Posted by Findûriel in | 30.6.07 5 comments
Este vídeo tiene el mérito de haber creado dos grandes frases:
- ¡Es una putha pathraña!
- ¡Ahora tírame el bacon, bastardo!

Posted by Findûriel in , , , | 26.6.07 4 comments
Una de mis cinco canciones favoritas (soy incapaz de elegir una sola, como me pasa en taaantas cosas...). La descubrí hará unos seis años, en esa época en que tenía facultad por la tarde y tenía la (insana) costumbre de escuchar la radio por la noche al menos hasta las cinco de la mañana...
se titula Vincent, y es de Don McLean.



Starry starry night Noche estrellada, estrellada
paint your palette blue and grey pinta tu paleta en azul y gris
look out on a summer's day una mirada a un día de verano
with eyes that know the darkness in my soul... con ojos que conocen la oscuridad de mi alma...
Shadows on the hills Sombras en las colinas
sketch the trees and the daffodils esbozan los árboles y los narcisos
catch the breeze and the winter chills atrapan la brisa y los escalofríos invernales
in colors on the snowy linen land. en colores de la tierra bordeada en nieve.

And now I understand Y ahora entiendo
what you tried to say to me lo que intentabas decirme
how you suffered for your sanity y cómo sufrías por tu cordura
how you tried to set them free... y cómo intentabas liberarlos...
They would not listen, they did not know how No te escucharían, no sabían cómo
perhaps they'll listen now... quizá lo hagan ahora...

Starry starry night Noche estrellada, estrellada
flaming flo'rs that brightly blaze llameantes flores que resplandecen prístinas
swirling clouds in violet haze enroscadas nubes en una bruma violeta
reflect in Vincent's eyes of China blue... reflejadas en los ojos azul China de Vincent... Colors changing hue colores que cambian de tono
morning fields of amber grain campos matutinos de grano ámbar
weathered faces lined in pain ajados rostros delineados en dolor
are soothed beneath the artist's loving hand. aliviados por la amorosa mano del artista.

And now I understand Y ahora entiendo
what you tried to say to me lo que intentabas decirme
how you suffered for your sanity y cómo sufrías por tu cordura
how you tried to set them free... y cómo intentabas liberarlos...
They would not listen, they did not know how No te escucharían, no sabían cómo
perhaps they'll listen now...
quizá lo hagan ahora...


For they could not love you Pues no pudieron amarte
but still your love was true y, aún así, tu amor era sincero
and when no hope was left in sight on that starry starry night, y cuando no quedaba esperanza en la noche estrellada, estrellada
you took your life as lovers often do; entregabas tu amor, como acostumbran a hacer los amantes;

But I could have told you, Vincent Pero pude haberte dicho, Vincent

this world was never meant for one as beautiful as you... que este mundo no estaba hecho para alguien tan hermoso como tú.


Starry starry night Noche estrellada, estrellada
portraits hung in empty halls retratos colgados en salas vacías
frameless heads on nameless walls informes cabezas y paredes sin nombre
with eyes that watch the world and can't forget... con ojos que miran el mundo y no pueden olvidar...
Like the strangers that you've met Como los extraños que conociste
the ragged men in ragged clothes los harapientos vestidos en harapos
the silver thorn of blooddy rose la plateada espina de la rosa ensangrentada
lie crushed and broken on the virgin snow. que yace astillada y rota en la nieve vírgen.



And now I think I know Y ahora creo que sé
what you tried to say to me qué intentabas decirme
how you suffered for your sanity y cómo sufrías por tu cordura
how you tried to set them free. y cómo tratabas de liberarlos.


They would not listen, they're not list'ning still, Ellos no escucharían, aún no lo hacen

perhaps they never will... Quizá jamás lo hagan...
Posted by Findûriel in , , | 25.6.07 3 comments
¿Que tienen en común los Hobbits, los Piratas y los Hombres Murciélago? No, no es que existiese en la Tierra Media un Bungo Thuringwethil Sparrow, que surcase los mares... el Brandivino... o los cielos...

Lo que tienen en común es esta canción. Me gustó desde el primer momento en que la escuché. El grupo, que desgraciadamente ya no existe (espero que lo reconsideren y vuelvan después del 'descanso') se llamaba Los Piratas. Esta canción en particular se titula Mi matadero clandestino.
No, no es un remake de La Matanza de Texas...

Bueno, ya tenemos el primer trozo de la incógnita. Si veis el vídeo, veréis aparecer de vez en cuando a Batman. ¿Por qué? ¿Un afán fetichista? (lo digo porque en esta infame peli Batman tiene... pezones...) ¿Una publicidad subliminal de Industrias Wayne? No, amiguitos, esta canción fue incluída en la OST de Batman y Robin, película que yo, personalmente, no recomiendo ni a mi peor enemigo, a pesar de actuar Tommy Lee Jones.

Y... ¿qué pintan los hobbits en todo esto? Muy sencillo, sólo tenéis que atender a las primeras frases...

Alguien debería inventar qué podemos hacer
con las cosas que no sirven para nada y que no podemos tirar
Mi matadero clandestino hace algo parecido...

¡Es todo un himno a los museos de mathom! Hay que adoptar a los Piratas para el Frente Kûduk...
Besos, Findûriel
Posted by Findûriel in , | 24.6.07 5 comments
No madrugaría tanto - si el sol fuera jornalero
No madrugaría tanto, que andaría más ligero...

Ya se está poniendo el sol - ya hacen sombra los terrones
y el bolsillo de los amos está dando tiritones...

Ya se está poniendo el sol - ya se debiera haber puesto
para el jornal que ganamos, no es menester tanto esfuerzo...

De segar de los secanos,
ya vienen los segadores de segar de los secanos,
de beber agua de aljibe, toda llena de gusanos.

De recoger la cebada,
venimos los segadores de recoger la cebada,
venimos a darle el voto al Marqués de la Calzada.

Lo que cuesta el trabajar,
si cuatro pillos supieran lo que cuesta el trabajar,
no abusarían del pobre ni tampoco del jornal.

De segar de la Losilla,
ya vienen los segadores de segar de la Losilla,
descalzos y sin un cuarto, e' quebraos de las costillas.

Se remaneció a un pastor,
la Vírgen San Salvadora se remaneció a un pastor
y en altas voces decía: CARNE Y VINO AL SEGADOR!

(Tradicional segoviana, recogida por el Nuevo Mester de Juglaría. No puedo evitar que se me salten las lágrimas cuando la escucho)

Día 29 de Junio, a las 21:45 horas, en la plaza de Medina del Campo de Segovia, el Nuevo Mester de Juglaría gratis, dentro de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro.

PD: como bien me ha recordado Finduilas, a mi también me encantan los poemas y canciones sobre los esforzados trabajadores de la tierra. Por eso, como añadido para celebrar que esta es la entrada 90 de mi blog, os dejo un regalito: es la versión musicada por Mocedades de 'El Niño Yuntero', un poema que me hace estremecer del gran gran gran olvidado Miguel Hernández.


Posted by Findûriel in , | 23.6.07 2 comments
Hace un tiempillo que Telecinco lleva a cabo una extraña votación para elegir 'las siete maravillas de España'. Además de bastante absurda, la votación es como todas las de la tele: parcial, injusta, insustancial y manipulable 100%.

