Posted by Findûriel in , | 21.11.07 2 comments
Puede que no escriba en unos cuantos días, porque me voy de Mereth a Sevilla, concretamente a esta mereth (yokatta!!), pero no podía dejar de hablar de este tema.

El 22 de diciembre se abrirá definitivamente la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona. El tramo que recorre Madrid-Segovia-Valladolid, que irá más tarde a lugares como Bilbao, Gijón o Santander, se ha inaugurado esta semana pasada, con aspavientos, celebraciones y confusiones.

La estación está situada en un paraje segoviano, a unos 3 km de mi casa, que se llama Juarrillos. La carretera no está preparada, así como tampoco prepararon cuando hicieron la AP61 un puente para los romeros de la ermita de Juarrillos, advocada a San Antonio de Padua. Tuvieron que hacer (mal) este puente unos meses después debido al peso de la tradición que tiene la Romería de Juarrillos el día de San Juan. Pero es una auténtica vergüenza cómo lo dejaron todo, el puente es estrechísimo y el camino lo revolvieron y se llena de barros a la mínima.

Como en todas las romerías, se camina. Se va al alba a la misa de San Antonio, con posterior comida y procesión a las cinco de la tarde, donde se canta su popular romance de los pajaritos. Algo muy peculiar de esta celebración es que en ella se bailan la Rueda y las Seguidillas (baile muy famoso porque con la vigorosidad de la danza y sus saltos era cuando los mozos podían ver los picos de las enaguas a las mozas) y que, seguidamente, tras una noche de celebración, el sol sale dando vueltas.

¿Habíais oído algo parecido? ;)

La historia de Juarrillos es bastante triste. Durante la Guerra Civil española al pueblo que ostentaba el nombre de Juarrillos desapareció debido a los constantes y cruentos bombardeos. Tanto, tanto, que no queda ni una mísera pared en pie. Sus habitantes fueron o aniquilados o emigrados a otros lugares. Tan sólo resiste la ermita, incólume y con sus leyendas mágicas y humildes, a la que nos acercamos de vez en cuando, bien de romería, bien a coger moras y perifollos.

Pero parece que Juarrillos, con toda su tradición y toda su triste historia, no es un nombre apropiado para una cochina estación de tren.


A alguien, no sabría decir quién, se le ha ocurrido que la estación se llame Guiomar, en recuerdo de una amante madrileña de Machado. Muchos segovianos nos preguntamos el por qué de esta decisión. Machado vivió en Segovia, y dio clases de francés, pero ¿Qué tenían de malo, por ejemplo: Blas Zambrano, Lecea, Colmenares, el Arcipreste o Quevedo, que al menos dedicaron unos sus vidas, otros sus líneas, a Segovia? ¿Qué tiene que ver una señora madrileña, por cierto bastante soberbia, prepotente y narcisista, con la tierra de Segovia, que ni vivía en esta ciudad?

¿Qué tiene de malo el humilde nombre de Juarrillos, el paraje donde se enclava la estación?

Ea, al final pasará lo que pasa muchas veces (y ojalá, pero qué pena): que los segovianos la seguiremos llamando la Estación de Juarrillos. Y a mucha honra, por cierto. A mucha honra.

2 comentarios:

Marta dijo...

Sólo un comentario: la línea Madrid-Segovia-Valladolid no es un tramo de la Madrid-Barcelona, ni mucho menos. Es una línea independiente y que se espera que en algún momento se continúe hasta Asturias/Galicia. La Madrid-Barceloa va mucho más al este, por Guadalajara y Zaragoza ;)

Por otro lado, y sin saber cuándo se hizo la AP61 (aunque creo que hace ya años), en la actualidad, los estudios de impacto ambiental son muy cuidados con las reposiciones de los caminos y, si está bien hecho, se debe considerar un apartado de "medio humano" que consideraría temas como fiestas y celebraciones populares.

Ya nos contarás si lo han hecho bien, guapa. Un besote

Cebadilla dijo...

Esto... mira que no me gusta corregir, y realmente si los responsables de hacer las cosas, lease politicuchos, hicieran las cosas bien, no tendría que decirte que eso de que la linea Madrid-Barcelona llegara el 22 de Diciembre... pues como que no, que ni la oleremos hasta el año que viene...
Por cierto, muy buen post, por que tienen que cambiarle el nombre? A los mandamases ya no se les entiende...

Bookmark Us

Facebook Favorites Twitter