuando, una vez más (y siempre) me toquen los premios de todos los Roscones de Reyes.

3 comentarios:

Morwaith dijo...

Un par de aclaraciones:
1- por mucho que quieran parte de los residentes del Puerto, el puerto de Sóller pertenece al t´
ermino de Sóller, por lo tanto, el pueblo es Sóller, no Puerto de Sóller.
Si en el 2014 consiguen su independencia, los del Puerto, y los de Berebassí, ya hablaremos.

2- segundo, el horario de maitines siempre ha sido por la noche, variable entre las 22:30- 23:00 - 24:00;
Debido a la escasez de sacerdotes en la zona (creo que actualmente hay dos a repartir entre Puerto de Sóller, Huerta, y Sóller (San Bartolomé), [ y antes:Biniaraix, Hospital y San Felip Neri, en los Sagrados Corazones se encargan los sacerdotes de la orden; actualmente sólo dos, y bastante mayores], los horarios de celebraciones son un tanto ... raros.
Pero vamos, te puedo asegurar que Matines siempre ha sido por la noche, y horarios de 19:00 son "raros".
Para raro, algo que no comentas de Sóller, la segunda fiesta de Navidad, San Esteban, 26 de Diciembre, este año, inusualmente no ha sido festivo en este pueblo.

Findûriel dijo...

El primer punto he de excusarme, me parecía demasiado sobrecargado ir diciendo cada dos por tres "el núcleo de población".

Sobre el segundo, puede ser que el cura tenga alergia a la medianoche o sea un hombre lobo, me seguirá pareciendo igual de raro. Ea.

Elphaba dijo...

Feliz año!