En los monumentos a votar están: las murallas de Ávila y Lugo (que, junto a las de Segovia, son las tres murallas de España que conservan el trazado completo e intacto), el Parque Güell y la Sagrada Familia (que conocí hace poco, y me enamoraron), la Catedral de Burgos, el Monasterio de Guadalupe, las Cuevas de Altamira, la Mezquita de Córdoba, las Casas Colgadas de Cuenca, la Alhambra, la Catedral de Santiago, el Monasterio del Escorial (que a puntito estuvo de ser construido en mi ciudad!), la Universidad de Alcalá y el Palacio de Aranjuez (¿por qué Madrid tiene tres?¿será para asegurarse que sale alguna?), el Teatro Romano de Mérida, la Universidad de Salamanca, el Acueducto de Segovia, la Catedral de Sevilla, el Monasterio de Poblet, el Alcázar de Toledo (para mí, la elección más floja y extraña), la Lonja de la Seda de Valencia, la Aljafería de Zaragoza y el Puente de Vizcaya.

Lo que más me ha sorprendido no es la lista (ciertamente tendenciosa, según la cantidad de localidades y grandes monumentos que se han quedado fuera), sino la actitud tomada por muchos de los votantes en los mensajes al pie. Que si 'La catedral de Burgos fue construida y financiada por burgaleses, impulsados por el Burgalés Fernando III “El Santo”, mientras tanto el resto de burgaleses estaba liberando España de la invasión morisca.' como 'motivo del voto' (?), que si 'Parece ser que Burgos es el ombligo del mundo. Sois pretenciosos y alabanciosos. Pero qué os creís criticando a los demás y desprestigiando los otros monumentos? YO, desde luego, NO VISITARÉ BURGOS ESTE VERANO!', que si 'DICEN LAS LEYENDAS ANTIGUAS QUE EL ACUEDUCTO LO CONSTRUYÓ EL DIABLO EN UNA SOLA NOCHE Y LA CATEDRAL DE BURGOS LA CONSTRUYERON LOS ANGELES MIENTRAS LOS CASTELLANOS COMBATIAN PARA RECONQUIESTAR ESPAÑA' (sí, en mayúsculas)...

¿Cómo puede la gente picarse tanto en una cosa tan idiota? (y lo dice una integrista, ojo!)

Findûriel, que recomienda la visita a Segovia (proselitismoooo)
Posted by Findûriel in , | 22.6.07 4 comments
Bueno, robando con alevosía un semiverso de Antonio Machado (cuya estancia en Segovia celebramos este año, así como su pertenencia a la Universidad Popular de Segovia, su profesorado en el Mariano Quintanilla, y su ausencia de versos sobre mi ciudad), os hablaré de un fenómeno que parece plagar la historia de los edificios de la ciudad.

Me refiero a los rayos. En mi corta vida nunca he sabido de rayos asesinos en Segovia, ni de edificios dañados por su acción. Nunca les hemos tenido un especial miedo. Pero en siglos pasados causaron unos estragos curiosos en edificios históricos. Quizá la naturaleza quiso recordar su poder sobre pretensiones demasiado orgullosas sobre su orden. O a lo mejor nos castigaba por querer anteponer nuestras pretensiones a su poder... Porque el cielo es el cielo.

La Iglesia de San Esteban, románica del siglo XIII, una de las treinta iglesias románicas que llegó a tener la ciudad en aquel siglo, alza orgullosa la torre más alta de las iglesias románicas. Fue financiada por Carlos Falconi, hijo natural del Rey de Francia, a la vuelta de su peregrinación a Santiago de Compostela. En la actualidad la llamada por los segovianos 'torre del gallo' mide 53 metros de alto, pero fue más alta. Lo que pasa es que le cayó un rayo, con lo que hubo de ser rebajada. Aun así, sigue siendo la más alta, y es llamada 'La Reina de las torres bizantinas'

No es una reina, sino una Dama, la que sufrió también un percance con un rayo. La 'Dama de las Catedrales', así llamada por ser la más tardía de las catedrales góticas (y por su belleza y claridad): la Catedral de Segovia. Comenzó a construirse en 1525 (aunque conserva un atrio de 1470 de la antigua catedral), fue sufragada por los segovianos y su construcción abarcó más de cincuenta años. Es la catedral más alta de España, aunque hay truco: no es la más alta en estructura (es la de Sevilla) que, en la nave central, supera los 30 metros; es la más alta porque es la que más alto llega al estar construida por encima de los 1000 metros. Su torre, elevada como el orgullo de sus constructores, también fue alcanzada por un rayo, y rebajada después. Mide ahora 88 metros, pero la original, con chapitel de madera de haya americana, fue la más alta de España (más que la Giralda).

El tercero de los 'fritos' que os presento no es un edificio religioso, ni una torre. Se trata del Alcázar. Si nos situamos en el siglo XIII, nos encontraremos con el rey gallego Alfonso X 'El Sabio'. Este rey amó mucho la ciudad de Segovia y celebraba cortes en el Alcázar, en cuya fachada este situó su Gabinete de Astronomía. Una noche, observando el caótico firmamento y harto de anotar tantas proporciones matemáticas y tantas irregularidades asimétricas, se dice que exclamó algo como 'Si yo hubiera creado el firmamento, lo hubiera hecho más ordenado' (no sabemos si soltó '¡Carallo!' en esta frase). Se dice que el firmamento se enfadó, y aquella misma noche cayó un rayo en la habitación de su gabinete, con el consiguiente incendio. El Rey, atemorizado, cubrió la sala con techos policromados como el firmamento, y su esposa Violante colocó un cordón franciscano en las paredes, a modo de expiación. Otro rayo se cuenta que cayó en el Alcázar, sin consecuencias de daño estructural, cuando Don Álvaro de Luna fue ejecutado en Valladolid. El Rey Juan II, que estaba en el edificio, escuchó la severa voz del condestable en el estruendo del rayo...

Por lo visto, además del inigualable color del cielo de Segovia, tenemos que recordar sus rayos... ¡Y bien que los recuerdan en Guadalajara (México)! Por una extraña casualidad de la vida, la Vírgen de la Concepción donada a la ciudad de Zapopan (Tzapopantl) por fray Antonio de Segovia (fabricada en la ciudad) fue a parar a Guadalajara para salvar la ciudad de una epidemia. Pero al quedarse en aquella ciudad más de lo que debería, envió un rayo que mató al campanero y a un cura de la Iglesia de San Juan. Así que se apresuraron a devolverla a Zapopan...
Por cierto, tiene el mismo nombre que el Fray Antonio de Segovia que aconsejó a Alfonso X que se confesara y arrepintiera después de oír su famosa frase desde la capilla del Alcázar...

Rayos acompañaron la construcción legendaria del Acueducto, y el estruendo de las piedras se confundía con los truenos de tan terrible construcción por parte de la cohorte de diablillos del Demonio...
Y los antiguos pobladores del Neolítico de la provincia se colgaban al cuello las llamadas 'piedras del rayo', que se cree eran pulimentadas por la acción de los rayos, amuletos protectores...

Bueno, espero que no se descubra que Storm, de los X-Men, es realmente de Segovia. ¿Que no puede ser, porque pertenece a la raza negra, y por aquel entonces no había gente de esta raza en la ciudad? Hombre, todo el mundo que ha visto 'El Exorcista: el comienzo' sabe que Segovia es 'en realidad' Nairobi...
Posted by Findûriel in , | 21.6.07 No comments
IGN.com nos ofrece una visita virtual a la cocina del Número doce de Grimmauld Place aquí. Se nota que le hace falta un poco más de 'Molly' a la casita, está muy bien lograda, toda esa decadencia, el polvo, la planta muerta en el alféizar... ¡hasta la puerta a la sala de la caldera donde vive ese rastrero de Kreacher!

Echadle un vistazo, Pottermaniacas. Ya sólo nos quedan 29 días para leer el final de la sagaaaa... Aunque mi casa tenebrosa favorita, (de las no-tenebrosas, me quedo con The Burrow), sigue siendo The Shrieking Shack.


Posted by Findûriel in , | 20.6.07 3 comments
(...) El rumor del agua caliente más allá de la puerta le trajo esperanzas de entrar en calor. Frotó la toalla contra el cabello mojado, mientras observaba el reflejo de Remus en el espejo del baño. Lo vio encorvarse para comprobar la temperatura del agua, después desprenderse con pereza de la camisa, dejando la huesuda espalda al descubierto.
Tonks se detuvo, mirando con atención renovada. Podría haber contado cada vértebra sin necesidad de acercarse, podría haber enumerado cada costilla de aquel famélico cuerpo. Piel sobre huesos, se dijo. Hacía tan sólo cuatro días que pasara la luna llena.
Le embargó el familiar sentimiento de tristeza. Es como un chiquillo hambriento, pensó.
Lo que no podría haber contado eran las cicatrices. Tantas, que parecía mentira. Remus se observaba, como cada vez, en busca de nuevas compañeras en su piel. Tonks lo había visto en el pasado, a hurtadillas haciéndose la dormida, contar cada escara, cada surco, y fruncir el ceño al contemplar las más frescas… No es un niño, pensaba entonces, demasiado dolor lo acompaña.
Lo vio entrar en la ducha, y observó su silueta vacilante tras la cortina durante un rato. Después alcanzó los cuadrantes sobre la mesita, entre las camas. Anotó sus nombres y la hora de llegada en el registro de entrada, y vio que los habían relevado Kingsley y Hestia. Así que metió la mano bajo la almohada, consciente de lo que encontraría allí.
Con una sonrisa, extrajo una rana de chocolate de aquel escondite. Shacklebolt nunca dejaría de tratarla como una niña, pero ella no se ofendía. Le encantaban las ranas de chocolate.
Aún se relamía los dedos, vivificada por el dulce, cuando Remus salió del baño llevando los pantalones de su pijama. Sonrió con timidez, encorvándose avergonzado y cubriéndose con los brazos mientras señalaba con un pulgar la puerta abierta.
– El agua está encendida, para que no pierda el calor (...)
Posted by Findûriel in , | 19.6.07 8 comments
Indiscutiblemente... La verdad es que es la nana para moribundo más hermosa que haya oído jamás. Versión de Yulia Townsend.




Recuesta tu suave y cansada cabeza
La noche cae, has llegado al final de tu viaje.
Duerme ahora, y recuerda a aquellos que vinieron antes
Te están llamando, desde la orilla lejana.
¿Por qué sollozas? ¿Qué son esas lágrimas en tu rostro?
Pronto verás cómo tus miedos habrán pasado.
A salvo en mis brazos, tan sólo duermes...

¿Que puedes ver en el horizonte?
¿Por qué llaman las blancas gaviotas?
Más allá del mar una pálida luna se alza...
los barcos han llegado para llevarte a casa.

Y todo se volverá plateado cristal, la luz en el agua
Todas las almas en tránsito...

La esperanza se diluye en el mundo de la noche
Cayendo a través de las sombras,
más allá de la memoria y el tiempo
No digas que hemos llegado al final
Reclaman las blancas orillas,
tú y yo nos encontraremos de nuevo
Y estarás aquí, en mis brazos, tan sólo durmiendo...
¿Que puedes ver en el horizonte?
¿Por qué llaman las blancas gaviotas?
Más allá del mar una pálida luna se alza...
los barcos han llegado para llevarte a casa.

Y todo se volverá plateado cristal, la luz en el agua
Barcos grises que se pierden en el Oeste...
Posted by Findûriel in , | 18.6.07 3 comments
Sí, anguilas. Eels.
Adoro este grupo. Descubiertos por mi amiga Carmen (que anda por los Londres trabajando en el British Museum, la tía), hicieron amenos y muy soportables mis viajes diarios de cien kilómetros a la universidad.

El primer disco que escuché de ellos fue Electro-shock Blues, hasta la fecha, mi disco favorito3, después de Beautiful Freak y de Daisies of the Galaxy, y antes que Souljacker. Pero esta clasificación es alfabética, no os vayáis a pensar. Todos sus discos me gustan por igual (aún no le he hincado el diente a Blinking Lights and other Revelations, porque es un doble y es muy caro).

Quien escucha por primera vez a Eels normalmente se siente golpeado por la música tan extraña que hacen: ¡son los reyes del sampler! Encuentras en su música viejos y rayados vinilos, cajitas de música, cascabeles, coros sacados de la parte baja de un cajón de saldos, maracas, sonidos de cristales, de monedas al caer, de cubos de basura... en fin, de todo. Y todo a su alrededor se convierte en un circo macabro, en un glamouroso desfile de freaks.
Y en directo... ¡en directo son la bomba! (por lo que he podido ver en vídeos, nunca he tenido la fortuna de verlos en vivo). Muchos grupos se atan demasiado a las máquinas, y después en directo son una basura. Eels, definitivamente, NO está en ese grupo.

La canción pertenece al disco Electro-shock Blues, se llama Last Stop: This Town, y tiene dentro rasgueos sordos, una cajita de música, coros inciertos, repetitivas notas de viola y la voz peculiar de Mr. E, el cantante.
Y en el vídeo vemos la extraña clonación de Mr.E en una zanahoria. Nadie como los Eels para hacer cosas de estas...


Posted by Findûriel in | 17.6.07 2 comments
- Ahora podéis marcharos.
- Pero...
- ¡Me cargáis! ¿Puedo saber por qué mi nariz miráis?
- ¿Yo?
- ¿Os desagrada?
- Su excelencia, yo...
- ¿Es larga y afilada como un pico de oca?
- De no mirarla he tenido buen cuidado.
- ¿Y puedo saber por qué no la habéis mirado? ¿Os da asco? ¿Os da pena el color que tiene?
- Señor...
- ¿Su forma es obscena?
- De ningún modo...
- ¿A qué viene ese tono de desprecio? ¿Tal vez es muy grande para un mirón tan necio?
- Creo que es pequeña, muy pequeña... casi nada...
- ¿Cómo? ¡Qué afirmación insana! ¿Pequeña mi nariz?... ¡CUIDADO! ¡ES TREMENDA, ENORME! Gran soplamocos, engendro deforme... Estoy muy orgulloso de apéndice semejante. Una gran nariz es la mejor amante de un hombre afable, bueno, cortés, espiritual, liberal, valiente... ¡y yo soy tal cual! Al contrario que vos, estúpida escoria, deplorable patán. Pues la cara sin gloria que ahora busca mi mano sobre vuestro cuello está tan desnuda de gracia, de destello, de lirismo, de chispa, de color, de arresto, de suntuosidad... de nariz, en fin, ¡como esto que mi bota patea bajo vuestros riñones! Aviso a los guasones que se atrevan a burlarse del centro de mi cara.

(Edmond Rostand, Cyrano de Bergerac)
Posted by Findûriel in | 14.6.07 5 comments
Otra de mis colecciones absurdas es la de las Ofelias. No se trata de ninguna flor extraña, ni de nigún objeto estrafalario. Son textos que, a través de la historia de la literatura, han hablado del personaje Shakespeariano de Ofelia... Algunos fragmentos de los textos recogidos serían:

Inclinado a orillas de un arrollo, elévase un sauce (...) Allí se dirigió, adornada con caprichosas guirnaldas de ranúnculos, ortigas y velloritas (...) Allí trepaba por el pendiente ramaje para colgar su corona silvestre cuando una pérfida rama se desgajó y, junto con sus agrestes trofeos, vino a caer en el gimiente arrollo. A su alrededor se extendieron sus ropas y, como una náyade, la sostuvieron a flote durante un breve rato. Mientras, cantaba estrofas de antiguas rondas, como inconsciente de su propia desgracia, o como una criatura dotada por la Naturaleza para vivir en su propio elemento. Mas no podía esto prolongarse mucho, y los vestidos cargados con el peso de su bebida, arrastraron pronto a la infeliz a una muerte cenagosa, en medio de sus dulces cantos...

(William Shakespeare, Hamlet)

En las aguas profundas que acunan las estrellas
blanca y cándida, Ofelia flota como un gran lirio flota tan lentamente, recostada en sus velos...
Cuando tocan a muerte en el bosque lejano.

Hace ya miles de años que la pálida Ofelia
pasa, fantasma blanco, por el gran río negro;
más de mil años ya que su suave locura
murmura su tonada en el aire nocturno...(...)

(Arthur Rimbaud)

(...) Y el cielo por la tarde era como humo oscuro
y mantuvo pendiente por la noche la luz con las estrellas.
Pero amaneció pronto, para que así también
siguiera habiendo para ella mañana y tarde.

Cuando su cuerpo pálido se pudrió ya en el agua,
sucedió (muy despacio) que Dios poquito a poco la olvidó:
primero el rostro, luego las manos y por último el pelo.
Entonces fue carroña en ríos llenos de carroña.

(Bertold Brecht)

(...) Granos. Sembrados. Y el rojo sudor en la mitad del día.
Los amarillos vientos de los campos duermen silenciosos.
Ofelia quiere dormir, un pájaro se acerca.
Le abrigan, blancas, las alas de los cisnes.

Los párpados azules sombrean dulcemente
y entre el aire que brilla en las guadañas
sueña en el carmesí de algún abrazo
sueño eterno en su eterna sepultura. (...)

(Georg Heym)

La boca de una chica que había reposado largamente en un cañaveral
estaba muy roída.
Cuando se abrió el pecho, el esófago estaba muy agujereado.
Al final, en una glorieta debajo del diafragma
apareció un nido de ratas jóvenes.
Una de las pequeñuelas estaba muerta.

Las otras se nutrían de hígado y riñones,
bebían la sangre helada y habían
pasado allí una hermosa juventud.

Y hermosa y rápida les llegó también la muerte:
las tiraron a todas al agua.
¡Ah, cómo chillaban los tiernos hociquillos!

(Gottfried-Benn)
Posted by Findûriel in | 13.6.07 1 comment
Odio el márketing turístico... es tan interesante, pero tan terriblemente espeso...
Como no puedo perder más de quince segundos (mañana tengo el final de Mk, y no quiero echar a la basura los dos trimestres aprobadísimos, por la genial idea de la Evaluación Contínua de los bemoles) un memecillo... gracias a Deraka.

What Is Your Battle Cry?

Skulking over the hotel lobby, brandishing two hardened pitas, cometh Finduriel! And she gives a mighty bellow:

"By Odin's mighty spear, I will bend the enemy to my wicked will!"

Find out!
Enter username:
Are you a girl, or a guy ?

created by beatings : powered by monkeys



Bueno, esperaba que me saliese "Some days, some nights, some live some die in the way of the samurai", pero bueno ;)

Besillos, Findûs

Posted by Findûriel in , | 12.6.07 1 comment
(Spider Jerusalem) -En fin, que no se aprende periodismo en una escuela. Se aprende escribiendo, joder. Aprendes a convertir tu cerebro, pelotas y órganos reproductores en una máquina aterradora que apunte al planeta como una pistola de carne...

(Channon) - ¿Pistola de carne? ¿Y yo qué tengo? ¿Un útero de combate?

- Claro, ¿por qué no? (...)

- ¿Algún problema con las visitas? Tengo novio.

- Sí, claro, pero saca antes un bote de insonorizador del hacedor.

- ¿Crees que haremos tanto ruido por la noche?

- Cualquier ruido es malo.

- Oh, ¿por qué? Vamos...

- ¡Porque hace cuatro años que no follo! ¡Hace tanto que me da miedo! ¡Tengo tanta presión acumulada que a una mujer le haría un agujero tan grande como mi puño!

- No te cortas un pelo, ¿no? Además, piensa en la columna que podrías escribir. 'Mujer asesinada con lanzacohetes... expertos en balística desconcertados'(...)

- ¿Has oído a Dingo Baby Leclerc? Eso sí que es miseria.

- Mi padre me hablaba de él...

- ... Oh, Cristo... nunca me digas que soy viejo.

- ¿No desapareció hace quince años?

- Y un huevo desapareció. Fue encarcelado por entrar en residencias de ancianos y hacer exorcismos con los internos. Y resulta curioso, porque sé que su terapeuta se lo recomendó como alternativa a desenterrar muertos y follárselos...

(Warren Ellis-Darick Robertson, Transmetropolitan. ¡Te queremos, Spider!)

... Antes me encantaban los disturbios. Llevar ropa vieja de calle que pudiera resistir que te arrastraran por la acera, infectarme de algo bueno y contagioso, y salir a machacar polis. Era genial tener nueve años...
Posted by Findûriel in , , | 11.6.07 3 comments
Sí, amiguitos del metal... un nuevo género se abre paso en la escena musical. Nada de Death Metal, ni de Punk-rock, ni de Americana, ni de Flamenco-Jazz. Estoy hablando del Wizard Rock.

MTV dedicó hace poco un artículo a este fenómeno musical en franca expansión, cuyas bandas ostentan nombres como Harry and the Potters (los pioneros, hellyeah!), Draco and the Malfoys (la respuesta Slitheriana), The Whomping Willows, The Hermione Crookshanks Experience (con la friolera de ... un miembro, en concreto, una tal Hermione... que a veces se hace 'acompañar por su gato'), Owl Post, Nagini, Parselmouths, The Leaky Cauldrons, Ministry of Magic, Myrtles o The Greybacks.

Gente como Siriously Black cultivan el Wizard Rap, mientras que el punk adolescente de Harry and the Potters triunfa en las fiestas de fandom y de instituto. Los componentes de Texas band Talons & Tea Leaves claman por lo que ellos llaman "wizard angst": Mis padres no fueron asesinados por el señor oscuro, pero la gente lo relaciona con la angustia adolescente. Mientras tanto, el cantante de los Remus Lupins cultiva una especie de música de cantautor, con canciones como 'Ravenclaw Seeker'.

Muchos de ellos empezaron como bromas, pero el fenómeno se ha ido extendiendo hasta alcanzar cotas inimaginables. Ya existen los festivales de Wizardring Music (como el Wizard Rock), las concentraciones de fanáticos del fandom que los aclaman, y hasta hay formadas bandas profesionales, con sus vídeos musicales y todo (como los Switchblade Kittens) que están formadas por adultos, más o menos normales (¿?), y que tienen sus sellos de música mágica, como 'GryyfinClaw Productions'.

Amiguitos del metal, accio guitarras. Que los fandomitas de Potter clamen por salvar a Ginny Weasley en la Cámara de los Secretos con Harry and the Potters, mientras los Draco and the Malfoys claman 'Voldemort is awesome'. Dejemos a la Hermione Crookshanks Experience, que parece guiada sólo por las pelis en su 'I don't love you, Viktor Krum'. Entonemos juntos el '99 Death Eaters' o quejémonos de 'Yesterday's potions' mientras comemos el chocolate anti-dementor de The Remus Lupins (lo ofrecen en los conciertos, no es coña) para no soltar el moco con 'Remember Cedric'... Mientras los demás lo seguiremos mirando con ojos de besuguete, intentando desentrañar qué @#"*%$ pasa.

Lo más impresionante del fenómeno (además del hecho de que exista) es que su mayor patrocinador, su escenario más habitual, es el de las librerías y bibliotecas... tocan en las librerías y bibliotecas... la verdad es que me quedé pasmada...

Que dios nos coja confesaos...

Lo siento por las AlanRickmanitas, pero el vídeo me hizo muchísima gracia. The Remus Lupins cantan Snape Sucks (aunque adoro ese personaje, no deja de tener gracia la jodía canción)


Posted by Findûriel 10.6.07 No comments
(Jack Nicholson) - Antes... antes este era un país agradable. No sé qué es lo que le habrá pasado.
(Dennis Hopper) - Que todo el mundo tiene miedo, eso es lo que... ha pasado. No podemos entrar ni en un hotel de segunda. Y menos en un motel de segunda... Bueno, o sí. Creen que les vamos a degollar. Tienen miedo.
- No les dais miedo vosotros. Les da miedo lo que representáis para ellos.
- ¿Ah, sí? Lo que representamos para ellos es que necesitamos un buen pelado...
- No... lo que representáis para ellos es la Libertad.
- Y, ¿qué tiene de malo la libertad? Todo el mundo la quiere.
- Sí, desde luego, todo el mundo quiere ser libre, sí... pero una cosa es hablar de la libertad y otra muy diferente es serlo. Es... muy difícil ser libre cuando te compran y te venden en el mercado. Claro que, no les digas jamás que no son libres, porque entonces se dedicarán a matar y a mutilar para demostrarte que lo son. Sí, sí... están todo el día dale que dale y dale que dale con la libertad individual. Y ven un indivíduo libre, y se cagan de miedo.
- Pero el miedo no les hace huir.
- No. El miedo los hace peligrosos.

(Easy Rider, Dennis Hopper)
Gracias a Nightmary por su transcripción
Posted by Findûriel 9.6.07 No comments
I met a genius on the train he conocido en el tren a un genio
today
hoy
about 6 years old, de unos seis años
he sat beside me se sentó a mi lado
and as the train y mientras el tren
ran down along the coast avanzaba costa abajo y
we came to the ocean llegábamos al océano
and then he looked at me me miró
and said, y dijo
it's not pretty. no es bonito.



it was the first time I'd
era la primera vez que
realized me daba cuenta
that. de ello.
Charles Bukowski
Posted by Findûriel in | 8.6.07 5 comments
Me mandaron un trabajo, hace tres años, para "Literatura Angloirlandesa". Yo lo hice de Wilde. Como no me gusta lo convencional, esto es lo que se encontró la asombrada profesora en lugar de la biografía. Espero que os guste...
----------------------------------------
Oscar Fingal O’Flahertie Wills, más conocido como Oscar Wilde, vino al mundo en Dublín el 16 de octubre de 1856. Su madre, Jane Elgee, poetisa y gigante, lo encontró en la puerta de su residencia una noche sin estrellas, en un canasto de mimbre y con una estrella prendida en el cuello. Su padre, un gigante aristócrata, Sir William Wilde, que tenía propiedades de eficiente ocultista, pronosticó que Oscar sería una figura eminente. Desde entonces creció (y de qué manera), rodeado de ritos adivinatorios y sesiones de pintura poética. Sus dos grandes placeres de la infancia fueron los fértiles libros de Oriente que hojeaba su padre, y hundir las manos en los botes de pintura poética de su madre.

La adolescencia de Oscar transcurrió encerrado en los vetustos colegios y con los libros de las bibliotecas como más preciados compañeros. Pero un día todo eso cambió: en lo más alto de una estantería descubrió un libro de cultura griega. En una de las láminas del libro yacía el dibujo de la estatua de un dios griego, una estatua tan hermosa que quedó prendida en su recuerdo. Así que, en secreto, desprendió la lámina y se la guardó en el bolsillo. Desde entonces, su mayor deseo fue buscar aquella estatua: viajó a Grecia, a París y a Roma, pero en ningún sitio pudo encontrarla, y la lámina se fue haciendo vieja y perdiendo color, hasta que sólo podía adivinarse la suave fracción de un codo marmóreo.

Ya de vuelta en Londres una tarde, jugando con las pinturas de su madre, contempló la irisada mezcla entre sus dedos, y descubrió que podía expresar todo aquello que se le había negado. A través de la mixtura de colores se sintió más cerca del arte que en ninguna otra manera. Así que probó la pintura poética. Y aunque su madre no dejaba de alabar sus lienzos y mimar sus ocurrencias, Oscar no estaba del todo satisfecho. Y vino a su mente la estatua. Y las hadas lo tocaron la frente...

Todas las tardes desde aquel día, Oscar pintaba su cuerpo en esencias y colores, en bucles y formas, en plumas y escamas, y se iba a la calle principal con un hermoso baúl oriental. Allí encima se ponía en pie, y conformaba las más exóticas posturas y las más graciosas danzas, con lo que se sentía más pleno y hermoso que nunca. La gente, en un principio, pensó que era un loco. Algo más tarde, su veredicto cambió a excéntrico, exótico, y finalmente a genial. Así que, en poco tiempo, una multitud se reunía a los pies del baúl de Oscar, exhalando los más asombrados “¡oh!”s y los más adorables “¡ah!”s a cada ocurrencia, movimiento y ademán del pintado cuerpo. Cada día era una intriga de dominio público qué pintura exhibiría, qué nuevos elementos incluiría en su danza, o qué nuevas prendas agitaría al aire. Todos lo amaron entonces, y él se sintió pleno. Su nueva concepción del vivir lo llevó a círculos elegantes y países extraños, donde sus danzas aparecían incomprensiblemente hechizadoras.


Una tarde de verano conoció a una pequeña y encantadora sirena de cristal, de la que quedó gratamente prendado y con la que se casó un año después. Como fruto de su amor nacieron dos bellos peces de mil colores, que Oscar mimaba con infinita ternura, y para los que hubo de buscar un hermoso estanque. Así que compró una bella casa, adorable y exótica, cuyo jardín trasero poseía una fuente de agua cantarina. Durante el día los pequeños se entretenían con las melodías del agua y la penetrante voz de su madre al cepillar su cabello al sol. Y por la noche su padre, cuando llegaba a casa, les contaba historias. Y según salían de sus labios, las palabras y los alientos se transformaban en flores extrañas, de pétalos transparentes e irisados, que caían sobre las aguas y se diluían en la corriente. Para no perderlas, Oscar sostenía una hoja blanca entre sus manos mientras las palabras se hacían flores, y éstas quedaban prendidas en el papel. Oscar las prensaba con hojas del jardín, oscuro y extraño, lleno de maleza salvaje.

Así, según los cuentos crecían, el jardín iba quedando más despejado y descubría secretos antes ocultos. Un banco de mármol en una de las esquinas, un delicioso cenador en la opuesta, cinco figuras de ángeles en el suelo bajo la fuente... y estas nuevas presencias no hacían más que estimular la imaginación de Oscar, como un niño que desenvuelve regalos sin parar. Su público en la calle era cada vez más numeroso, e incluso alguna gente se decoraba ya la cara con pequeñas plumas, lunares o pícaros faunos. Y a la noche le aguardaban los ojillos brillantes de sus criaturas, hambrientos de fantasía. Lentamente, el jardín se había convertido en un lugar abierto desde el que contemplar las estrellas mientras relataba sus cuentos y los dejaba reposar entre las hojas de papel y las hojas de hierba.

Cuando los cuentos le llegaban ya a la rodilla, deshojando el jardín había descubierto una diminuta cancela que llevaba a un lugar oscuro y secreto, del que nadie le había hablado al venderle la casa. Así que una mañana en que los pequeños dormían y su esposa estaba de visita con los tritones del norte, presionó el pequeño pestillo y entró en el rincón oscuro. Las vallas estaban cubiertas por plantas trepadoras que no dejaban penetrar más que una débil luz, y en el centro crecía el árbol más extraño que hubiera visto jamás. Sus ramas de hojas oscuras caían y se enterraban en el suelo, pero entre ellas surgía un brazo, un brazo familiar. Lentamente y con el corazón en un puño, rasgándose la pintada piel con las espinas, azotándose al agitar los tallos, cegándose con el sudor y la sangre, y despellejándose la carne, arrancó las ramas del árbol. Y allí, muda, fría y altiva estaba la estatua. SU estatua. La mañana se hizo absoluta y se arrodilló a sus pies.

Desde entonces, no vivió para otra cosa que no fuese adorar aquel dios de piedra. Ungía sus pies en mirra, acariciaba su mármol con las más extrañas flores, besaba sus labios, y él permanecía allí, un hermoso testigo de la belleza. Se despreocupó de sus pinturas, y al acudir a su baúl, cuando se acordaba de acudir, iba ya sólamente pintado en sencillos colores. Sus filigranas y deliciosas posturas habían dejado paso a una mirada y unos ademanes de adoración de lo invisible. Y es que hasta encima de su baúl pensaba en su estatua, y la veía en sus sueños, y la acariciaba en el vacío. “No amaré otra cosa”, se dijo. Y así lo hizo desde entonces.

Una desgraciada tarde, en la que Oscar se había pintado de amarillo y exhibía un encarnado corazón roto en el pecho, ocurrió una terrible desgracia. El cielo se llenó de nubes repletas de cólera, y descargaron sobre su carne herida agua furiosa. Y ¡oh!, la pintura se fue escurriendo de la piel de Oscar, y sus vendas se despegaron. Y cuando las damas y los caballeros levantaron sus miradas de los paraguas y los abrigos que habían abierto con premura, sólo pudieron ver a un hombre tembloroso y sangrante, subido en un baúl destartalado, y completamente desnudo. El escándalo recorrió las calles, todos reclamaban su cabeza en pos del buen gusto, y se preguntaban dónde estaba el Óscar que ellos conocían. Él trató de decirles que era él mismo, les mostró las flores y las pinturas, pero ellos no lo creyeron. Fueron a su casa llevándolo en volandas, derribaron la puerta, desmantelaron las estanterías, reventaron la verja del jardín. Alguien descubrió la pequeña cancela, y corrió hacia la estatua.


Oscar así, fue declarado “no útil” por las Autoridades, ya que se había descubierto que no era un hombre multicolor, por lo tanto, nada notable. Lo llamaron farsante, estafador, y lo señalaron con el dedo. Así que lo montaron en un cohete pirotécnico y lo desterraron al Vacío exterior. La estatua fue declarada causante del declive, pero también vehículo de la revelación, así que se la encerró en el jardín bajo doce llaves, y se prohibió a nadie que volviera a comentar nada del suceso.

A Oscar sólo le había dado tiempo de coger un abrigo cuando se lo llevaron en tromba de su casa, un abrigo marrón muy viejo que solía usar cuando era más joven, pero que ahora le quedaba aún más grande, pues el Vacío exterior encoge. Pero el abrigo no le sirvió de mucho, ya que bajo él estaba desnudo y empapado, así que el frío lo visitó un día y le hundió su dedo esquelético en el corazón. El tiempo pasó, edades y edades, sin que nadie se apercibiera de él. Su esposa fue a visitarle una vez, y le contó que a sus pequeños se les habían caído las escamas de color y ahora eran simplemente plateados, y que se marchaban a través del río a vivir en el mar de oriente, con sus padres. Le entregó la llave de la casa. Desde entonces, vagó solo y helado durante tiempos inmemoriales.


Cierto día, una mano grande y fuerte surgió del vacío, lo tomó y lo arrojó en la tierra de nuevo. Oscar buscó refugio en las casas de sus antiguos amigos, pero éstos se limitaron a mirar por la ventana y echar el cerrojo. Rebuscando en sus bolsillos encontró los restos de la lámina de la estatua. Preguntó a la gente pero ésta parecía no comprenderle, les enseñó la lámina y lo ignoraron. Durante varios días vagó por las calles, bebiendo de las fuentes y comiendo de los árboles del pan que crecen en el parque del centro de la ciudad. Al fin encontró una puerta familiar, probó con la llave y abrió. Estaba de nuevo en casa.

Los salones y las habitaciones, la biblioteca y las salas, todos estaban vacíos y destartalados. Las cosas que no se habían podrido, habían sido vendidas y ahora estaban en casas ajenas, perdidas. Salió a su amado jardin, y la fuente ya no cantaba. Al mirarse en el reflejo verdoso del agua estancada, descubrió que su rostro ya no era el mismo. Los sufrimientos lo habían convertido en un monstruo. Se tapó los ojos con las manos y gritó, pero su voz tampoco era la misma.

A patadas liberó el agua de la fuente, a patadas destrozó el banco y el cenador, y a patadas también reventó la pequeña cancela. La cólera lo dominaba. Entró en el jardín oculto y descubrió que el musgo y los líquenes habían hecho presa de su pedazo de olvido. Pero la estatua seguía allí, inmaculada y pulida, brillante y despiadada. Tan hermosa. Se vio incapaz de hacer cualquier cosa que no desprendiese amor.

- Ya que yo te amé y tú me ignoraste, así en piedra se convertirá mi corazón, para que nunca más suceda -. Y se tendió a los pies de la estatua, y lentamente, el toque helado del frío lo convirtió en piedra.
Lo que sus ojos ya no pudieron ver fue que, al mismo tiempo en que se volvía gris y duro, la estatua cobraba vida lentamente, desde los pies hasta el cabello. Oscar cerró los ojos por última vez, mientras la estatua inhalaba su primera bocanada de aire.

Posted by Findûriel in | 7.6.07 No comments
He descubierto hoy este corto, una auténtica gozada visual, una sinfonía de fibras y decadencia... extraño, pero muy hermoso...

Fue nominado a los Oscar en 2003, y es de Tomek Baginski, animador polaco. Hay otros cortos suyos colgados en Youtube, recomiendo especialmente el humor negro de "Fallen Art" y el enigmático y cortísimo "Undo".
Posted by Findûriel in | 6.6.07 5 comments
Tres flautas susurraron en el frío, seguidas por las pisadas rotundas de las bailarinas, que hacían resonar las sonajas que llevaban en los tobillos. En el encantado minuto que siguió a esta brillante aparición, el suelo entre la puerta oriental y el estrado quedó cubierto por pétalos multicolores, que veían acentuado su olor profundo por el frío.
Los músicos caminaron tocando suavemente, mientras el palanquín dorado cubierto de sedas adamascadas avanzaba llevado por seis hombres. Ino se maravilló en el cuerpo de las sedas al aletear mientras el palanquín subía y bajaba. Imaginó cómo sería hacerse un vestido con aquellas vaporosas telas, cómo sería envolverse la cintura con los dorados hilos.
Al posarse en el suelo, el palanquín dejó escapar el repique de sus cascabeles. Primero la punta de un pie, luego un tobillo, y las telas más exquisitas enmarcando aquel pie blanco como un ave de las nieves. La doncella que apartó las cortinas con las manos estaba vestida deliciosamente y sujetaba un abanico blanco y rojo, con el símbolo del fuego pintado en el centro. Su rostro se cubría con una gasa blanca, que no dejaba entrever sino el brillo de unos ojos claros.
La danza que figuró su cuerpo, al ritmo de las notas sutiles de la orquesta, hizo babear al invitado. Alargaba sus dedos húmedos de grasa y saliva hacia la lejana muchacha, mientras ella inclinaba su rostro cubierto en gasa y trazaba deliciosos arcos con el abanico. Los leves golpes de los crótalos la hacían avanzar, provocando suspiros de admiración y exclamaciones de asombro. Los ojos de los presentes temblaban cuando algo más de muñeca, la sombra de una pequeña oreja, o las puntas de los pies blancos emergían de la vestimenta, que flotaba y se enroscaba al ritmo de la danza.

Subió los peldaños del estrado entrelazando pasos elegantes y delicados, al ritmo del lamento solitario de un único shakuhachi. Tres notas de arpa acompasaron su reverencia, y el rumor de las doncellas fue lo único que pudo oírse cuando la música se detuvo. Las acompañantes se apresuraron a arreglar los innumerables pliegues para que pudiera arrodillarse. El señor feudal intentó descender dignamente de su asiento, pero fue incapaz de contener el temblor ansioso de su cuerpo hinchado. Aunque nadie se rió al verlo trastabillar.
― Este es el presente que nuestra aldea le ofrece, Kaien-dono ― susurró satisfecha Tsunade, frotándose las manos. El señor feudal entregó su anillo a uno de sus ayudantes, mientras se acercaba con pasitos hambrientos hacia la joven. Tsunade lo tomó, satisfecha. Había conseguido lo deseado sin ningún percance.
Chôji no veía bien desde allí detrás. Se inclinó sobre las rodillas hacia un lado para poder ver más allá de la sombra de la Godaime. Los ojos del invitado estaban abiertos y temblorosos, y sus dedos se entrecerraban de ansia al tomar el delicado velo y alzarlo.
― Estoy a su servicio, mi señor.
Se inclinó hasta el suelo, postrada delante del señor feudal.
― Niña... ― susurró éste, con un tono perverso en la voz vacilante.
Ino tan sólo le respondió con una sonrisa inocente.
Posted by Findûriel in , , | 5.6.07 9 comments
Todo el mundo tiene su animal favorito. El mío, desde que puedo recordar, es el Jabalí. No me preguntéis por qué, y yo no os preguntaré por qué os gustan cosas tan dispares como los delfines o los caballos blancos, por qué apreciáis a los gatos y no a los hurones (los verdaderos caza-roedores domésticos primigenios, de la época prehistórica).

He ido recolectando mitos poco a poco de libros, legendarium, poemas y demás, sobre tan noble y feroz animal. He visto en persona los jabalíes de los bosques de la India y los europeos (aunque ambos en cautividad), y no pierdo la esperanza de ver por ahí algún facóquero o babirusa.

En estado salvaje, tan sólo puedo recordar el encuentro, un tanto extraño, con mi jabalí totémico, en un amanecer en que rozaba más el delirio de la falta de sueño que la plena consciencia. Tan sólo fue un parpadeo, escondido entre las hierbas y los matorrales, pero se me clavó a fuego.

Este gran sus scrofa aparece en las leyendas célticas. Es la montura de la diosa Arduinna, la personificación del bosque de Ardennes, en Francia. Un jabalí blanco era el objetivo que los héroes célticos se veían cazando, nada más y nada menos que su pasaporte al otro mundo. El celoso Fionn Mac Cumhaill niega la curación a Diarmuid Ua Duibhne, herido de muerte por un jabalí, por haberse casado con la mujer que le habían prometido a él. Más tarde moriría por pisar un colmillo de jabalí. En la leyenda de Tristán e Isolda, ella ve la muerte de su amado en un sueño sobre un gigantesco jabalí moribundo.
En el Mabinognion, Culhwch busca hacerse con la mano de su amada Olwen. El padre de Olwen, Ysbaddaden, es un colérico gigante que le encomienda una serie de peligrosos trabajos, el último de ellos es la casi imposible tarea de cortarle el pelo y afeitarle la barba. La única cosa cortante capaz de acabar con la barba era el cuerno de Ysgithyrwn, el jabalí más indomable de la tierra. Con él, y ayudado del peine y tijeras de Twrch Trwth (rey irlandés que se convirtió en un jabalí iracundo), consiguió la tarea encomendada.
Los famosos "torques" célticos provienen de la palabra "torc", que significa jabalí; aquí podemos encontrar la asociación con el enorme poder espiritual que se les atribuía. El jabalí era símbolo de fuerza en la batalla, de fiereza, pero también de fertilidad.

En la mitología nórdica, la diosa Freya monta al jabalí Hildesvini, mientras que su esposo Freyr monta a Gullimbursti. La propia Freya convierte a su protegido Ottar en un jabalí para ocultarlo de sus enemigos. Sæhrimnir era el jabalí cósmico matado y devorado todas las noches por los Æsir y los einherjar; el cocinero de los dioses, Andhrimnir, era responsable por la matanza y la preparación en el caldero mágico Eldhrimnir; luego que Sæhrimnir era comido, era revivido para proveer la comida del día siguiente. Heimdal, el dios de la luz, se alimentó durante su infancia de la sangre de mil jabalíes.

Las referencias en el mundo griego son más abundantes. Desde los famosos jabalíes de Erimanto y Calidón, hasta el jabalí que rasca el árbol de mirra del que nace Adonis, o el que, enviado por Artemisa, acabaría con la vida del mismo Adonis. Chrisaor, el gigante gemelo del pegaso (hijos de la medusa) era a veces representado como un jabalí alado, a semejanza de su hermano, un caballo alado. Sobre un jabalí inmolado (pobre T.T) juraban los atletas griegos que no harían trampas en los juegos olímpicos. Admeto consiguió ungir juntos en un mismo carro un jabalí y un león, con lo que logró la mano de Alcestis.

Los persas los veneraban como símbolo de fiereza en la batalla, tanto que llegaban a adoptar la partícula "boraz" (jabalí) en su nombre de guerra. Para los hindúes, el tercer avatar de Vishnu es Varaha, un jabalí. El jabalí interviene en la creación del mundo para los chinos, por eso es uno de los animales que conforman su horóscopo. Cabeza de jabalí tiene el Ao Ao de la mitología guaraní, que vive en los bosques y tiene la capacidad de reproducirse solo. Merlín, después de volverse loco tras ver la masacre de sus hombres, se refugia en el bosque de Caledonia, donde gana el don de la profecía y es visto corriendo con un lobo y un jabalí.Un jabalí es quien propicia el encuentro entre Melusina y Raimondín...

Bueno, y así hay muchos más. Hay que resaltar los reyes vikingos, irlandeses, nórdicos... que son matados por jabalíes legendarios (¡incluso en Tolkien hay un rey Eorlinga con tan noble muerte! Estrella de Faërie para quien lo encuentre). A los lectores de Juego de Tronos o a los fans de Miyazaki, o hasta de Kubo Tite, no hará falta decirles más sobre los jabalíes...

¡Incluso hay un rey Monikan en persia que muere en una cacería de jabalíes! ¿Será el destino?...

Findûriel, fan nombarwán del Cochino Jabalín. Imagináos lo que es para mi entrar en los bares y ver las cabezas disecadas, con gesto grotesco, de tan noble animal... ¿Por qué no ponen las de sus perros, o sus gatos? Así de cruel y horrible me parece a mí... Y lo único que odiaba de Asterix y Obelix era que se comieran a los pobres jabalíes...

Por cierto: Segovia, mitológicamente hablando, fue fundada por Hércules tras singular combate con un jabalí. Esta escena se reproduce en la Torre de Hércules de mi ciudad, y en el gigantesco Verraco que se conserva en el museo provincial, de la edad del hierro.
Posted by Findûriel in , | 4.6.07 5 comments
El folklore, según el diccionario de la RAE es:

(Del ingl. folklore)
1. m. Conjunto de creencias, costumbres, artesanías, etc., tradicionales de un pueblo.
2. m. Ciencia que estudia estas materias

La palabra en inglés, desmembrada, viene a significar "sabiduría del pueblo" (Folk+lore)
Señoras y señores, el folklore (me gusta la forma inglesa, las de folclore o folclor me dan un poco de dentera) es un método barato, más o menos sencillo y cercano para combatir la enfermedad llamada "globalización", para fomentar el crecimiento de la "identidad", y para convertir las experiencias lúdicas en recreaciones históricas sin necesidad de grandes infraestructuras. El folklore precisa de pocos recursos. Muchas veces con una cuchara, la voz y los pies, es suficiente.
A menudo nos encontramos embobados ante folklores lejanos y nos olvidamos de que en la puerta de al lado, en la calle, en los ojos de la gente de nuestra tierra, subyace un folklore propio e inimitable. No es malo el hecho de admirar los folklores ajenos, al contrario. Pero quizá por la vergüenza, quizá por el despiste, o por el poco interés por lo cotidiano, nos olvidamos del propio.
El folklore es un ente en peligro de extinción. En muchas regiones de España ya se ha perdido, y en otras, se ha transformado tanto con cruces de otras especies que su huella genética ha desaparecido. Y es la voz de nuestra propia garganta la que se quiebra, los pies de nuestra propia alegría los que se descalzan de alpargatas y medias de garbanzo, nuestras madreñes las que se rompen, nuestras castañuelas las que se callan.

¿Que se les hace indigesto? ¿Que no están acostumbrados a su peculiar sabor? Sepan que el folklore, para estómagos poco hechos al contacto, puede mezclarse con los más variopintos ingredientes que nos ofrece el mercado musical.
Pero siempre sin olvidar que toda la música, desde el rock hasta el techno, pasando por el death metal, toda viene de la primigenia raíz del Yggdrasil musical: el folklore.

Como muestra, un botón. Dedicado el enlace a Celebrinlas, porque este video me ha flipado... ¡Me encanta el rabel! ¡Adoro las gaitas! ¡Me vuelven loca! Con todos ustedes, el Dulcissima del Cantus Buranus de Corvus Corax. Celebrinlas dice que son Góticos, como ella es la que entiende, pues eso. Es que sacan chirimías y todo, y mi instrumento favorito del folklore: la Zanfona. Si pudiera aprender un instrumento, sería ese... Disfrutadlo.




Findûriel. Porque, como decía el grandísimo Agapito Marazuela, "el trigo también tiene su canto"
Posted by Findûriel in | 3.6.07 5 comments
Llevo todo el fin de semana maldita. De vez en cuando me pasa, y he aprendido a vivir con ello, pero no puedo dejar de maldecir mi propia maldición.

Desde que era muy, muy pequeña, he sufrido mucho con mi aparato digestivo. Los vómitos en posos de café eran ya para mí el pan nuestro de cada día. La visión de la sangre donde no debería estar (fuera de mi cuerpo) me acompañó siempre, y el maldito dolor que me doblaba aún ahora doblega mi testa de vez en cuando.

Sé que comportamientos como estos han dado con los huesos de más de uno en la desesperanza. Pero también este tipo de melancolía estomacal ha acompañado a personajes peculiares del mundo del arte.
La acidez (de carácter) de Charles Bukowski, por ejemplo, le vino dada muchas veces por los vómitos de sangre que le acompañaron toda su vida, hasta hacerle dar en hospitales de mala muerte que le obligaban a pagar las transfusiones. Eran las únicas ocasiones en que Hank llamaba a su padre, para pedirle dinero que le permitiera seguir viviendo. Convertía el dolor y la cólera en arte, en reacción sangrienta contra la sociedad, en risa, en maldiciones, en cigarrillos arrugados.

Kurt Cobain vomitaba constantemente, y su primer contacto con los estupefacientes vino dado por los dolores insoportables de su estómago. Había ocasiones en las que no soportaba ni siquiera el agua. Se quedó en los huesos más de una vez, y lo más triste es que al verlo allí, agazapado, asiéndose el estómago, vomitando aire e incluso llorando de dolor, había gente que lo ignoraba y despreciaba pensando que tenía el mono. Su reenganche en Alemania se produjo por esto, y la recaída en sus adicciones fue definitiva aquella vez. El dolor lo minaba hasta convertirlo en un melancólico crónico, que era incapaz de encontrar la alegría en ningún lugar del mundo.

El problema de Rimbaud fueron sus frecuentes diarreas, tan contaminadas de sangre que le provocaban repugnancia hacia sí mismo [Nota de Findus: os aseguro que la sangre que se expulsa por problemas de estómago es el peor olor que he encontrado en mi vida]. Escribió un poema llamado El angelote maldito en el que expresaba toda su repugnancia por aquellos episodios que lo azotaban en los momentos de mayor inspiración. Henry Miller sólo se alimentaba de comida precocinada cuando escribió Muerte de un Viajante, hecho que muchos estudiosos consideran crucial para la melancolía que desprende la obra. Y todos sabemos que la mejor medicina anti-dementor es el chocolate, para vencer la desesperanza y el miedo...

Hace tiempo leí (y creo que conservo, entre las montañas de papeles) un artículo sobre lo que se ha dado en llamar inteligencia estomacal. En él, se comentaba que las acciones, satisfacciones y dolores de nuestro estómago influyen decisivamente en los sentimientos, las capacidades y los deseos de nuestro cuerpo. Incluso el carácter se deforma, se desarrolla o se destruye a través de acciones de nuestro aparato digestivo, unido a la reacción que produce en la emisión de hormonas, endorfinas y demás. El autor se reía del hecho de que los sentimientos se situaran típicamente en el corazón, que es un simple músculo en movimiento involuntario que no influye para nada en el funcionamiento "sentimental" de nuestro cuerpo. En cambio, se obviaba el innegable efecto de una diarrea, una comilona o un rugido de estómago en los sentimientos, el carácter o incluso el amor.

Como no tengo el artículo a mano, recurriré al gran Diccionario del Diablo:

Digestión: Conversión de los alimentos en virtudes. Cuando el proceso es imperfecto, lo que se desarrollan son vicios, circunstancia por la cual aquel escritor perverso, Jeremiah Blenn, infiere que las damas son lasque más sufren dispepsia [Nota de Findûriel: también sufro de dispepsia].

Alma: (...) Acerca de la naturaleza del alma - sostiene el famoso autor de Diversiones Sanctorum -, el tema principal de discusión ha sido su ubicación en el cuerpo. Mi opinión es que se asienta en el abdomen; y esta creencia nos sirve para descubrir e interpretar una verdad hasta ahora incomprensible, a saber: que el glotón es el más devoto de los hombres. En las Sagradas Escrituras se dice de él que que "hace un dios de su barriga" y, siendo así, ¿cómo no iba a ser piadoso si lleva en su interior a la Deidad para renovar su fe? La prudencia y la verdad nos inclinan a pensar que el alma y el estómago forman una única Entidad Divina. (...) A la esencia inmaterial del alma la llamamos Apetito, y sobrevive a los estragos y la corrupción de la mortalidad para ser recompensada o castigada en el otro mundo, según se haya comportado cuando era de carne y hueso. El Apetito que clamaba groseramente por las insanas viandas del mercado barato y de los comedores públicos será arrojado al hambre eterna, mientras el que, con firmeza pero educadamente, insistió en que le dieran aves exquisitas, caviar, tortugas, anchoas, patés de foie gras y demás comestibles cristianos de similar calidad, seguirá hincando el diente espiritual en las almas de esos manjares por toda la eternidad (...).

Findûriel, recordando el sabor recurrente de la papilla de los tractos...

Bookmark Us

Facebook Favorites Twitter